UNA NUEVA CARRERA ESPACIAL

Despega el turismo espacial

Las personas interesadas en volar al espacio podrán hacerlo a partir de 2015 previo pago de unos 72.000 euros y la superación de unas pruebas físicas, según la compañía Space Expedition Corporation (SXC), que ha presentado en Barcelona su catálogo de viajes espaciales.

Viajeros especiales. Foto: EFE

La oferta de esta empresa, que compite con la del magnate Richard Branson, de Virgin, se diferencia de su competidor porque ofrece una experiencia espacial en la que sólo viajan el piloto y el cliente.  Unas doscientas personas de todo el mundo, cuatro de ellas españolas, ya han reservado una plaza para volar con la nave espacial.

 Unas 200 personas de todo el mundo ya han reservado su viaje

El primer español que experimentará la ingravidez con estas naves será Eduardo Lurueña, natural de Talavera de la Reina (Toledo), quien ganó este viaje tras participar en la competición Axe Apollo. Lurueña, maestro de artes marciales y campeón mundial de kung-fu en ocho ocasiones, superó con éxito las pruebas a las que se presentaron un millón de candidatos en todo el mundo y forma parte de un reducido grupo de 23 personas que podrán vivir esta experiencia. El primer español en viajar ha reconocido a Efe que esta experiencia supondrá “un punto de culminación” en su vida. A pesar de que los viajes estarán abiertos a la población civil, será necesario cumplir ciertos requisitos.

 Los requisitos

Para poder viajar al espacio hay que ser mayor de edad y superar con éxito los entrenamientos obligatorios en los que los candidatos tendrán que aguantar la sensación de hasta 3 Fuerzas G (3G) en sus cuerpos.

Sin embargo, la edad no tiene techo y los organizadores han reconocido que entre quienes ya han reservado plaza hay personas de más de 80 años. Según SXC, su nave espacial supone un avance con respecto a las de un solo uso, ya que tiene una vida útil estimada en unos 5.000 vuelos.

La aeronave se impulsa hasta alcanzar una velocidad cercana a tres veces la barrera del sonido y permanece unos cinco minutos en absoluta ingravidez

Otra de las innovaciones que presenta la nave de SXC es que, aunque por ahora despegará de la isla caribeña de Curazao, está preparada para poder despegar en cualquier aeropuerto comercial. La aeronave despega de una forma similar a la de un avión común y, al cabo de unos dos minutos, inicia un ascenso prácticamente vertical y se impulsa hasta alcanzar una velocidad cercana a 3 veces la barrera del sonido. La nave permanece durante un periodo de 5-6 minutos en absoluta ingravidez, cuando su trayectoria se sitúa entre los 90 y 103 kilómetros de altura.

En el descenso, las maniobras más complicadas aparecen cuando la aeronave llega a los 40 kilómetros de altitud, cuando empieza a planear y los tripulantes experimentan fuerzas cercanas a 4G durante un periodo que varía entre 20 y 30 segundos. En total, el recorrido tiene una duración de unos 60 minutos.

Los viajes espaciales no servirán solamente para que turistas espaciales puedan experimentar la sensación de ingravidez, sino que, según ha confirmado Van Hulten, se llevarán a cabo investigaciones científicas y prevén poder transportar en un futuro nanosatélites (satélites de dimensiones mucho más reducidas que los actuales).

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con:
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS