EFEtur EFEtur EFEtur EFEtur EFEtur Fiestas

Romerías, fiestas y tradiciones en Gran Canaria

Gran Canaria ofrece a lo largo de todo el año multitud de fiestas de interés, pero es tras la noche de San Juan, con la entrada del verano, cuando la isla da la bienvenida a sus celebraciones patronales más importantes.

  • <p>Una multitud se dispone a saltar al Charco, en La Aldea de San Nicolás. EFE/Quique Curbelo</p>

    Una multitud se dispone a saltar al Charco, en La Aldea de San Nicolás. EFE/Quique Curbelo

  • <p>Centenares de participantes en la fiesta de La Rama regresan a Agaete provistas de una rama de árbol. EFE/José Carlos Guerra</p>

    Centenares de participantes en la fiesta de La Rama regresan a Agaete provistas de una rama de árbol. EFE/José Carlos Guerra

  • <p>Un participante en las fiestas de El Charco, de La Aldea de San Nicolás, exhibe su pesca. EFE/Quique Curbelo.</p>

    Un participante en las fiestas de El Charco, de La Aldea de San Nicolás, exhibe su pesca. EFE/Quique Curbelo.

  • <p>Un grupo de romeros vestidos con trajes tradicionales bailan en Teror ante la basílica de la Virgen del Pino, patrona de Gran Canaria. EFE/Quique

    Un grupo de romeros vestidos con trajes tradicionales bailan en Teror ante la basílica de la Virgen del Pino, patrona de Gran Canaria. EFE/Quique Curbelo

  • <p>Detalle de la fiesta de La Rama, con los tradicionales " />

    Detalle de la fiesta de La Rama, con los tradicionales "papagüevos" (gigantes y cabezudos). EFE/José Carlos Guerra

<p>Una multitud se dispone a saltar al Charco, en La Aldea de San Nicolás. EFE/Quique Curbelo</p>
Centenares de participantes en la fiesta de La Rama regresan a Agaete provistas de una rama de árbol. EFE/José Carlos GuerraUn participante en las fiestas de El Charco, de La Aldea de San Nicolás, exhibe su pesca. EFE/Quique Curbelo.Un grupo de romeros vestidos con trajes tradicionales bailan en Teror ante la basílica de la Virgen del Pino, patrona de Gran Canaria. EFE/Quique CurbeloDetalle de la fiesta de La Rama, con los tradicionales "papagüevos" (gigantes y cabezudos). EFE/José Carlos Guerra

En estos festejos las tradiciones de la cultura local se combinan con las ganas de diversión de los canarios y de los visitantes que acuden a las fiestas.

La primera cita obligatoria del verano es el Festival Internacional de Folclore que se celebra en julio y agosto en Ingenio, donde representantes de varios países del mundo dan a conocer sus costumbres y tradiciones por medio de la danza, la música y la gastronomía. A esta festividad, que ha sido declarada Bien de Interés Turístico, se suman diversos actos culturales y jornadas formativas que se celebran en diversos puntos de la villa.

Miles de peregrinos acompañan a la Virgen del Pino caminando de regreso desde la catedral de Las Palmas de Gran Canaria a Teror, un acontecimiento que se celebra solo en las grandes ocasiones de la Iglesia. En este caso (2014), para festejar los cien años de la Virgen como patrona de la isla. EFE/Elvira Urquijo Álamo

Miles de peregrinos acompañan a la Virgen del Pino caminando de regreso desde la catedral de Las Palmas de Gran Canaria a Teror, un acontecimiento que se celebra solo en las grandes ocasiones de la Iglesia. En este caso (2014), para festejar los cien años de la Virgen como patrona de la isla. EFE/Elvira Urquijo Álamo 

Pero las fiestas de Gran Canaria son algo más que folclore y tradición. Son una mezcla de emoción, arraigo, cultura y magia que envuelven a sus ciudadanos. Por ejemplo, en el noroeste de la isla, concretamente en la villa marinera de Agaete, el día 4 de agosto se celebra la festividad de La Rama, en honor a Nuestra Señora de Las Nieves.

Ramas de pino para la lluvia

La Rama forma parte de la lista de Fiestas de Interés Turístico Nacional de España desde hace 42 años y es más que una tradición. Es un sentimiento que se inicia la noche del 3 al 4 de agosto, cuando miles de personas disfrutan bailando al son de la buena música alrededor del pueblo de Agaete, para luego sumarse a un ritual en el que miles de danzantes, acompañados por bandas de música y capitaneados por los papagüevos (como se conoce en la isla a los gigantes y cabezudos), bajan con sus ramas desde la parte alta del municipio hasta el santuario donde se encuentra la imagen de la Virgen de Las Nieves.

Se cree que esta tradición nació con los aborígenes canarios, que portaban ramas cortadas del pinar de Tamadaba hasta la costa, donde las agitaban contra el mar para pedir lluvias a las divinidades. De hecho, hoy en día los asistentes a esta festividad reivindican también la misma petición cantando frases como “¡Agüita, agüita que la rama está sequita!”.

Unos jóvenes disfrutan de la fiesta de La Rama, en Agate. EFE/José Carlos Guerra

Unos jóvenes disfrutan de la fiesta de La Rama, en Agate. EFE/José Carlos Guerra 

En la misma línea, la de recordar el antiguo rito que los aborígenes hacían para rogar lluvias, un bien escaso en las Islas Canarias, el barrio de Lomo Magullo, en Telde, acoge otra gran fiesta: La Traída del Agua (10 de agosto), a la que es casi obligado acudir vestido con las ropas típicas canarias y llevando una tinaja para portar agua.

Y es que, cuando comienza la traca de salida, todo vale y ya no se puede parar de disfrutar hasta el final del recorrido, durante el cual los asistentes van mojándose unos a otros con el agua que portan.

La fiesta de los pescadores

Otra festividad que rinde homenaje a antiguas tradiciones y oficios, en este caso el de los antiguos pescadores que faenaban en barcas a remo, se puede vivir en la localidad de Arinaga (en el municipio grancanario de Agüimes) gracias a La Vará del Pescao”, que tiene lugar el 29 de agosto y donde cientos de personas vestidas al uso de los antiguos pescadores (vaqueros y camisetas blancas) pasean acompañadas de barcas tradicionales donde se asan sardinas que se entregan a los asistentes. La música canaria está presente durante todo el trayecto, lo que invita al baile y la diversión.

Sin duda, la celebración más esperada por los grancanarios es la fiesta en honor a la Virgen del Pino, patrona de la isla, en Teror. De los actos programados, el más importante es la ofrenda-romería, que se celebra el 7 de septiembre, la víspera del Día del Pino, y a la que los 21 municipios de Gran Canaria acuden con carretas engaladas con lo mejor sus tradiciones.

Romería de las fiestas de la Virgen del Pino, en Teror, en la que todos los ayuntamientos de la isla hacen sus ofrendas a la patrona. EFE/Quique Curbelo

Romería de las fiestas de la Virgen del Pino, en Teror, en la que todos los ayuntamientos de la isla hacen sus ofrendas a la patrona. EFE/Quique Curbelo 

También son muchos los visitantes y feligreses que con gran fervor en estas fechas peregrinan desde diversos puntos de la isla hasta Teror para acudir a la Basílica de la Virgen del Pino, a encontrarse con su patrona.

Tras esta festividad, los amantes de la diversión pueden acudir a La Aldea de San Nicolás, donde el 11 de septiembre tiene lugar la multitudinaria Fiesta del Charco.

En ella, se revive la costumbre de los canarios de embarbascar, una técnica prehispánica de pesca que consistía en verter en el agua la savia de las tabaibas y los cardones con el fin de adormilar a los peces que habitaban en los charcos costeros.

Por ello, los que acuden a esta festividad, también Bien de Interés Turístico, tienen que aguardar hasta las cinco de la tarde a que suene un cohete para poder adentrarse todos a la vez en el charco (con ropa incluida) y pescar los peces que en ella se encuentran.

Las fiestas de la Aldea son todo un reclamo turístico y están envueltas en un halo de emoción que se hace palpable en la línea blanca trazada alrededor del charco, desde donde todos los asistentes han de esperar el momento de poder saltar al agua.

Celebraciones otoñales

Ya a finales de septiembre, se puede disfrutar de otras fiestas típicas como la Traída del Gofio y el Agua (en Agüimes), en la que los participantes recorren las calles desde Guayadeque hasta la plaza del Rosario tirándose gofio (harina tostada de trigo o maiz), o la Suelta del Perro Maldito (en el municipio de Valsequillo), un espectáculo que se realiza a medianoche el 28 de septiembre, en el que se mezclan acrobacias, zancos y efectos especiales, cuya finalidad es atrapar al personaje que representa al perro maldito, una especie de diablo.

Romería de las fiestas de la Virgen del Pino, en Teror. EFE/Quique Curbelo

Romería de las fiestas de la Virgen del Pino, en Teror. EFE/Quique Curbelo 

El primer domingo de octubre tiene lugar también en Gran Canaria la Fiesta de la Manzana en el municipio de Valleseco. En ella, los asistentes pueden disfrutar de un concurso de platos elaborados con esta fruta, degustaciones de sidra, feria de artesanía y una romería-ofrenda.

Casi durante todo el año se celebran romerías en los municipios y barrios de Gran Canaria, donde lo más importante, tanto para los locales como para los turistas, además de acudir vestidos con los trajes tradicionales, es disfrutar del buen ambiente que se genera en cada una de ellas, con la música y la gastronomía canarias como protagonistas.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS