PORTUGAL

Portugal, nuevo paraíso para los viajeros franceses

Atraídos por el sol, los bajos precios o la seguridad, Portugal se ha convertido en uno de los destinos predilectos de los franceses, que escogen suelo luso tanto para realizar sus inversiones como pasar sus vacaciones e incluso disfrutar de su jubilación.

Vista de Lisboa. EFE/Manuel De Almeida.

Esta tendencia, que comenzó a ser visible desde hace un par de años, hoy es obvia con apenas un paseo por alguna de las principales ciudades lusas, donde cada vez es más habitual escuchar conversaciones en francés.

Desde la Cámara de Comercio e Industria Luso-Francesa confirman este renovado interés, debido sobre todo “a la seguridad, la estabilidad y las favorables condiciones financieras” que ofrece el país.

Rumbo a Portugal

Así lo señaló a EFE su director general, Laurent Marionnet, quien considera que Portugal es actualmente “en una alternativa válida para la deslocalización francesa” ante la inestabilidad que se vive en el Norte de África y Medio Oriente, zonas que hasta ahora figuraban entre sus destinos favoritos.

Lisboa, de hecho, es uno de los mercados turísticos que ha captado una parte relevante de los visitantes que recibían países como Egipto o Túnez, ahora penalizados por la inseguridad.

Ya en el ámbito de la inversión, Portugal se ha beneficiado además de la mutación del mercado asiático, que, para Marionnet, “ya no presenta los mismos beneficios” que en el pasado.

“Los salarios aumentaron -en la región- y la distancia geográfica ya no permite la flexibilidad necesaria para responder de forma rápida a clientes cada vez más exigentes”, argumenta Marionnet, para quien las cerca de dos horas que separan París de Lisboa suponen uno de los principales atractivos para los inversores y los turistas.

Playa del tonel. Foto: Helio Ramos cedida por Turismo de Algarve.

Playa del tonel. Foto: Helio Ramos, cedida por Turismo de Algarve.

A esto se suma la creciente presencia de empresas de aviación de bajo coste que operan desde Oporto o Lisboa, y el nivel tanto de las infraestructuras como de la cualificación de los trabajadores, todos elementos destacados por el director general de la Cámara de Comercio.

Además, las medidas de apoyo a la inversión privada adoptadas por el anterior Gobierno portugués -de signo conservador- y aún en vigor influyeron igualmente en este nuevo éxodo.

Un destino con alicientes

Apostó por “flexibilizar las condiciones administrativas y fiscales para los inversores”, lo que se tradujo en una bajada de impuestos a los extranjeros que compren en suelo luso su segunda vivienda, entre otras ventajas.

El Ejecutivo luso favoreció la llegada de jubilados franceses, al implementar en 2013 una medida de exención fiscal para pensionistas de toda la Unión Europea que postuló al país como un oasis para este sector de la población.

Apodada en Portugal como “reforma dorada”, la medida confiere a los jubilados comunitarios una exención fiscal por una década, a condición de que éstos residan en suelo luso 183 días por año y no hayan tenido residencia fiscal portuguesa en los últimos 5 años.

Sólo en 2014, adquirieron residencia en Portugal 2.200 franceses, según datos de la Cámara de Comercio, un número bajo en comparación con los más de 25.000 nuevos ciudadanos llegados de Francia que se registrarán este año.

Este nuevo éxodo francés para Portugal también ha sido beneficioso en el ámbito turístico, ya que a pesar de no ser el primer país emisor en número de visitantes (posición ocupada por Reino Unido), Francia es el principal mercado en términos de ingresos, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

En el sector inmobiliario, Portugal ofrece oportunidades atractivas, en opinión de algunos expertos, debido a que los precios son inferiores a los de otros países y se espera que crezcan a medio plazo.

El momento dulce por el que pasan las relaciones luso-francesas se observa también en dos negocios de calado: la concesión de la gestora de aeropuertos al grupo Vinci a cambio de más de 3.000 millones de euros y la venta de Portugal Telecom a Altice, en una operación valorada en 7.400 millones de euros.

(1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Sector

SERVICIOS