TURISMO AGRICULTURA

Un viaje al patrimonio agrícola español con reconocimiento mundial

Los olivos milenarios del Sénia, la uva pasa de la Axarquía y la sal de Añana son las tres perlas de la agricultura española, que han sido reconocidas como patrimonio mundial agrícola de la ONU.

Vista aérea del Valle Salado de Añana. EFETUR/Cedida por FVS.

Son parte del legado agrícola español y además patrimonio mundial por salvaguardar paisajes con biodiversidad y apostar por su conservación dinámica y sostenible. Hablamos de los olivos milenarios de las tierras del Sénia, de la producción de uva pasa de la comarca de la Axarquía (Andalucía) y de la sal del valle salado de Añana (País Vasco).

Ellos tres son los únicos que cuentan en España con el reconocimiento de Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam), una figura creada por la ONU que les sirve además para dar un impulso a las pretensiones turísticas de los municipios en los que se hallan.

Los últimos en conseguir el reconocimiento, hace tan sólo unas semanas, son los más de 5.0000 olivos milenarios que se extienden por el término municipal de 27 pueblos en la zona de confluencia de Castellón, Tarragona y Teruel.

Patrimonio único en el mundo

El presidente de la mancomunidad de la Taula del Sénia, Iván Sánchez, asegura que se trata de un patrimonio único en el mundo y con la peculiaridad de que la mayoría de estos olivos sigue en producción, es decir, se les recoge la aceituna cada año para obtener un aceite de oliva también único: el de las olivas de la variedad “farga”.

Los olivos, que llaman la atención por sus troncos y raíces en las que no cabe duda su origen milenario, pueden visitarse “motu proprio” o bien mediante una visita guiada para contemplarlos. Se incluyen visitas a cooperativas oleícolas donde además se puede degustar este aceite de oliva, con mucha historia.

Uno de los olivos milenarios con paneles informativos explicativos. EFETUR/Cedida por Diputación de Castellón.

3.000 personas han participado ya de estas visitas en 2018 y Sánchez confía en que las cifras aumenten en 2019 gracias a ese reconocimiento mundial. Para ello, quieren elaborar paquetes turísticos en los que la gastronomía, las visitas a los olivos y los alojamientos en casas rurales de la zona ofrezcan una experiencia única.

Lejos de allí se encuentra el Valle Salado de Salinas de Añana (Álava) donde desde hace más de 7.000 años sus habitantes se afanan a diario en la producción de sal. Las salinas son el resultado del aprovechamiento de los manantiales de agua salada para obtener este condimento.

La belleza de las salinas se puede contemplar gracias a visitas turísticas que recorren la arquitectura y biodiversidad de esta zona

La belleza de esas salinas es tal que cuenta con visitas turísticas y es posible realizar un recorrido general para conocer su historia, arquitectura, arqueología y su biodiversidad, que incluye también poder catar la sal o beneficiarse de los efectos terapéuticos del agua salada. De abril a octubre esta visita incluye la posibilidad de disfrutar de un spa salino al aire libre.

Hay nuevas rutas que no se centran tanto en las labores de producción de sal sino que se adentra en el manantial de Santa Engracia, que abastece a toda la explotación mediante un sistema de canales de madera que reparte la salmuera por gravedad por todas las salinas.

Los precios pueden oscilar desde los 4 euros por persona, si se opta por un visionar un vídeo de realidad virtual, a los 8,5 euros/persona para visitar los manantiales o para hacer un recorrido por el valle con cata incluida.

Las pasas de la Axarquía

En el sur peninsular se encuentra el tercer Sipam de la agricultura española: el cultivo de la uva pasa malagueña, que se trabaja en municipios de la Axarquía, especialmente Almáchar.

Es una actividad que actualmente supone el sustento económico para 2.000 familias y cuyo reconocimiento mundial le ha servido para impulsar su imagen.

Imagen aérea de paseros en Almáchar. EFETUR/Cedida Mancomunidad Costa del Sol-Axarquía

Imagen aérea de paseros en Almáchar. EFETUR/Cedida Mancomunidad Costa del Sol-Axarquía

La belleza de las hileras de los paseros son un argumento más que suficiente para potenciar su atractivo turístico, sin olvidar la importancia que tiene impregnarse de todo ese proceso de elaboración de la pasa, que procede de la uva moscatel secada al sol de una forma natural.

Desde la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía destacan que ya han surgido rutas turísticas que incluyen visitas a municipios en los que se proyectan actividades como visitas al Museo de la Pasa de Almáchar, catas o incluso cenas con productos autóctonos.

Los tres paisajes están más vivos que nunca, con muchos años de tradición a sus espaldas y con un futuro prometedor que queda muy abierto al turismo.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS