Pueblos con encanto

A la sombra de París

La capital francesa deslumbra al viajero con su fascinante oferta patrimonial, gastronómica y de ocio. Algunos turistas consiguen sacar un hueco para alguna excursión a la región para visitar lugares como el Palacio de Versalles. Pero hay rincones, tan bellos como algo menos conocidos, que viven a la sombra de este colosal destino.

Imagen de Barbizon. Foto: cedida por Turismo de Francia.

Uno de los espacios de este tipo donde no llegan demasiados turistas es Auvers-sur-Oise, una pequeña villa merecedora del sobrenombre de ciudad de artistas, a unos 50 kilómetros del centro de París, en la que viven 7.000 habitantes.

Entre los consejos para los viajeros, dejarse llevar por el espíritu de los artistas que han visitado y se han inspirado en esta ciudad. Se puede descuburir de forma metódica con el recorrido-espectáculo “Viaje en el tiempo de los Impresionistas“, un itinerario sobre los pasos de los grandes maestros de la pintura que han marcado la historia de este pueblo, desde  Daubigny, Pissarro, Cézanne, Monet al archiconocido Van Gogh. Disponible en nueve idiomas, el viajero puede viajar a su época gracias a la proyección y a la puesta en movimiento de casi 500 pinturas y decorados. 

Otros lugares para no perderse en esta ciudad, el parque, la iglesia de Nôtre Dame o las espectaculares vistas desde el cementerio. Para una parada gastronómica, uno de los lugares con más puntuación por parte de los viajeros es la taberna Van Gogh, donde el pintor solía reunirse con sus amigos y que ofrece cocina francesa a unos precios no demasiado elevados.

Imagen de Barbizón. Foto: cedida por Turismo de Francia.

Imagen de Barbizón. Foto: cedida por Turismo de Francia.

Uno de los bosques de París

También a una distancia de algo menos de 50 kilómetros de París se encuentra otra de las paradas que proponemos, una ciudad de relax en las inmediaciones del fabuloso bosque de Fontanibleu que también descubrieron los pintores, sobre todo realistas. Se trata de Barbizon.

Merece la pena perderse por los senderos del bosque y descubrir todos sus rincones. Sobre el asfalto, en la calle principal está el antiguo albergue de Ganne, que fue hogar de célebres pintores. Otras visitas, la del taller de Rousseau o la de Millet. Aún sigue atrayendo a multitud de artistas, por lo que el viajero puede visitar galerías y algunos talleres. La animación de este pueblo sorprenderá al viajero, que también puede adentrarse en la vida local y quedarse a dormir en Barbizon. La Suite Barbizon es una de las opciones que más han gustado a los usuarios del portal TripAdivsor, por sus instalaciones, su jardín y sus servicios de descanso. La oferta gastronómica es variada y para todos los bolsillos.

Cada día, miles de turistas se llevan en sus cámaras y móviles la imagen de la catedral de Notre Dame de París, una de las postales más representativas de la ciudad. Pues a unos 20 kilómetros al norte del centro de la capital gala está Seine Saint-Denis, con su maravillosa basílica gótica, igualmente merecedora de ser fotografiada. Conocida como la primera gran obra de este estilo,con unas fabulosas y coloridas vidrieras, en su interior alberga los restos de varios miembros de la familia real y decenas de esculturas necrológicas. Monumento nacional, este lugar supone una escapada ideal para los amantes de la historia. Un buen momento para visitar este lugar es el mes de junio, coincidiendo con festival de música clásica que desde los años 70 invade este sacro monumento.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: ,
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS