FINAL DE LA CHAMPIONS

La historia del Olímpico de Kiev, el estadio que acogerá la final de Champions

El NSC -Complejo Nacional de Deportes- Olímpico de Kiev, que albergará este sábado el partido entre el Real Madrid y el Liverpool, es un histórico estadio que se añade a la larga lista de más de treinta espacios convertidos en sedes de una final de la Champions League.

Aficionados posan ante una réplica gigante del trofeo de la Liga de Campeones en Kiev. Foto: EFE/GEORGI LICOVSKI

El estadio de Kiev toma el testigo del Millenium de Cardiff, donde la pasada campaña el Real Madrid ganó al Juventus y se coronó campeón europeo por duodécima vez. A su vez, dará el relevo al Wanda Metropolitano, nueva “casa” del Atlético de Madrid.

El Comité Ejecutivo de la UEFA, con su presidente Aleksander Ceferin al frente, anunció el pasado 15 de septiembre de 2016 la elección del estadio donde juega sus partidos la selección nacional ucraniana.

Volverá a ser, por lo tanto, el centro de las miradas del fútbol mundial casi seis años después de que albergara, el 1 de julio de 2012, la final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, en la que España goleó a Italia por 4-0.

El Olímpico acogió cinco encuentros de la Euro 2012, los de la primera fase Ucrania-Suecia (2-1), Suecia-Inglaterra (2-3) y Suecia-Francia (2-0), el Inglaterra-Italia de cuartos (0-0) y la final, en la que el único jugador que participó y volverá este sábado será Sergio Ramos.

Un estadio reformado

Con una capacidad neta para esta final de 63.000 aficionados, tuvo que ser renovado y modernizado antes de la Eurocopa, por cuanto no sufría remodelaciones desde los Juegos de 1980.

Ubicado en el centro de Kiev, en la orilla derecha del río Dnipro, al pie de la colina Cherepanova, el complejo deportivo tiene como parte central el estadio, cuyo campo está rodeado por una pista de atletismo y los asientos de las gradas están pintados de los colores de la bandera del país, azul y amarillo.

El 12 de septiembre de 1923 se considera la fecha de nacimiento del Estadio Rojo, construido para albergar las competiciones de los Juegos Olímpicos de la región de Kiev. Llevó inicialmente el nombre de Leon Trotskiy, aunque durante poco tiempo.

El proyecto fue diseñado por un joven ingeniero, L.I. Pilvinskiy. Las pendientes del cerro Cherepanova se usaron para construir las gradas meridionales y orientales; las norte y oeste se hicieron con los restos de los edificios, cubiertos por el suelo. El político húngaro Lajos Gavro fue el impulsor.

En 1924 la cancha se reconstruyó parcialmente con las dimensiones del campo de 120×70 metros y orientación oeste-este, y se hicieron vestuarios y duchas. También se agregó la pista de atletismo.

A partir de 1925, el Estadio Rojo fue sede de la mayor cantidad de partidos de campeonato de la ciudad, así como de numerosas actividades deportivas, el Dinamo Kiev jugó sus encuentros antes de la construcción del suyo.

Guardias de seguridad ante el estadio Olímpico de Kiev. Foto: EFE/Georgi LICOVSKIGuardias de seguridad ante el estadio Olímpico de Kiev. Foto: EFE/Georgi LICOVSKI

Estadio Republicano de Ucrania

En 1934, cuando Kiev se convirtió en la capital de la república soviética ucraniana, la ciudad exigió un escenario más grande para satisfacer los altos requisitos de cultura física y deporte en la URSS. El concurso de reconstrucción fue anunciado en 1935. Fue ganado por el joven arquitecto Mikhail Grechina con el proyecto del Estadio Republicano de Ucrania.

Durante los cinco años de la construcción del complejo se remodeló el estadio, se construyó un pabellón deportivo con vestuarios, salas de árbitros y médicos, oficinas, anchas escaleras de granito rojo, se instalaron sistemas de iluminación y radiocomunicaciones de acuerdo con los requisitos del momento.

Un amplio callejón, plantado con arces, rodeaba los 36 sectores del estadio. La entrada principal se decoró con 22 columnas de orden corintio que habían sido utilizadas antes por los arquitectos de Kiev para decorar los pabellones de la exposición industrial de toda Rusia.

No obstante, esta columnata y el patio no se construyeron a tiempo y se decidió hacer una entrada temporal. Ante la falta de fondos, la valla monumental también se canceló.

La segunda apertura solemne del estadio reconstruido con un nuevo nombre (Estadio Republicano en honor a Nikita Khrushchov -primer Secretario del Partido Comunista de la URSS entonces-) se planeó para el 22 de junio de 1941 con un partido entre el Dínamo y el CSKA, pero finalmente no pudo disputarse ante la irrupción de la Segunda Guerra Mundial en la Unión Soviética.

El estadio, que había servido de refugio para las tropas de ambos bandos, quedó afectado, por lo que hizo falta una nueva reconstrucción tras la liberación de Kiev el 6 de noviembre de 1943.

El Estadio Central se cerró para la tercera revisión y reconstrucción en 1977 debido a que la capital de Ucrania tuvo que ser anfitriona del torneo de fútbol de los XXII Juegos Olímpicos de 1980.

El estadio recuperó su nombre histórico -Republicano- antes del torneo de fútbol olímpico en 1980 y en 1996 pasó a recibir la denominación actual de Complejo Nacional de Deportes Olímpico, que, como no podía ser de otra forma, tuvo que ser de nuevo reformado y modernizado a partir de 2008 para la Eurocopa 2012.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS