ESQUÍ

Optimismo entre las estaciones de esquí españolas ante las previsiones de nieve

Las estaciones de esquí españolas confían en que las nevadas que se esperan en los próximos días permitan remontar una temporada que ha empezado mal por la falta de nieve y por las temperaturas inusualmente suaves para esta época del año.

Un esquiador se desliza por una pista.Foto: Sunshine Village

No obstante, no va a ser una tarea fácil, ya que entre un 30 % y un 35 % de las ventas del sector de nieve español se concentra en el Puente de Diciembre y las vacaciones de Navidad, Fin de Año y Reyes.

Según los datos de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), el Puente de la Constitución supone entre un 5 % y un 10 % de las ventas totales del año, mientras que el resto de las festividades citadas, entre un 20 % y un 25 %.

Durante el segundo fin de semana del año, las estaciones españolas han ofrecido en conjunto un 27 % de sus más de 1.000 kilómetros esquiables, al permanecer cerradas las de la Cordillera Cantábrica y los sistemas Ibérico y Central y sólo abiertas parcialmente las de Aragón, el Pirineo catalán y Sierra Nevada (Sistema Penibético).

Baqueira Beret es la estación con más superficie esquiable disponible al ofrecer 114 kilómetros de un total de 150 y 79 de las 103 pistas, seguida de la de Formigal-Panticosa, del grupo Aramón, donde hay 43 kilómetros sobre 176 y 38 pistas sobre 143.

La tercera gran estación, la andaluza de Sierra Nevada, sólo tiene abiertos 8,38 kilómetros de un total de 106,8 y 11 de sus 124 pistas, lo que provocó que la ocupación en Fin de Año cayera hasta un 60 %, 25 puntos por debajo del 85 % del año pasado, y hasta un 50 % en las vacaciones de Navidad y Reyes (30 puntos menos frente al 80 %), han señalado a Efe fuentes de Cetursa, la empresa pública que la gestiona.

Una historia de vaivenes

Estación de esquí Grandvalira. Foto. Cedida por Grandvalira

Estación de esquí Grandvalira. Foto. Cedida por Grandvalira 

Un invierno similar, con inusuales temperaturas y constantes variaciones del clima, se dio en 2011-2012, temporada en la que el sector, afectado además por la crisis, cerró su peor resultado de la última década, con 4,53 millones de visitantes.

En cambio, el invierno 2008-2009, que duró 6,5 meses (desde el 3 de noviembre al 17 de mayo), fue uno de los mejores, con 6,6 millones de clientes.

Ante esos vaivenes climáticos, las estaciones llevan años invirtiendo en la producción de nieve artificial, sin la que, como reconocen desde las francesas de Altos Pirineos, en temporadas similares no tan lejanas (1989/1990) no pudieron seguir abiertas.

Estas estaciones hacen un balance positivo de lo que va de temporada, con 280.000 jornadas de esquí vendidas (un 26 % menos), al igual que los dominios andorranos de Grandvalira, donde hay 165 kilómetros esquiables sobre 210, y de Vallnord, que roza el 100 %, tras las últimas precipitaciones.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Sector

SERVICIOS