TURISMO DE NATURALEZA

Auténticas escapadas de la rutina para experimentar la naturaleza

Cuando la rutina coge demasiada fuerza en nuestras vidas, es momento de replantearse cuál ha de ser la mejor forma de pasar los ratos libres. Estas tres propuestas de turismo de naturaleza nos ayudarán a escapar de la pasividad y la inercia, y nos ayudarán a recuperar el espíritu aventurero que merece la pena conservar.

  • <p>Imagen del Embalse de San Juan, al suroeste de Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.</p>

    Imagen del Embalse de San Juan, al suroeste de Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.

  • <p>Imagen de una conductora por la carretera en dirección escapada de fin de semana. Foto: EFE/ Sofía Torres.</p>

    Imagen de una conductora por la carretera en dirección escapada de fin de semana. Foto: EFE/ Sofía Torres.

  • <p>Imagen de un grupo de cabezas de ganado vacuno que pastan en el entorno natural del Embalse de La Jarosa, Guadarrama (Madrid). Foto: EFE/ Sofía To

    Imagen de un grupo de cabezas de ganado vacuno que pastan en el entorno natural del Embalse de La Jarosa, Guadarrama (Madrid). Foto: EFE/ Sofía Torres.

  • <p>Imagen de un hombre leyendo en el entorno natural del Pantano de San Juan. Foto: EFE/ Sofía Torres.</p>

    Imagen de un hombre leyendo en el entorno natural del Pantano de San Juan. Foto: EFE/ Sofía Torres.

  • <p>Imagen detalle de una libélula azul en el entorno natural del Embalse de La Jarosa de la Sierra de Guadarrama, Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.</

    Imagen detalle de una libélula azul en el entorno natural del Embalse de La Jarosa de la Sierra de Guadarrama, Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.

<p>Imagen del Embalse de San Juan, al suroeste de Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.</p>
Imagen de un hombre leyendo en el entorno natural del Pantano de San Juan. Foto: EFE/ Sofía Torres.Imagen detalle de una libélula azul en el entorno natural del Embalse de La Jarosa de la Sierra de Guadarrama, Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.

Los aventureros que se ven obligados a quedarse en Madrid por cuestiones de trabajo pueden encontrar en las escapadas a la naturaleza una fórmula infalible para recargar pilas y contrarrestar la rutina semanal.

Por increíble que parezca, los –no tan habituados al ecoturismo– aventureros que siguen su propio instinto, dan cuenta de lo positivo que esto resulta para su salud mental y física. Tanto más cuando orientan sus excursiones y escapadas, de muy bajo coste, a conocer nuevos entornos naturales donde (por fin) pueden respirar aire fresco, reunirse con los amigos para tocar la guitarra, jugar a las cartas, o realizar actividades físicas.

Experimenta naturaleza

Los montañeros lo tienen aprendido: la esencia del ecoturismo consiste en tomar verdadero contacto con la naturaleza de una forma habitual, como si de un proceso de sanación voluntaria se tratase, para impregnarse de la paz del entorno. Conlleva, por tanto, ser consciente de que lograr esa cercanía con el entorno natural viene a ser, hoy en día, una verdadera necesidad.

Imagen de una entrada al Pantano de San Juan, al suroeste de Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.

Imagen de una entrada al Pantano de San Juan, al suroeste de Madrid. Foto: EFETUR/ Sofía Torres.

Llegar a esta piedra de toque semanal pasa por una lluvia de ideas que, en buena compañía, fructificará en una batería de viables destinos naturales para hacer trekking. Este, que es el primer y más importante paso, nos permitirá concretar las salidas e incluso, si nos cuesta elegir, podremos resolver la indecisión adjudicando cada destino a un fin de semana, hasta crear lo que se conoce como ‘una ruta de escapadas’. Con ese fin se plantean a continuación tres auténticas propuestas para los espíritus aventureros que, aún cuando las responsabilidades y las obligaciones les dan pocos y cortos respiros, siguen buscando un tiempo para el esparcimiento y el disfrute: siguen planificando, pero para experimentar mejor.

Ya sea en coche o en transporte público, la sierra Norte de Madrid es un enclave de escapada indispensable para los amantes de la naturaleza por ser uno de los lugares de la capital donde mejor aire se respira y que más rutas de senderismo ofrece. Aunque el Pantano de la Jarosa no está para bañarse, es uno de los mejores espacios para colmarse de serenidad. Sin embargo, nada como el agua rebaja el calor de la capital y, para eso, el Pantano de San Juan es el ideal por ser el único de la Comunidad de Madrid que permite el baño. Pues bien, ¿vamos a su encuentro?

Naturaleza en Navacerrada: el camino Schmid y Boca del Asno

La sierra de Navacerrada no es el Amazonas, pero tampoco se esconde para quienes desean descubrirla y, sin embargo, nunca deja de guardar espacios naturales encantadores. Por eso, cuando la siesta veraniega ataca sin previo aviso, es necesario recordar a su peor enemigo para combatirla: el movimiento. Así como la actividad física neutraliza la pasividad, realmente, una buena caminata entre Madrid y Segovia lo cura todo.

Imagen de las instalaciones del telégrafo y la pista de esquí del Camino Schmid de Navacerrada en verano (Segovia). Foto: EFE/ Sofía Torres.Imagen de las instalaciones del telégrafo y la pista de esquí del Camino Schmid de Navacerrada en verano (Segovia). Foto: EFETUR/ Sofía Torres.

El camino Schmid es, además de refrescante, muy sencillo y para todo tipo de senderistas, de cualquier edad. Este sendero comienza en el Puerto de Navacerrada y está correctamente señalizado con marcas amarillas sobre las rocas y los troncos de los árboles que lo rodean para cuidar de que nadie se desvíe. Una buena señal es pasar las instalaciones del telégrafo y la pista de esquí. Con más de 1.800 metros sobre el nivel del mar, recorre la ladera norte de los Siete Picos y promete un panorama que transmite pura calma, que no reposo. Las rocas del sendero ‘sugerirán’ al caminante que mire de vez en cuando hacia abajo pero, en cualquier caso, no podrá evitar atender a la densa vegetación en la que destacan los pinos silvestres, helechos, retamas e incluso podrá atisbar alguna que otra cueva.

Para una experiencia similar, el entorno natural de Boca del Asno declarado Reserva de la Biosfera– sigue formando parte de la Navacerrada segoviana, al igual que Los Asientos y El Robledo. Antes de llegar, pónganse los cinturones, porque las curvas de la carretera pueden llegar a provocar vértigo. En los Montes de Valsaín, cerca de La Granja de San Ildefonso, se ubican estos enclaves naturales, pero solo Boca del Asno cuenta con un aparcamiento habilitado, custodiado por caballos, y acceso limitado para mil personas, por lo que conviene ir pronto. Estas zonas son perfectas para hacer senderismo hasta dar con el lugar donde instalarse, para lo cual se recomienda seguir el curso del bonito riachuelo Eresma y, quizás, aventurarse a hacer una expedición acuática hasta las cascadas.

Imagen de las indicaciones del Puerto de Navacerrada, Segovia. Foto: EFE/ Sofía Torres.

Imagen de las indicaciones del Puerto de Navacerrada, Segovia. Foto: EFETUR/ Sofía Torres.

El embalse de La Jarosa de la sierra de Guadarrama

Situado en el Valle de La Jarosa, el embalse pertenece al municipio madrileño de Guadarrama y se trata del embalse más pequeño de la zona. Bañarse en este remanso de paz está prohibido aunque en los altos y frondosos bosques de La Jarosa hay variedad de zonas recreativas y, principalmente, muchos kilómetros para caminar tranquilamente o hacer trekking, algo que resulta apetecible en cualquier mes del año. En las orillas de La Jarosa se podrán observar vacas y toros pastando y multitud de coloridas y elegantes libélulas.

Imagen detalle de una libélula rojiza en el entorno natural de Navacerrada. Foto: EFE/ Sofía Torres.

Imagen detalle de una libélula rojiza en el entorno natural de Navacerrada. Foto: EFEAGRO/ Sofía Torres.

Familias enteras, amigos, parejas, o aficionados de la pesca deportiva de la trucha arco iris o del lucio… Todos los devotos de la naturaleza encontrarán en este lugar uno de los espacios más tranquilos de la sierra madrileña. Podrán experimentar verdadera relajación si se paran a observar la suavidad con que ondulan las aguas, una sensación dulcificada por el intenso color verde que las rodea. Además, cuando el nivel del agua está más bajo de lo que debería, algo inquietante se puede observar, porque emergen restos de las casas de la antigua aldea medieval -Herrería del Berrueco- que quedó sumergida años atrás.

Esta histórica zona de Madrid que es la Sierra de Guadarrama puede llegar a trasladarnos a otra época, pues pertenecía en la Edad Media, junto a otras 20 poblaciones, al Señorío de Manzanares del Real. Con vistas al Valle de los Caídos, a partir de las orillas de La Jarosa se pueden emprender multitud de rutas, y algunas de ellas llegan hasta Cuelgamuros o Peguerinos.

Imagen del embalse de La Jarosa desde el interior del Valle, con vistas al Valle de los Caídos (Sierra de Guadarrama). Foto: EFE/ Sofía Torres.

Imagen del embalse de La Jarosa desde el interior del Valle, con vistas al Valle de los Caídos (Sierra de Guadarrama). Foto: EFETUR/ Sofía Torres.

Aventura, tranquilidad y baño en el Embalse de San Juan

Si el calor aprieta, otra de las opciones es buscar el agua, y para eso el Embalse de San Juan, en San Martín de Valdeiglesias, al suroeste de Madrid, parece el indicado. Ya sea por su amplia extensión, su oferta recreativa y deportiva como vela y piragüismo, o los diversos tipos de playas de que dispone, este es uno de los enclaves que más atrae a los acalorados madrileños. Escalada, flyboard, kayak o tiro con arco son algunas de las opciones de ocio del embalse. En la Playa de la Virgen Nueva encontrarán, también, bares-restaurantes, merenderos y baños públicos.

Imagen de una indicación hacia la cala nudista del Pantano de San Juan, Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.

Imagen de una indicación hacia la cala nudista del Pantano de San Juan, Madrid. Foto: EFETUR/ Sofía Torres.

Precisamente, las aguas de San Martín de Valdeiglesias cuentan con bandera azul, lo que las convierte en una apuesta segura para familias y todo tipo de visitantes. Los amantes del turismo rural podrán también aprovechar para conocer el pueblo, tan cercano a la provincia de Ávila, donde destaca un amplio patrimonio artístico repleto de ermitas e iglesias.

Pero este lugar, fruto de la unión entre el río Alberche y el río Cofio, conserva pequeños caminos escondidos que pueden conducirnos a otros accesos al agua. Un lugar donde muchos no se imaginan que pueda haber, entre sus diez kilómetros de playas, una cala nudista o un increíble asador argentino al salir de vuelta a la carretera. Los altos pinos de la Sierra Oeste darán a los bañistas una agradecida sombra que podrán emplear para leer, por ejemplo, jugar a las cartas o dormir, pero los alrededores del embalse invitan -y mucho- a disfrutar de esta zona de otras maneras, ya que parece haber sido diseñada para la más activa travesía.

Imagen de una de las orillas del Pantano de San Juan, Madrid. Foto: EFE/ Sofía Torres.

Imagen de una de las orillas del Pantano de San Juan, Madrid. Foto: EFETUR/ Sofía Torres

(4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies