TURISMO MENORCA

Menorca, la isla paraíso de la calma donde la vida avanza poco a poco

Esta isla balear presume de tener todo un entramado de calas de agua transparente que son el reclamo de decenas de miles de turistas. Sus tradiciones, fiestas, cultura y rincones con tanto encanto como el pueblo marinero de Binibeca la convierten en una de las joyas turísticas del país. Ahora, con la pandemia, se está afianzando como refugio seguro por la incidencia descendente que registra la covid-19 en su territorio.

Espacio natural junto a una de las calas de Menorca. Efeagro/Turismo Menorca

Viajar a Menorca es hacerlo a una de las islas con más encanto del arco Mediterráneo y, no muchas veces, conocida. La quietud y calma que se respira a cada rincón la convierten en un destino propio para parar el tiempo y dejar el estrés a un lado.

Con decenas de calas de agua cristalina entre uno de sus principales atractivos, la isla se convierte en un paraíso para los amantes de la playa, el turismo marinero o actividades deportivas acuáticas como el esnórquel.

Reserva de la Biosfera

Porque en Mernoca la vida se vive y se siente poco a poco en un marco natural incomprabale ya que es una Reserva de la Biosfera que ha logrado preservar su esencia natural y calidad de vida incluso en los difíciles tiempos actuales.

Fiesta de Sant Joan Menorca. Foto: EFE.

Fiesta de Sant Joan Menorca. Efeagro.

Basta subir a lo alto del monte Toro, la cima de la isla y su epicentro, para darse cuenta de la maravilla natural que arropa a quien se deja tentar por Menorca. Sus escasos 357 metros de altitud son, sin embargo, la mejor atalaya para admirar toda la isla en una panorámica de 360º al amparo del Cristo redentor que se alza, brazos abiertos, sobre este monte y su ermita-santuario.

Esa Reserva de la Biosfera tiene su núcleo en el parque natural de s’Albufera des Grau pero hay otros atractivos naturales como el histórico Camí de Cavalls que circunvala la isla en sus 185 kilómetros de perímetro, el mejor lugar para andar respirando pura esencia mediterránea y hacer ejercicio.

Rincones con encanto

La huella marinera es evidente en cada uno de sus rincones y uno de los más emblemáticos, de indudable belleza, y cercano a Mahón es el pequeño pueblo de Binibeca, con sus recoletas y laberínticas calles junto a casas perfectamente encaladas de incontestable belleza. Una belleza serena e imponente por el silencio que las recorre al caer la noche.

Una calle del pueblo marinero de Binibeca (Menorca). Efeagro/Juan Javier Ríos.

También Menorca es gastronomía con su caldereta de langosta o vinos propios, cultura y festejos, como los de las fiestas de San Juan en Ciutadella o las de Gracia en Mahón, en los que el caballo menorquín (característico por su pelaje negro) es claro protagonista de estos días de ocio y asueto que, por el momento, han quedado suspendidos a la espera de superar la pandemia.

Por eso, y mucho más, Menorca atrapa, seduce y engancha a cada persona que visita esta tierra porque, una vez conocida, siempre se quiere volver.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS