LANZAROTE

Lanzarote, la isla volcánica de grandes contrastes

Si hay algo que marca el ADN de Lanzarote es el enorme contraste de sus tierras, en las que se intercalan paisajes de palmeras, playas paradisíacas, tierras áridas, y volcanes a partes iguales. Este carácter geológico, junto a su variada oferta turística, conjuga la idiosincrasia de la isla.

  • <p>Playa de Famara, Lanzarote. Foto: Turismo de Canarias</p>

    Playa de Famara, Lanzarote. Foto: Turismo de Canarias

  • <p>Cueva de los Verdes, Lanzarote. Foto:  Cedida por Turismo de Lanzarote</p>

    Cueva de los Verdes, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

  • <p>El complejo del Museo del Campesino, Lanzarote. Foto:  Cedida por Turismo de Lanzarote</p>

    El complejo del Museo del Campesino, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

  • <p>Ruta en el Parque Nacional de Timanfaya. Foto:  Cedida por Turismo de Lanzarote</p>

    Ruta en el Parque Nacional de Timanfaya. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

  • <p>Isla de la Graciosa desde el Mirador del Río, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote</p>

    Isla de la Graciosa desde el Mirador del Río, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

<p>Playa de Famara, Lanzarote. Foto: Turismo de Canarias</p>
Cueva de los Verdes, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de LanzaroteEl complejo del Museo del Campesino, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de LanzaroteRuta en el Parque Nacional de Timanfaya. Foto: Cedida por Turismo de LanzaroteIsla de la Graciosa desde el Mirador del Río, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

Además del sonido, color y olor único que se respira al aterrizar en Lanzarote, lo primero que capta la atención de sus invitados es el contraste que existe en estas tierras ubicadas a 1.000 kilómetros de la Península. Y es que esta isla fusiona a la perfección los paisajes submarinos y lunares, las aguas transparentes, las tierra desérticas, y los oasis de palmeras que garantizan una experiencia singular para cada tipo de turista.

Principales atractivos

La más oriental de las Islas Canarias también destaca por albergar multitud de volcanes, que dejan un escenario diseñado por campos de ceniza, viñedos integrados en los cráteres y un paisaje lunar enmarcado “bajo los códigos del desarrollo medioambiental”, según señalan desde Turismo de Lanzarote.

Y es en el medio natural donde esta pequeña isla paradisíaca, con más de 845 kilómetros cuadrados de superficie y declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, deposita gran parte de su atractivo. Imprescindible es una visita al Parque Nacional de Timanfaya, una muestra de hábitat volcánico caracterizado por la ausencia de vegetación, la rugosidad de sus formas y la variedad cromática, que dotan el parque, de más de 50 kilómetros cuadrados de superficie, de una extraordinaria belleza. Por las impresionantes vistas que regala, éste es, sin lugar a duda, el rincón ideal para la foto de rigor.

Playas de Papagayo (Lanzarote). Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

Playas de Papagayo (Lanzarote). Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

Dignas de visita son también las hermosas calas y playas que salpican su litoral, de todas las formas y tamaños, que invitan a disfrutar de un chapuzón y a practicar deportes náuticos, como el buceo o el snorkel. Muy popular es, por ejemplo, la Playa Dorada, en el núcleo turístico de Playa Blanca, de 300 metros de largo e ideal por su arena blanca y sus aguas cristalinas. A su alrededor se amontonan lujosos complejos turísticos y un paseo marítimo abarrotado de restaurantes y comercios en los que adquirir un recuerdo del viaje.

Hablar de la arquitectura de Lanzarote es hacerlo del artista César Manrique, cuya influencia ha forjado la identidad de la isla con una simbiosis perfecta entre arte y naturaleza. Parada imprescindible son los Jameos del Agua, un espacio natural que alberga una laguna habitada por una especie endémica de la isla, los jameitos, cangrejos minúsculos, albinos y ciegos que dejan una estampa digna de contemplar.

Con el sello del artista cuenta también el Monumento al Campesino, ubicado en el municipio de San Bartolomé, con el que se homenajea el esfuerzo de los agricultores lanzaroteños que “se enfrentaron a las condiciones más adversas para dar vida al territorio”.

Jameos del Agua, (Lanzarote). Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

Jameos del Agua, (Lanzarote). Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

El complejo está formado por distintas edificaciones que responden al estilo de la vivienda tradicional insular, con colores blancos en la fachada y verde para los elementos en madera, cuyo interior permite contemplar objetos y herramientas relacionadas con la cultura agrícola de la zona. El conjunto está abrazado por el Monumento a la Fecundidad, una escultura de quince metros de altura creada por Manrique a partir de antiguos tanques de agua de barcos y objetos de hierro y hormigón ensamblados.

Otra de las creaciones arquitectónicas más representativas del artista es el Mirador del Río, situado a 400 metros de altitud en el Risco de Famara, que alberga “el mayor número de endemismos botánicos por kilómetros cuadrados de toda Europa”. Situado en las inmediaciones de los restos de una antigua batería militar que se remonta a finales del siglo XIX, y camuflado en una roca, este espacio ofrece una espectacular panorámica de la estrecha franja de mar que separa Lanzarote de isla de La Graciosa. En su interior, los turistas pueden disfrutar de los mejores atardeceres canarios mientras saborean una buena taza de café.

Entre los reclamos más visitados se encuentra también el Jardín de Cactus, un espacio botánico de 5.000 metros cuadrados de superficie, que presume de albergar cerca de 7.200 ejemplares de más de 1.100 especies distintas de cactus originarias de Perú, México, Chile, Estados Unidos, Kenia, Tanzania, Madagascar, Marruecos o Canarias.

Monumento a la Fecundidad, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

Monumento a la Fecundidad, Lanzarote. Foto: Cedida por Turismo de Lanzarote

Despunta también el Museo Atlántico, “el primero submarino de toda Europa”, ubicado a unos 12 metros de profundidad en las claras aguas de la costa sur de Lanzarote, en la Bahía de Las Coloradas. Este enclave abarca una superficie de 2.500 metros cuadrados y en sus fondos se reparten distintas esculturas que pueden ser contempladas por buceadores y submarinistas.

Más de 15 museos y galerías de arte, un divertido paseo en guagua -autobús-, un día de compras, la animada vida nocturna, o los sabores de la tierra son otros de los alicientes que enriquecen la escapada turística. Y hablando de sabor, que nadie abandone la isla sin degustar la gastronomía autóctona, con especialidades como las papas arrugadas acompañadas con sus mojos, carnes ( cochino o conejo) y su repostería: desde los panes de maní hasta los roscos de alma.Un cóctel de propuestas que conquistan al viajero entre naturaleza, cultura, ocio y gastronomía y que prometen en el contraste de sus tierras un amplio abanico de experiencias turísticas.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS