Naturaleza

La Tebaida berciana, un pintoresco paisaje cobijo de eremitas

Hay un paraje en El Bierzo, de anchos valles recorridos por ríos y arroyos, cuya belleza y serenidad lo convirtieron hace ya más de mil años en destino de aquellos que buscaban retiro espiritual. Naturaleza que cobija tradiciones y arte en la Tebaida Berciana.

  • <p>Una de las cascadas que salpican el paisaje de la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia</p>

    Una de las cascadas que salpican el paisaje de la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

  • <p>Encinas, robles y castaños pueblan los valles de la Tebaida Berciana. Foto: Efetur/Cedida</p>

    Encinas, robles y castaños pueblan los valles de la Tebaida Berciana. Foto: Efetur/Cedida

  • <p>La Tebaida se caracteriza por la belleza de su paisaje. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia</p>

    La Tebaida se caracteriza por la belleza de su paisaje. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

  • <p>Arquitectura popular de Montes de Valdueza. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia</p>

    Arquitectura popular de Montes de Valdueza. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

  • <p>El monasterio de San Pedro de de Montes. Foto: Efetur/Cedida</p>

    El monasterio de San Pedro de de Montes. Foto: Efetur/Cedida

<p>Una de las cascadas que salpican el paisaje de la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia</p>
Encinas, robles y castaños pueblan los valles de la Tebaida Berciana. Foto: Efetur/CedidaLa Tebaida se caracteriza por la belleza de su paisaje. Foto: Efetur/Cedida por CardinaliaArquitectura popular de Montes de Valdueza. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Encontramos la Tebaida berciana al sur de Ponferrada, capital de la comarca, en el valle del río Oza. La rodean una docena de picos montañosos horadados por numerosas cuevas en las que se cobijaban los anacoretas que desde hace más de mil años buscaban su retiro en la paz y el sosiego que reinaba en este singular paraje.

Esta zona privilegiada de El Bierzo fue declarada en 1969 Paisaje Pintoresco y, posteriormente, Bien de Interés Cultural como sitio histórico. Su patrimonio natural ofrece al visitante profundos y exuberantes valles de robles, castaños y encinas recorridos por ríos y arroyos que en su camino crean increíbles saltos de agua o mágicos soutos de castaños centenarios.

Un ejemplo de la arquitectura popular tradicional berciana en la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Un ejemplo de la arquitectura popular tradicional berciana en la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Huellas de la Historia en La Tebaida

Cuenta además la Tebaida con una rica y variada historia que va desde la época prerromana y pasa por el Imperio Romano, que dejó su huella en forma de canales de agua y balsas utilizadas para el lavado del oro como es el caso del Aro de Miédula de Espinoso de Compludo.

La etapa visigoda está personificada en la figura de San Fructuoso, noble godo emparentado con la dinastía real visigoda que se retiró a estas tierras para fundar el primer movimiento eremítico y monástico de la Península Ibérica, el Monasterio de los Santos Justo y Pastor en el pueblo de Compludo. Y en la Edad Media se produce el auge del Monasterio de San Pedro de Montes.

Y el encanto de estos tiempos pasados lo encontramos guardado en pequeños pueblos en los que podemos descubrir auténticas joyas de la arquitectura popular berciana y bellos rincones donde parece que el tiempo se ha detenido.

Espinoso de Compludo

Este pequeño pueblo es paso obligado de los peregrinos hacia el Valle del Silencio en su camino hacia Santiago y fue enclave de los caballeros de la Orden del Temple -que, por otra parte, tuvieron fuerte presencia en toda la comarca de El Bierzo-. Estuvo parcialmente deshabitado hasta 1996 y los vecinos han logrado recuperarlo. Actualmente se le considera una de las joyas arquitectónicas de la provincia de León, a la altura, por ejemplo, de Castrillo de los Polvazares, y es uno de los núcleos más activos de turismo rural.

En un paseo por sus bonitas calles nos encontramos con la iglesia de San Miguel, del siglo XII, que merece una visita en la que admirar su retablo barroco, del XVII. Y hay que hacer otro alto en el camino en Artebaida, un espacio expositivo en el que descubriremos la historia berciana: cómo era Ponferrada en el siglo XI, los castros, las aldeas de pallozas, las casas con techos de paja…

Aro de la Miedula, en Espinoso de Compludo. Foto: Efetur/Cedida por CardinaliaAro de la Miedula, en Espinoso de Compludo. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Compludo

La historia de este pueblo está ligada a la figura de San Fructuoso, que renunció a las comodidades que podía disfrutar por su pertenencia a la dinastía real visigoda para dedicarse al estudio religioso. En estas tierras se retiró para vivir como ermitaño y aquí fue donde fundó el primer movimiento eremítico y monástico de la Península Ibérica: el Monasterio de los Santos Mártires Justo y Pastor. Labor que continuó en otros lugares de la comarca berciana con la fundación del Monasterio de San Pedro de Montes en el Valle del río Oza y el de San Félix de Visonia en la zona de Oencia.

La herrería de Compludo es uno de los monumentos más conocidos de El Bierzo y fue declarada Monumento Nacional en 1968 pues es una auténtica maravilla de la ingeniería hidráulica. Un paseo por las calles de la localidad permite al visitante admirar la arquitectura popular, su iglesia y otros lugares como molinos, puentes…

La herrería de Compludo, declarada Monumento Nacional. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

La herrería de Compludo, declarada Monumento Nacional. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Carracedo de Compludo

También aquí encontramos en la arquitectura popular uno de los atractivos pero la naturaleza que rodea la localidad adquiere especial relevancia. Los Montes Aquilanos, el Valle de la Abadía de Compludo y numerosas cascadas convierten a Compludo en uno de los destinos preferidos por los senderistas que visitan La Tebaida. Imprescindible la cascada del Gualtón, que con sus más de treinta metros es la más alta de El Bierzo.

Arquitectura tradicional berciana en Carracedo de Compludo. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Arquitectura tradicional berciana en Carracedo de Compludo. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Palacios de Compludo

También estuvo abandonado hasta hace no mucho tiempo. La iniciativa privada ha llevado a cabo una recuperación sostenible de la localidad que ahora es una reserva ornitológica de casi 1.000 hectáreas. El Pico Becerril y el río Compludo, además de bosques de robles encinas y abedules conforman el paisaje de la reserva.

Además, las cascadas del arroyo de La Iruela, el Valle del Oso, donde se unen el bosque mediterráneo y el atlántico en un hábitat ideal para este plantígrado.

Palacios de Compludo. Foto: Efetur/CedidaPalacios de Compludo. Foto: Efetur/Cedida

 

San Cristóbal de Valdueza

Pequeño pueblo junto a Ponferrada en el que encontramos su famoso tejo milenario, junto a la vieja ermita de la localidad. Más de 1.200 años y unas dimensiones muy por encima de lo normal adornan a este árbol considerado sagrado por las tribus prerromanas.

 

El tejo milenario de San Cristobal de Valdueza. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia                          El tejo milenario de San Cristóbal de Valdueza. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

Peñalba de Santiago

Si partimos de Ponferrada para llegar a Peñalba disfrutaremos de un paisaje espectacular, uno de los más impresionantes de El Bierzo: el Valle del Silencio. Al final del camino, sobre una peña, se alza este pueblo, uno de los más bonitos de España. Declarado Bien de Interés Cultural, el núcleo urbano de Peñalba es un conjunto de construcciones que forman un caserío de estrechas calles de laberínticas e infinita belleza. Su principal monumento es la iglesia de Santiago de Peñalba, auténtica joya del mozárabe español y único resto que se conserva del monasterio fundado en el siglo X por San Genadio.

Entre las actividades más recomendables, está la ruta circular de cuatro kilómetros y medio que nos llevará a la Cueva de San Genadio, lugar donde el santo se retiró después de renunciar a su cargo de Obispo de Astorga. Ruta cómoda y bien señalizada, que se lleva a cabo por una senda ancha de tierra que solamente se estrecha en los últimos cien metros.

Iglesia de Santiago de Peñalba, en la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida

Iglesia de Santiago de Peñalba, en la Tebaida. Foto: Efetur/Cedida

Montes de Valdueza

También se conoce a esta localidad como San Pedro de Montes y cuenta con una bonita arquitectura popular. Su monumento más importante es el monasterio de San Pedro de Montes, declarado Monumento Nacional en el año 1931 y Bien de Interés Cultural en 1994. Se le conoce con el apelativo de Rupianensi por el castro llamado Rupiano, primero prerromano y después romano, y utilizado por estos últimos como puesto de vigilancia de los canales que tomaban agua de estas cumbres y la trasportaban a Las Médulas.

Fundado por San Fructuoso en el siglo VII, estuvo ocupado hasta la invasión musulmana, siendo destruido por éstos y reconstruido por San Genadio. Más de mil trescientos años lo contemplan, y a pesar de los expolios y saqueos que ha sufrido a lo largo de los siglos en la actualidad luce radiante después de la rehabilitación de la que recientemente ha sido objeto.

Monasterio de San Pedro de Montes, en Montes de Valdueza. Foto: Efetur/CedidaMonasterio de San Pedro de Montes, en Montes de Valdueza. Foto: Efetur/Cedida

Los barrios de Salas

Los pueblos de Lombillo de los Barrios, Salas de los Barrio y Villar de los Barrios forman un conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural: Los barrios de Salas, que es uno de los núcleos más ricos en lo que se refiere a patrimonio monumental de la comarca de El Bierzo y de toda la provincia de León.

Pasear por sus calles y plazas nos permitirá admirar palacios y casas blasonadas construidos entre los siglos XVI y XIX, bellos ejemplos de arquitectura popular y hasta cinco templos religiosos; la iglesia de San Martín de Salas, románica del siglo XI y reedificada en el XVI; la ermita de Nuestra Señora de la Encarnación de Lombillo, renacentista del siglo XVI; la Capilla de la Visitación de Salas, también renacentista del XVI; la ermita del Santo Cristo de la Veracruz de Villar, barroca del siglo XVI y la iglesia de Santa Columba de Villar, barroca del siglo XVIII.

Iglesia de San Martín, en Salas de los Barrios. Foto: Efetur/Cedida por CardinaliaIglesia de San Martín, en Salas de los Barrios. Foto: Efetur/Cedida por Cardinalia

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS