Restaurantes

La Misión, 30 años de cocina en Madrid

La Misión, restaurante de esos “de toda la vida” en Madrid, cumple treinta años. De curiosos orígenes, ha dado lugar a un Grupo de restauración de gestión familiar en el que todavía trabaja su fundadora, Elena Alcázar, a sus 94 años.

  • <p>La inconfundible fachada del restaurante La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.</p>

    La inconfundible fachada del restaurante La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

  • <p>Uno de los rincones de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.</p>

    Uno de los rincones de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

  • <p>Espárragos trigueros a la parrilla uno de los platos más conocidos de La Mision. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.</p>

    Espárragos trigueros a la parrilla uno de los platos más conocidos de La Mision. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

  • <p>Poke de atún de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.</p>

    Poke de atún de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

  • <p>Terraza del restaurante. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.</p>

    Terraza del restaurante. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

<p>La inconfundible fachada del restaurante La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.</p>
Uno de los rincones de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.Espárragos trigueros a la parrilla uno de los platos más conocidos de La Mision. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.Poke de atún de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.Terraza del restaurante. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

Hace ya treinta años que la madrileña Elena Alcázar Andrés (viuda, madre de seis hijos y sin ninguna experiencia en el sector) decidió adquirir un local deshabitado en Arturo Soria para convertirlo, tras una importante reforma, en uno de los primeros restaurantes de la zona: La Misión.

Aunque el restaurante -un clásico ya no solo de la zona, sino de todo Madrid- lo gestionaba el menor de sus hijos varones y actual cara visible del grupo, Carlos Galán, aquí dio comienzo la carrera de Elena Alcázar como empresaria después de toda una vida dedicada al cuidado de su familia y de ponerse al frente, tras morir su esposo, de una pequeña fábrica automovilística.

Una empresa familiar que cruzó el Atlántico

Actualmente tiene ya 94 años y continúa con su labor de coordinación y asesoría del grupo, pues La Misión se ha convertido en un grupo de restauración con cinco establecimientos y a punto de abrir el sexto, también en Madrid.

Cuando la familia Galán comenzó con su restaurante de Arturo Soria, la escena gastronómica madrileña era muy diferente a la de hoy. La competencia era escasa, predominaban los comedores clásicos de corte tradicional y los restaurantes se sometían en general a los dictados de la cocina francesa.

Los propietarios de La Misión, Elena Alcázar y Carlos Galán. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.Los propietarios de La Misión, Elena Alcázar y Carlos Galán. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

En esos momentos, Carlos Galán tenía 20 años y no tenía claro si decidirse por su carrera de boxeador o dedicarse al diseño de moda y se ganaba la vida en el ya desaparecido restaurante Casa Vicente.

Allí había empezado descargando camiones y más tarde trabajó como ayudante en la cocina, pero aprendió a amar el oficio. Quería dirigir su propio negocio y su madre le ofreció la oportunidad de hacerlo.

Carlos, que es un gran amante de la cultura estadounidense, decidió inspirarlo en la estética de las misiones de la Baja California, construcciones que evocan el espíritu explorador y pionero de sus fundadores.

En el aspecto puramente culinario optó La Misión por un concepto novedoso, que rompía con la tendencia de la restauración madrileña. Carlos implantó en los fogones su entusiasmo por la cocina de fusión y por la elaboración de platos frescos y ligeros con ingredientes locales, así como por la ‘casualización’ de los formatos.

La Misión, un restaurante distinto

Con esas bases funcionan los cinco restaurantes de la familia Galán cuya cocina se basa “siempre en recetas caseras y democráticas, esas que quizás ya no están de moda pero que siempre gustan”, asegura.

Y es cierto que hay platos que ahora podemos considerar imprescindibles en cualquier restaurante que se precie que La Misión ofrecía ya en los años ochenta. Es el caso de su plato más histórico, los espárragos trigueros a la parrilla, y el el hojaldre de puerros o las alcachofas a la plancha aderezadas con aceite y sal Maldon, que el jefe de cocina, Manuel Fernández, elabora desde la apertura del restaurante.

Alcahofas a la plancha con aceite de sesamo y sal Maldon de La Misión. Foto: Efetur/Cedida por el establecimiento.

Durante estos treinta años La Misión continúa siendo uno de los locales imprescindibles en Madrid y sus propietarios han desarrollado una estrategia de diversificación territorial. Por eso,  Recuerdo y El Olvido- y dos en Miami, que es la residencia habitual de Carlos. Dentro de unos días inaugurarán en Madrid el sexto establecimiento del grupo.

La saga familiar continúa al frente del negocio en el que intervienen Mar y José Galán, hermanos de Carlos, y su sobrino Pelayo Galán, tercera generación de la saga y actual director del restaurante La Misión.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Gastronomía

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

Servicios