JAPÓN

Una ruta por los baños termales de Japón

Más de 3.000 fuentes termales naturales, denominadas onsen, constituyen una de las principales atracciones turísticas de Japón. Los relajantes baños en sus aguas calientes, cargadas de minerales, se han convertido en una práctica imprescindible para los viajeros que visitan el país.

  • <p>Blood Pond Hell Hot Spring (Chinoike Jigoku) beppu. Foto: Cedida por JNTO</p>

    Blood Pond Hell Hot Spring (Chinoike Jigoku) beppu. Foto: Cedida por JNTO

  • <p>Kinosaki Onsen. Foto: Cedida por JNTO</p>

    Kinosaki Onsen. Foto: Cedida por JNTO

  • <p>Dogo Onsen. Foto: Cedida por JNTO</p>

    Dogo Onsen. Foto: Cedida por JNTO

  • <p>Kusatsu Onsen. Foto: Cedida por JNTO</p>

    Kusatsu Onsen. Foto: Cedida por JNTO

  • <p>Ogawa Onsen. Foto: Cedida por JNTO</p>

    Ogawa Onsen. Foto: Cedida por JNTO

<p>Blood Pond Hell Hot Spring (Chinoike Jigoku) beppu. Foto: Cedida por JNTO</p>
Kinosaki Onsen. Foto: Cedida por JNTODogo Onsen. Foto: Cedida por JNTOKusatsu Onsen. Foto: Cedida por JNTOOgawa Onsen. Foto: Cedida por JNTO

Los hay de uso público o privado, construidos en piedra o madera, enclavados en las profundidades de las montañas, al borde del mar, en el interior de distintos edificios… Son las fuentes de agua termal, conocidas como onsen, que se han convertido en una de las principales atracciones turísticas de Japón.

Los más de 3.000 espacios de este tipo que se contabilizan por el país, cuyas aguas calientes -con una temperatura que oscila entre los 39 y 42°- están cargadas de minerales por su contacto con los volcanes, son una auténtica alternativa de ocio para los que buscan un rato de bienestar al amparo de la naturaleza.

Una relajante propuesta en Japón

En Japón destacan tres onsen considerados como “los más importantes del país”, según apuntan desde la Oficina de Turismo de Japón: Kusatsu, Arima y Gero.

Kusatsu está situado en la prefectura de Gunma, cerca de Tokio. Según la cultura popular, la fuente fue descubierta por el príncipe mitológico Yamatotakeru-no-mikoto y sus aguas “curan todas las enfermedades”. Razón que le ha llevado a liderar, desde hace varios años, el ranking anual sobre los 100 mejores onsen de Japón.

White Pond Hell Hot Spring (Shiraike Jigoku)_Beppu. Foto: Cedida por JNTO

White Pond Hell Hot Spring (Shiraike Jigoku)_Beppu. Foto: Cedida por JNTO

En Arima Onsen, ubicado en Hyogo, se puede disfrutar de dos tipos de fuentes diferentes. Por un lado Kinsen, conocida como la fuente de oro, de la que emana agua ferruginosa muy caliente de color marrón-rojizo; y por otro Ginsen, también llamada la fuente de plata, con aguas cristalinas y gasificadas de forma natural.

El tercer onsen más famoso de Japón es el de Gero Onsen, en la prefectura de Gifu, cuyas aguas claras han sido empleadas desde la antigüedad por los hospitales y las instituciones de investigación médica para ofrecer tratamientos terapéuticos a los enfermos.

Otro de los baños más frecuentados del país es Dogo Onsen, situado en la ciudad de Matsuyama -en la isla de Shikoku- y uno de los más antiguos de Japón. Su edificio está catalogado como Patrimonio de Importancia Cultural, y sobre sus aguas termales hay referencias en antiguas obras literarias como el Genji Monogatari -de principios del siglo XI- y Botchan -de principios del siglo XX-; así como en películas de animación como El Viaje de Chihiro de Hayao Miyazaki.

También se puede disfrutar de un agradable chapuzón en Atami Onsen, cuyos orígenes se remontan a más de 1.250 años de antigüedad, cuando se encontraron fuentes de agua caliente en el mar. Su alto contenido en sal permite que estas aguas sean beneficiosas para los problemas de neuralgia, además de tensar la piel y ser idóneas para tonificar el cuerpo.

Jigokudani Monkey Park Nagano. Foto: Cedida por JNTO

Jigokudani Monkey Park Nagano. Foto: Cedida por JNTO

Ciudades Onsen

También existen ciudades japonesas que concentran multitud de onsen en un mismo territorio, permitiendo disfrutar de rutas con las que conocer las particularidades de cada uno de ellos. Destaca la ciudad de Beppu, en la isla de Kyūshū, abierta por un lado al mar y unida por el otro a los montes Tsurumi y Yufu. Junto a esta última montaña, y a orillas del río Yufu, se encuentran una docena de onsen, alojamientos tradicionales, museos, galerías de arte y una amplia variedad de restaurantes.

También aquí, en Beppu, es conocido el Jigoku meguri o Paseo por los infiernos de Beppu, de gran belleza paisajística por sus baños humeantes de amplia variedad cromática.

Al norte de la prefectura de Hyogo está Kinosaki Onsen, ciudad construida a lo largo de un río abrazado por sauces. Este destino bañado por aguas termales -que fueron descubiertas en el siglo VIII- se ha convertido en parada imprescindible de aquellos que buscan disfrutar de cálidos chapuzones al aire libre. Es habitual ver por aquí a viajeros cambiando de un onsen a otro ataviados con yukata -una especie de quimono- y geta -zuecos de madera-.

Por su parte, en la prefectura de Yamagata, se encuentra Ginzan Onsen, una pequeña localidad de calles estrechas y antiguos edificios de madera conocida por la hermosa estampa que regalan sus nevadas invernales. Aquí se distribuyen numerosos ryokan -alojamientos tradiciones japoneses- con onsen integrados, así como varios baños públicos en los que escapar del frío.

Kusatsu Onsen. Foto: Cedida por JNTO

Kusatsu Onsen. Foto: Cedida por JNTO

Otras regiones

También merecen una visita los onsen de la región de Fuji-Hakone. Alrededor del monte Hakone, en el Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu, se pueden descubrir distintas fuentes termales que fueron “muy populares” durante el período Edo (1603-1867), pues constituían una parada importante en el camino de Tokaido -que unía Tokio y Kioto-. Cada balneario se distingue por su atmósfera y la calidad de sus aguas, lo que permite que en un perímetro relativamente pequeño se puedan experimentar diferentes tipos de baños.

A sólo 90 minutos de Tokio, éste es uno de los destinos-balneario más populares de Japón. Además, los turistas pueden disfrutar de otros reclamos, como la cadena montañosa que une el monte Kami -punto más alto de Hakone- y el monte Komagatake; del lago Ashi, originado sobre un cráter volcánico; del monte Fuji al oeste; o de las bahías de Suruga y Sagami al sureste.

Y que nadie abandone el país sin acercarse a la prefectura de Nagano, que concentra más de 200 áreas de aguas termales de diferentes formas, tamaños, colores y estilos. Entre las ciudades más señaladas de este territorio se encuentra Nozawa Onsen, que cuenta con un onsen del siglo VIII, con numerosos alojamientos tradicionales y con una estación de esquí. En esta ciudad se reparten trece baños públicos, entre los que destaca Oyu -de arquitectura de madera tradicional- y más de 30 manantiales naturales que abastecen a los diferentes ryokan.

Por cierto, en Nagano se encuentra el parque Jigokudani Monkey Park, donde habitan los llamados monos de nieve a los que se pueden contemplar disfrutando de un baño en las aguas termales de la zona.

(2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: ,
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS