Reyes Magos

Irán, la lejana Persia de la que partieron los Reyes Magos

No eran reyes. Ni magos. Y no se sabe exactamente de dónde procedían, salvo que venían del lejano Oriente. Algunas teorías de las que intentan dar explicación exacta a los textos bíblicos indican que Melchor procedía de Persia (Irán), Gaspar de la India y Baltasar de Arabia.

  • <p>ABD007 QESHM (IRÁN), 23/12/2011.- Un grupo de turistas deambula por el Valle de las Estrellas en la isla de Qeshm, Irán, el día 23 de diciembre

    ABD007 QESHM (IRÁN), 23/12/2011.- Un grupo de turistas deambula por el Valle de las Estrellas en la isla de Qeshm, Irán, el día 23 de diciembre de 2011. La isla tiene muchos atractivos turísticos, aparte de las caprichosas formas labradas por la erosión, como una antigua fortaleza portuguesa y manglares. También es puerto franco en el Golfo Pérsico. EFE /ABEDIN TAHERKENAREH

  • <p>Fotografía de archivo facilitada por la Organización de Patrimonio Cultural, Artesanía y Turismo de Irán, del laberíntico Bazar de la ciudad d

    Fotografía de archivo facilitada por la Organización de Patrimonio Cultural, Artesanía y Turismo de Irán, del laberíntico Bazar de la ciudad de Tabriz, Patrimonio de la Humanidad. Foto: EFE

  • <p>Varios turistas visitan las ruinas de Alamut, en el macizo montañoso de Elburz, Irán, en una foto de archivo. Foto: EFE/Abedin Taherkenareh.</p>

    Varios turistas visitan las ruinas de Alamut, en el macizo montañoso de Elburz, Irán, en una foto de archivo. Foto: EFE/Abedin Taherkenareh.

  • <p>Veraneantes iraniés pasean por la playa de Anzali. Las mujeres iraníes están obligadas a tapar su cuerpo en público y no pueden llevar trajes d

    Veraneantes iraniés pasean por la playa de Anzali. Las mujeres iraníes están obligadas a tapar su cuerpo en público y no pueden llevar trajes de baño. Foto: EFE/Abedin Taherkenareh

  • <p>Fotografía de archivo facilitada por el Ayuntamiento de Ispahán de la vista general de la ciudad. Foto: EFE</p>

    Fotografía de archivo facilitada por el Ayuntamiento de Ispahán de la vista general de la ciudad. Foto: EFE

<p>ABD007 QESHM (IRÁN), 23/12/2011.- Un grupo de turistas deambula por el Valle de las Estrellas en la isla de Qeshm, Irán, el día 23 de diciembre Fotografía de archivo facilitada por la Organización de Patrimonio Cultural, Artesanía y Turismo de Irán, del laberíntico Bazar de la ciudad de Tabriz, Patrimonio de la Humanidad. Foto: EFEVarios turistas visitan las ruinas de Alamut, en el macizo montañoso de Elburz, Irán, en una foto de archivo. Foto: EFE/Abedin Taherkenareh.Veraneantes iraniés pasean por la playa de Anzali. Las mujeres iraníes están obligadas a tapar su cuerpo en público y no pueden llevar trajes de baño. Foto: EFE/Abedin TaherkenarehFotografía de archivo facilitada por el Ayuntamiento de Ispahán de la vista general de la ciudad. Foto: EFE

La lejana Persia… un territorio amplio, vasto, vastísimo en aquel entonces. Y lejano, pues las distancias eran mayores hace 21 siglos cuando se recorrían en camello o dromedario que ahora, que se salvan a bordo de un avión.

Que los tres -los Evangelios no dicen cuántos eran, se supuso que eran tres porque tres eran los regalos que llevaron a Belén- venían del mismo lugar, de Persia, es una de las teorías… Pero hay otras hipótesis que indican que cada uno de ellos partió de un lugar diferente.

Ahora, en las vísperas de la celebración del Nacimiento, cuando quedan pocos días para recordar la llegada de los Magos -que no hacían magia, eran astrónomos, sabios… término que en griego antiguo se decía magos– vamos a hacer el viaje inverso: nos vamos a Irán, el lugar desde el que partió el rey Melchor.

Camino a la mágica Persia

Y hablando de magia, Irán es uno de esos destinos fascinantes, evocadores, casi mágicos seguramente a consecuencia de la larguísima historia que guarda. Pero también es un país que provoca cierta reticencia…

No obstante, prejuicios aparte, este país bien merece unos días para conocerlo. Porque, antes que las tensiones religiosas y los problemas políticos estuvo la fabulosa Persia, que continúa allí muchos siglos después de que se evaporara el imperio.

Un carruaje lleva turistas por la plaza Imam en el centro de Ispahan, en una foto de archivo. Foto: EFE/ABEDIN

Un carruaje lleva turistas por la plaza Imam en el centro de Ispahan, en una foto de archivo. Foto: EFE/ABEDIN TAHERKENAREH

La capital, Teherán, o las antiguas capitales persas Chiraz e Ispahan -oasis en el desierto ambas y ejemplos arquitectónicos las dos- son tres de los lugares imprescindibles que, además, nos muestran la realidad de hoy y la cultura ancestral.

Chiraz, a unos 900 kilómetros al sur de Teherán, ciudad universitaria, es, además, el punto de partida para visitar restos arqueológicos tan interesantes como los de Persépolis, que se encuentran a sólo 50 kilómetros de allí.

Los restos precisan de cierta imaginación por parte del viajero para lograr hacerse una idea de la majestuosidad de lo que fue aquella ciudad, destruida por Alejandro Magno en el 331 a.C. y cuyos restos permanecieron ocultos hasta los comienzos de la década de los 30 del siglo pasado.

Más cerca de Teherán se levanta Ispahan, la otra antigua capital persa, que atesora algunos monumentos, sobre todo mezquitas, que no se pueden dejar de conocer en un viaje a Irán, como la Gran Mezquita, o la de Shah.

Fue dos veces capital del imperio y reúne varios Patrimonios de la Humanidad.  Ispahan, la tercera ciudad más poblada y el principal destino turístico de Irán, se sitúa en una llanura a orillas del río Zayandeh y está llena de bulevares arbolados, amplias avenidas y bellísimas plazas, palacios, mezquitas y jardines.

Unos turistas caminan junto a la cascada de Shurab, cuyas aguas dicen que poseen propiedades medicinales, en una foto de archivo. Foto: EPA/Abedin Taherkenareh.

Unos turistas caminan junto a la cascada de Shurab, cuyas aguas dicen que poseen propiedades medicinales, en una foto de archivo. Foto: EPA/Abedin Taherkenareh.

Hay otros muchos lugares que tener en cuenta al plantear el viaje a Irán, ciudades que son auténticos oasis en el desierto, como Bam; otras son un compendio de características árabes como los azulejos, los bazares y el descanso ante un té, como Esfahan…

Teherán

Pero ya sea al comienzo o al final del viaje (o en ambas ocasiones) nuestro vuelo nos “obligará” a pisar Teherán, la capital iraní. Una ciudad, como tantas otras capitales árabes, caótica, mal planificada… pero con una buena cantidad de edificios interesantes por su historia y por su arquitectura -como la mezquita de Sepahsalar– y un puñado de buenos museos, desde el Arqueológico, que está considerado como el mejor del país, hasta el museo de Alfombras.

Huelga decir que entre las visitas obligadas en Teherán está el bazar, para comprar ya sea una alfombra ya un objeto de oro…

Pero Irán es un país extenso que ofrece otros atractivos aparte de su historia.  Tiene, por ejemplo, muchos kilómetros de costa, tanto al norte, en el litoral del mar Caspio, como en el Golfo de Omán y en el Golfo Pérsico.

La naturaleza, en un lugar dominado por el desierto, la montaña… un lugar de climatología inclemente, es otro de los grandes atractivos del destino. Porque precisamente esa dureza ha dotado a algunas zonas de Irán de cuevas, montañas, desfiladeros y formaciones rocosas de una belleza indiscutible.

Clara muestra es, por ejemplo, el Valle de las Estrellas, en la isla de Qeshm, con sus caprichosas formas labradas por la erosión. Pero la isla tiene otros muchos atractivos turísticos, como sus manglares.

Leyes y costumbres

Pero no hay que olvidar, antes de tomar la decisión de viajar a Irán, a la cuna del rey Melchor, algunas particularidades de este país, de costumbres y leyes profundamente musulmanas.

Está totalmente prohibido el consumo de alcohol y el consumo o tráfico de otras drogas puede castigarse incluso con la pena de muerte.

Prudencia con la cámara de fotos o de vídeo; está prohibido tomar imágenes de edificios gubernamentales y militares, entre ellos los aeropuertos.

El lógico respeto a la ley se extiende aquí también a las costumbres y sobre todo a las normas sociales que impone el código islámico vigente en Irán. Por ejemplo, las mujeres deben cubrir su cabeza con un pañuelo y vestir discretamente, con piernas y brazos cubiertos y los hombres deben olvidarse del pantalón corto…

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS