DESTINOS TURISMO

Las citas con la Historia de Medina del Campo

Este pueblo vallisoletano de 20.000 habitantes fue tierra de mercaderes, reyes y religiosos de renombre. Una huella que lo convierte en destino turístico indispensable para conocer, por ejemplo, los inicios del comercio moderno en Europa, el impulso de congregaciones católicas o incluso de negociaciones en la colonización de América.

  • <p>Vista general de Medina del Campo. desde el Castillo de la Mota. EFETUR/J.J.Ríos</p>

    Vista general de Medina del Campo. desde el Castillo de la Mota. EFETUR/J.J.Ríos

  • <p>Recreación de la habitación en la que falleció Isabel La Católica en Medina del Campo. EFETUR/J.J.Ríos</p>

    Recreación de la habitación en la que falleció Isabel La Católica en Medina del Campo. EFETUR/J.J.Ríos

  • <p>Sermón y Rosario de la Soledad; una de las procesiones del Martes Santo en Medina del Campo. EFETUR/J.J.Ríos</p>

    Sermón y Rosario de la Soledad; una de las procesiones del Martes Santo en Medina del Campo. EFETUR/J.J.Ríos

  • <p>Vista general del Castillo de la Mota. EFETUR/J.J.Ríos</p>

    Vista general del Castillo de la Mota. EFETUR/J.J.Ríos

  • <p>Vista general de la fachada del Ayuntamiento de Medina del Campo, con la entrada del Palacio Real Testamentario a la derecha. EFETUR/J.J.Ríos</p>

    Vista general de la fachada del Ayuntamiento de Medina del Campo, con la entrada del Palacio Real Testamentario a la derecha. EFETUR/J.J.Ríos

<p>Vista general de Medina del Campo. desde el Castillo de la Mota. EFETUR/J.J.Ríos</p>
Recreación de la habitación en la que falleció Isabel La Católica en Medina del Campo.Sermón y Rosario de la Soledad; una de las procesiones del Martes Santo en Medina del Campo.Vista general del Castillo de la Mota.Vista general de la fachada del Ayuntamiento de Medina del Campo, con la entrada del Palacio Real Testamentario a la derecha.

Su céntrica ubicación geográfica -en un punto equidistante a Segovia, Ávila, Salamanca y Valladolid- ya es un anticipo de que Medina del Campo no es un municipio cualquiera de la ancha Castilla, sino centro de importantes episodios históricos que han marcado el devenir de España.

Allí no sólo murió la reina Isabel La Católica (dato desconocido por muchos), sino que la ciudad también fue sede itinerante de su corte regia en la que despachó con personajes tan relevantes como Cristóbal Colón.

Las paredes de su Palacio Real Testamentario acogieron el encuentro entre Colón e Isabel antes de que el navegante emprendiese su tercer viaje tras descubrir América. Hasta Medina del Campo fue el empecinado e incansable Colón en busca de la reina para concretar los pormenores de esta nueva expedición, que comenzó en el norte de la actual Venezuela.

Pocos años después, moriría allí mismo Isabel tras dictar su testamento (un momento que quedó inmortalizado por el pintor Eduardo Rosales). Su cuerpo inerte partió al día siguiente, el domingo 27 de noviembre de 1504, en una comitiva que recorrió a pie la distancia entre Medina del Campo y Granada. Una travesía que acabó el 18 de diciembre y que, según las crónicas de la época, no fue fácil por las inclemencias meteorológicas.

Quema del pueblo

La historia monárquica con Medina del Campo tuvo otros episodios más lúgubres como el protagonizado por el nieto de los reyes Católicos (Carlos V), cuyas tropas se enfrentaron con los habitantes de la ciudad porque éstos se negaron a entregar la artillería con la que se pretendía atacar Segovia en la Guerra de las Comunidades de Castilla.

Un hecho que acabó con el incendio de una buena parte de la trama urbana de Medina del Campo y que recuerda a otras sublevaciones como la de Fuente Obejuna (Córdoba).

La herencia religiosa

Si relevante es la historia de este pueblo en la monarquía del medievo, no menos interesante resulta ver la huella que allí dejaron varios santos en esa misma época.

Nuestra Señora de las Angustias en su paso para procesionar en la Semana Santa de Medina del Campo.

Nuestra Señora de las Angustias en su paso para procesionar en la Semana Santa de Medina del Campo. EFETUR/J.J.Ríos

Una vez más, el municipio acogió un encuentro entre personajes relevantes. Fue el que protagonizaron San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús. La santa estaba instalada en Medina, donde había fundado una nueva casa de su congregación de las Carmelitas Descalzas, y allí coincidió con San Juan de la Cruz, que desarrollaba su labor pastoral. Decidieron mantener una reunión y de ella nació la sección masculina de los Carmelitas Descalzos.

San Vicente Ferrer dejó también su herencia en el municipio. Fue en 1411 cuando estuvo predicando por la zona y consiguió animar a los medinenses para que fundaran la Semana Santa: actualmente es una de las más antiguas de España con un sello característico propio dentro de la imaginería y sobriedad castellanas y declarada de Interés Turístico Internacional. La Iglesia Colegiata de San Antolín alberga algunas de las tallas más relevantes, como Nuestra Señora de Las Angustias.

El nacimiento del comercio moderno

Medina del Campo es considerada como “La Villa de las ferias” porque en su plaza mayor (la más grande del país con 14.000 m²) nació en el siglo XV un mercado de la lana que luego prosperó hacia dos ferias anuales en las que se comerciaba con una gran diversidad de enseres (paños, lienzos, sedas, encajes, bordados, libros, platería religiosa…) hasta convertirse en una de las más importantes de Europa. Tanta transacción llevó a que en 1553 se firmase la que se considera una de las primera letra de cambio de la historia. Hoy, todo este legado se recuerda en el Museo de las Ferias del municipio.

Fachada del Castillo de la Mota, en la que se puede observar impactos de artillería. El ladrillo amortiguaba dichos impactos.

Fachada del Castillo de la Mota, en la que se puede observar impactos de artillería. El ladrillo amortiguaba dichos impactos. EFETUR/J.J.Ríos

Pero si hay algo característico, esa imagen que todos recuerdan una vez que la visitan, es la del Castillo de la Mota: ubicado en un monte a cuyos pies queda el pueblo. Destaca por su arquitectura, construido con ladrillo, que era más efectivo para amortiguar los impactos de artillería. El ladrillo provocaba un efecto “plastilina” o absorbente del impacto y no producía una gran destrucción. Esto hizo que fuese imitado por otras fortalezas a lo largo y ancho de la península.

Los Reyes Católicos añadieron un nuevo perímetro de seguridad al castillo, con extensas y complejas galerías de defensa, que lo convirtieron en un fortín inexpugnable.

La gastronomía (Medina del Campo es tierra del vino con DO Rueda) y las fiestas tradicionales -con los encierros taurinos- son el complemento perfecto para organizar un viaje a este municipio que, por cierto, inauguró hace pocos meses su estación de tren de Alta Velocidad.

(2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS