Alberta: esquiar desde Banff

Banff es uno de los grandes destinos turísticos del país. Una bonita ciudad rodeada por el parque natural homónimo, con el aspecto de los viejos pueblos del Oeste.

Un esquiador en Canadá. Foto: Lake Louise Ski Resort

Nuestro viaje empieza en Calgary, capital de la provincia de Alberta, y sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988. La primera impresión deprime un poco, porque la ciudad se encuentra en una llanura que recuerda a los paisajes castellanos. Pero al acercarnos a Banff, ya en el macizo de las Canadian Rockies (Rocosas Candienses es el nombre que recibe esta cadena, y los canadienses las distinguen de los otros macizos, aunque todos están en el gran grupo de las Rocosas), conduciendo hacia el noroeste por la ‘1’, la Transcanadian Highway, el paisaje se transforma.

Las moles montañosas con altas cumbres de roca cubiertas de nieve interminables bosques de coníferas nos van poniendo los dientes largos.En Banff existe una rigurosa normativa que limita el desarrollo urbanístico, por lo que el sabor de las viejas construcciones (viejas para los cánones de una nación joven) se mantiene en sus calles cuadriculadas.

En el campamento base

Si queremos conocer distintas estaciones de esquí de la provincia de Alberta, Banff es un campo base perfecto. A menos de una hora de carretera, Sunshine Village y la hermosa Lake Louise bastan para satisfacer al esquiador más exigente.

Sunshine Village es una estación de dificultad media-alta, con más de cien pistas que permiten desde el esquí tranquilo en desniveles razonables, hasta la aventura en las zonas de esquí más exigentes, como el famosísimo Delirium Dive, un recorrido no pisado que está en la lista de los diez mejores del mundo, al que se llega tras una caminata desde la cima de Lookout Mountain, y para cuyo acceso la estación exige el uso de aparatos de búsqueda de víctimas de aludes (ARVA). Son de destacar las bellísimas vistas que ofrecen las atalayas de la estación, con un paisaje abierto y rodeado de cumbres, y los campos de nieve de Sunshine Meadows, excelentes para el esquí de fondo, en el límite del área esquiable, que coincide con la linea fronteriza entre Alberta y British Columbia.

Lake Louise es otra gran estación, cuya característica más destacables, según el coordinador de ventas de la estación, Dave Myers, es “la gran variedad de pistas, desde la más amables aptas para el esquí familiar que hay en las zonas de Front Side y Larch, hasta el esquí extremo de los ‘dobles diamantes’ de los Back Bowls”.

Lagos, palacios, glaciares…

El lago que da nombre a la estación está a pocos kilómetros de ésta, y merece la pena la visita. Un gran lago situado en un circo con glaciares colgados, sobre cuya superficie helada se puede patinar, o alrededor del cual hay recorridos de esquí de fondo. Junto al lago se encuentra el enorme Chateau Lake Lousie, un lujoso hotel construido a principios del siglo pasado por la Canadian Pacific Railway, la compañía ferroviaria que unió las costas oriental y occidental y que contribuyó a colonizar el país y a crear muchas de las infraestructuras del incipiente turismo.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: ,
Publicado en: Turismo sostenible

googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-511500763325308089-3'); });

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

Servicios