CAMBIO CLIMÁTICO

¡Cuidado! España, destino en riesgo

España, un país con una oferta turística muy vinculada a sus condiciones atmosféricas, se posiciona como uno de los destinos más afectados por el cambio climático. Este fenómeno está provocando alteraciones en diferentes ecosistemas de nuestro país, dando lugar a la perdida de beneficios obtenidos hasta la fecha y obligando a los emplazamientos turísticos a adaptar su oferta.

En la Selva Irati (Navarra) se aprecia una tardía caída de la hoja debido a las altas temperaturas del otoño. Foto. Cedida por Ecowildlife

“España es un país especialmente vulnerable al cambio climático por su compleja topografía y situación geográfica lo que provoca una gran variabilidad climática en el territorio”, según indica la directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Susana Magro. Y aquí, es nuestro país, el clima se posiciona como uno de los grandes reclamos turísticos por lo que, si éste se ve alterado de manera negativa, por extensión, el sector turístico sufrirá también las consecuencias de este cambio perdiendo privilegios recibidos hasta el momento.

Alteraciones en ecosistemas, escasez de agua, incremento de temperaturas o aumento del nivel del mar son ya algunos de los efectos que se observan en el litoral español o en nuestras zonas de montaña. Con signos visibles de que algo está cambiando nos vemos obligados, de manera urgente, a tomar medidas que eviten la alteración de nuestros principales asentamientos turísticos y que impidan que pierdan atractivo espacios muy bien considerados en la actualidad.

Efectos del cambio climático en España

Según recoge el Informe sobre los Impactos en España por Efecto del cambio Climático de 2005, elaborado por el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, entre los principales efectos que empiezan a apreciarse en nuestro país están los cambios en el ciclo hidrológico global. Esto puede dificultar “la disponibilidad regional del agua” y dar lugar a “problemas de viabilidad económica” en espacios turísticos, “en especial, aquellos situados en el frente mediterráneo y en los archipiélagos balear y canario”.

Otra de las consecuencias citadas en el documento es la modificación de espacios de ocio dedicados al turismo de invierno, especialmente, “por falta o escasez del recurso de nieve”.

Asimismo, numerosos enclaves españoles registrarán nuevos comportamientos turísticos como consecuencia de una pérdida de buenas condiciones climáticas impulsando el movimiento de viajeros hacia “las interestaciones” -primavera y otoño-.

Ensayo Kosmos 2014 en la bahía de Gando (Gran Canaria), para estudiar los cambios de los océanos por el aumento de la acidificación del agua. EFE/Elvira Urquijo A.

Ensayo Kosmos 2014 en la bahía de Gando (Gran Canaria), para estudiar los cambios de los océanos por el aumento de la acidificación del agua. EFE/Elvira Urquijo A.

Por otro lado, el aumento del nivel del mar puede amenazar distintos emplazamientos turísticos del litoral y, en especial, “las zonas de costas bajas del Levante y del Golfo de Cádiz”. Asimismo, puede modificar o destruir numerosos complejos turísticos ubicados en primera línea de playa.

Todo ello, según reza el documento emitido por el Magrama en 2005, provocará que los cambios no sean homogéneos y actúen más negativamente “en aquellas zonas más deterioradas, con importantes desequilibrios y con mayor conjunción de los diferentes efectos climáticos”.

Nuevos patrones de conducta

Este informe recoge, además, algunas conclusiones de los nuevos hábitos de los viajeros en relación con España, como consecuencia de estos cambios:

Turista nacional

– Progresiva fragmentación de los viajes con una reducción de los días de estancia media en los destinos.

– Incremento de los desplazamientos hacia las costas del norte y hacia zonas de interior con “otros atractivos más asociados a la naturaleza, al espacio rural y a la cultura”.

– Reducción de los flujos a las zonas naturales, que se posicionan como las más deterioradas por los impactos climáticos.

– Mayor brevedad de la temporada de turismo de nieve.

– Aumento de viajes hacia destinos del norte de Europa que ganarían atractivo en los meses de verano con temperaturas más suaves que las registradas en España.

– Las zonas en las que disminuya la percepción de bienestar atraerán turistas con menor capacidad de gasto.

Playa de Gandia, Valencia. EFE/ RUBÉN FRANCÉS

Playa de Gandia, Valencia. EFE/ RUBÉN FRANCÉS

Turista extranjero

– Menos viajes en verano hacia las zonas españolas del litoral mediterráneo por considerar unas temperaturas excesivas.

– Incremento de los viajes en los países de origen por disponer, cada vez más, de condiciones templadas.

– Aumento de los viajes en primavera y otoño hacia los destinos del este y el sur de España.

– Mayores desplazamientos hacia las costas del norte de España con condiciones climáticas de mayor atractivo para el turista extranjero.

– Incremento de la duración de los viajes por parte de segmentos como los grupos de mayores, con especial interés en destinos del litoral.

Parques nacionales: un “desbarajuste”

El responsable de la Agencia de viajes Ecowildlife, José Luis Rivera, se pronuncia sobre el tema y señala muchos problemas en el desarrollo y protección de los asentamientos turísticos españoles. Por ejemplo, “el desbarajuste de la gestión en los parques nacionales y espacios naturales de nuestro país traerá consecuencias irreparables”.

Un aficionado al snowboard disfruta de la nieve en polvo en Javalambre

Un aficionado al snowboard disfruta de la nieve en polvo en la estación de esquí de Javalambre. Foto: Aramon

En lo referente a España, otros de nuestros grandes errores son, en opinión del experto, “construir vallas en Cabañeros o crear campos de golf en tierras protegidas”, incrementando el impacto negativo sobre estos espacios. Cabe destacar también que la legislación de puertos y costas “es pésima y prima el mercadeo” sobre la protección de las mismas.

Para paliar los efectos del cambio climático y contribuir a un desarrollo sostenible de nuestros recursos turísticos, Rivera propone “tomar medidas rígidas de protección de espacios naturales y de emisión de gases contaminantes y residuos, acciones que con la legislación actual no se están llevando a cabo”.

Desde Ecowildlife lo que más preocupa es “la falta de concienciación” de los turistas y la población en general fruto de “la voracidad del sistema y la falta de formación”.

Rivera recuerda la sensibilización reciente de algunos ciudadanos canarios, muy concienciados con las plataformas petrolíferas de Repsol pero -nos dice- “no existieron tales manifestaciones cuando la especulación urbanística tomó el litoral canario, destruyendo territorio y biotopos únicos”. “Nos movemos por estímulos económicos”, postula.

El experto concluye que la crisis nos ha ayudado a conocer mejor al turista y a crear productos más cercanos al consumidor; a descubrir destinos alejados del gran turismo y a valorar la forma tradicional de hacer las cosas. “Aunque haya sido a pequeña escala es una piedra importante que se ha movido”, añade.

Por ello, con la revitalización de la economía, sólo espera que esos turistas que han aprendido “que existe otra forma de viajar, lo sigan teniendo en cuenta”.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS