ENOTURISMO

Villafranca del Penedès: enoturismo en la capital del vino catalana

La localidad barcelonesa de Villafranca del Penedès es el destino idóneo para los amantes del enoturismo, ya que concentra cinco bodegas -Antoni Mascaró, Pinord, Castell de Peralada, Heretat Mas Tinell y Miguel Torres- que invitan a adentrarse en la cultura del vino.

Bodega Antoni Mascaró, Vilafranca del Penedès. Foto: Cedida por Vilafranca del Penedès

La localidad de Villafranca del Penedès (Barcelona) hace gala de su reconocimiento como Capital del Vino catalana, al albergar en su término municipal cinco de las 79 bodegas asociadas a la marca Enoturisme Penedès -Antoni Mascaró, Pinord, Castell de Peralada, Heretat Mas Tinell y Miguel Torres-.

Enoturismo

El cultivo de la uva en la comarca arrancó, según explican desde la Oficina de Turismo, a muy pocos kilómetros de este destino, en el yacimiento ibérico de La Font de la Canya -en el siglo VII a.C- lo que le convierte en el rincón idóneo para adentrarse en la cultura vitivinícola.

Además, aquí se congregan otros espacios que rinden homenaje a la tradición como el Museo de las Culturas del Vino (Vinseum), que cuenta con una colección de más de 17.000 piezas que recorren la historia de un territorio marcado por el cultivo de la viña y la producción del vino. A él, se suman otros espacios dignos de visita como la Escuela de Enoturismo de Catalanya, la Carretera del Vi o los Miradores entre Viñas, una ruta en coche que permite descubrir el paisaje de la zona.

Pero si hay algo que adentra al turista en la historia, tradición y cultura del vino son las bodegas que se extienden por los alrededores y que permiten degustar los populares vinos del Penedès.

Viñedos en Vilafranca del Penedès. Foto: Cedida por Vilafranca del Penedès

Viñedos en Vilafranca del Penedès. Foto: Cedida por Vilafranca del Penedès

Por estas tierras se ubica, por ejemplo, la bodega de Pinord Vins i Caves, con más de 150 años de tradición, y ubicada en pleno centro histórico del municipio. Aquí se puede descubrir el modo de elaboración de sus vinos, que mezcla los métodos tradicionales con técnicas de la agricultura ecológica. Esta bodega ofrece visitas, por 10 euros, de martes a viernes, de 10.00 a 13.30 y de 16.00 a 18.00 horas; y los fines de semana con reserva previa.

También en el casco urbano se encuentra Antoni Mascaró, donde tres generaciones de la familia han elaborado destilados, cavas y vinos desde 1946. Su sede se levanta en el edificio modernista casa Galtés i Maine, conocida como Cavas Mascaró, cuya imagen de marca es una cara de piedra decorativa: el mascarón. Las visitas, que incluyen una degustación de cava, cuestan 15 euros y se realizan los martes y jueves, de 09.00 a 12.00 y de 15.00 a 18.00 horas.

Otra opción es visitar la bodega de Castell de Peralada que, pese a que la sede se encuentra en el Alt Empordà, se levanta en Vilafranca y propone un recorrido gratuito, previa cita, de manera gratuita -en horario de 10.00 a 12.00 horas- para descubrir la historia de sus caldos.

Bodega en Villafranca del Penedès. Foto: Cedida por Vilafranca del Penedès

Bodega en Villafranca del Penedès. Foto: Cedida por Vilafranca del Penedès

A medio kilómetro de Vilafranca, en dirección a Sant Martí Sarroca, se encuentra Cava Heretat Mastinell, una pequeña bodega fundada en 1980, que, sin renunciar a la tradición vinícola, ha apostado por el diseño vanguardista. Las visitas a la bodega cuestan 12 euros y se pueden realizar de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 y de 15.00 a 18.00 horas; y los fines de semana de 10.00 a 14.00 horas. Los visitantes pueden además disfrutar de una estancia en el Cava&Hotel Mastinell -un 5 estrellas en forma de botellero- y visitar su Espacio Gastronómico En Rima, que ofrece cocina mediterránea maridada con vinos o cavas Mastinell y de D.O. Penedés.

Por último, sugerimos adentrase en la finca El Maset, en Pacs del Penedès, que alberga las Bodegas Miguel Torres. Presumen de tres siglos de historia y el aval de cinco generaciones, razones que le han valido, quizás, para ser reconocida en 2017 como La marca de vino más admirada del mundo, con presencia en más de 150 países. Por 9 euros se puede disfrutar de una visita básica, de lunes a sábado, de 09.15 a 16.00 horas; y los domingos y festivos, de 09.15 a 12.00 horas. También, se puede optar por la experiencia De la Cepa a la Copa -con taller, cata de cuatro tipos de uva a pie de viñedo, brunch maridado y visita a la vendimia- que se realizarán el 16 y el 23 de septiembre, de 16.00 a 18.30 horas, desde 35 euros.

Además, muy próximas a Vilafranca del Penedès, se reparten otras 15 bodegas, cada una de ellas con señas de identidad propias, que plantean una interesante visita: Planas Albareda y Vallformosa, en Vilobí del Penedès; Giró Ribot y Baldús, en Santa Fe del Penedès; Jean Leon y Cavas Nadal, en Torrelavid; Jaume Llopart Alemany y Cavas Ferret, en Guardiola de Font-Rubí; Artcava, Cavas Avinyó y Cuscó Berga, en Avinyonet del Penedès; Joan Sardà, en Castellví de la Marca; Rovellats, en Sant Martí Sarroca; Can Rafols, en Can Rafols dels Caus, Mas Comtal, en Sant Cugat Sesgarrigues; y Parés Baltà, en Pacs del Penedès.

(2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS