EJEMPLOS DE ÉXITO

Energía limpia en clave de éxito turístico

Las energías renovables pueden ser un elemento de diferenciación de destinos y alojamientos turísticos. Más, cuando estos se encuentran en espacios protegidos. Ya hay casos de éxito como la casa rural el Refugio de Cristal o el sistema hidroeólico de la Isla del Hierro, conocido como la Gorona del Viento.

Central Hidroeólica de El Hierro. Foto. EFE/Gelmert Finol

Estos dos modelos se han presentado en la tercera y última jornada de Fitur Green, en el marco de la Feria Internacional de Turismo, Fitur.

Álvaro Ares es un emprendedor que en 2004 conoció el Parque de Cabañeros, en Castilla-La Mancha, y se enamoró del entorno. No encontró ningún alojamiento en el que el respeto al medioambiente fuera una máxima y se decidió a crear uno. El proyecto, el Refugio de Cristal,  lleva ocho años en funcionamiento y por él han pasado ya 3.000 clientes, pero no ha sido un camino fácil. Tardaron un año y medio en encontrar una parcela con las características que buscaban, pero allí estaba, en el municipio de Hontanar, donde solo hay censadas 150 personas, ha explicado hoy.
Después llegó el momento de la burocracia y, con todos los permisos en regla, la construcción de la casa, que tiene tres espigas -la máxima distinción en Castilla-La Mancha- y una gestión muy sostenible. En el caso del agua, duchas y mecanismos aireadores, aunque “aún tienen más consumo del que nos gustaría”, ha indicado. Además, el agua de lluvia se recicla y se usa para regar. Desde el punto de vista energético, usan una caldera de biomasa que funciona con huesos de aceituna y los electrodomésticos son de bajo consumo “que ahora parece muy normal, pero hace ocho años no eran tan fáciles de encontrar”. La climatización se hace a través de un sistema evaportivo que consigue enfriar entre ocho y diez grados y transmitir humedad. Los residuos también se separan, el papel es reciclado, la limpieza se hace con productos biodegradables y el agua de la piscina tiene un tratamiento salino.
En la cocina, platos tradicionales y con posibilidades para personas con intolerancias, vegetarianas o veganas y, en el entorno, naturaleza en estado puro con espectáculos como el de la berrea, yacimientos arqueológicos y relax, que se une a la tranquilidad de saber que el paso de los viajeros por este lugar deja muy poco impacto.

Un ciervo berreando en el parque nacional de Cabañeros. EFETUR/ Cedida por Visitacabañeros.

Un ciervo berreando en el parque nacional de Cabañeros. EFETUR/ Cedida por Visitacabañeros.

El caso de El Hierro

Las islas tienen problemas de abastecimiento de agua y electricidad. También era el caso de El Hierro, la más pequeña de las islas Canarias, con solo 268 kilómetros cuadrados y 10.800 habitantes, Reserva de la Biosfera desde el año 2000 y Geoparque desde 2014. Así lo ha explicado el vicepresidente del Cabildo de esta isla, Juan Pedro Sánchez, que también ha detallado la solución que se ha alcanzado.
Tampoco ha sido fácil, ni barato. La central hidroeólica Gorona del Viento, que empezó a funcionar el año pasado, tiene una historia de décadas y ha costado 80 millones de euros. Incluye tres desaladoras, impulsores por bombeo del agua a la parte más alta de las islas y sistemas de almacenamiento que funcionan con la energía del viento.
Y es que en la central se toma la energía que va directamente al consumo y, los excedentes, se utilizan para impulsar el agua.
Aún no está a pleno rendimiento pero este proyecto, convertido en realidad, ya ha conseguido ahorrar 40.000 barriles de petróleo y la expulsión de 18.700 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Y lo que es más importante, que la isla ya no depende en gran medida del exterior para el suministro de energía ni de agua, como ha ocurrido desde siempre.
Otros impactos positivos son la visibilidad internacional que le ha dado esta iniciativa a la isla, que ha contado con reportajes publicados y emitidos en medio mundo y su valor para la promoción turística, como destino limpio, respetuoso e ideal para los amantes de los deportes, sobre todo acuáticos. El submarinismo es uno de sus fuertes y también las travesías a nado. En la última, algunos nadadores fueron acompañados por tiburones ballenas. Y también ha conseguido una importante relevancia como enclave de turismo científico.
En los planes de futuro, conseguir que el parque de vehículos también sea limpio. Así, según el vicepresidente del Cabildo, se espera que en cuatro años todos los coches de la isla funcionen con energía eléctrica.
Está claro que no es fácil ni barato, pero apostar por las energías renovables puede conllevar beneficios a medio plazo para el planeta al tiempo que un refuerzo para de destinos que hacen de la sostenibilidad su mejor tarjeta de visita.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: FITUR 2016