CIUDADES DEL MUNDO

Diez visitas imprescindibles para conocer Buenos Aires

Estas son las diez visitas indispensables que has de tener en cuenta en tu viaje a Buenos Aires. Además, te damos algunas recomendaciones de dónde dormir, dónde comer y con qué compañía volar

  • <p>La librería cafetería Ateneo Gran Splendid, en Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.</p>

    La librería cafetería Ateneo Gran Splendid, en Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

  • <p>Una vista aérea nocturna de la ciudad. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.</p>

    Una vista aérea nocturna de la ciudad. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

  • <p>El Rosedal de Palermo en el Parque 3 de febrero. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo. </p>

    El Rosedal de Palermo en el Parque 3 de febrero. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

  • <p>El mercado de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.</p>

    El mercado de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

  • <p>El mercado dominical de antigüedades de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.</p>

    El mercado dominical de antigüedades de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

<p>La librería cafetería Ateneo Gran Splendid, en Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.</p>
Una vista aérea nocturna de la ciudad. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El Rosedal de Palermo en el Parque 3 de febrero. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El mercado de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El mercado dominical de antigüedades de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

Buenos Aires no es simplemente la capital de Argentina. Buenos Aires es la ciudad del Río de la Plata, la ciudad del tango, del fútbol vivido hasta la pasión… Y es más que ciudad, es puerto. Y sus habitantes se enorgullecen de no hablar español, sino porteño. Y es que ese puerto acogió durante siglos barcos que llegaban de Europa cargados de migrantes que desembarcaban allí con sus equipajes rebosantes de ilusiones y esperanzas.

Y aquellos europeos que inmediatamente se convirtieron en argentinos, en americanos, dejaron en la ciudad parte de su idioma, de sus costumbres, de su arquitectura, de su cocina… Y todo ello ha hecho de Buenos Aires la ciudad que es hoy y de la que presumen los bonaerenses que aseguran: “acá no recibimos turistas, hacemos amigos”

Es una capital tan extensa, tan interesante, tan repleta de lugares dignos de conocer que la primera recomendación es preparar el viaje adaptando las visitas a la duración del mismo. Pero hay cosas imprescindibles, lugares que tienen que formar parte del programa de cualquier viajero que visite Buenos Aires, por eso te dejamos aquí los diez imprescindibles de tu viaje.

1.- La Casa Rosada

En la famosa (tristemente famosa, por aquellas manifestaciones de las “madres” que reclamaban el regreso de sus hijos desaparecidos, cubiertas sus cabezas por blancos pañuelos) plaza de Mayo, o más exactamente frente a ella, se alza la Casa Rosada. Es un palacio -de color rosa, claro- sede del gobierno de la Nación. Allí se erigió en 1580 el Fuerte de Buenos Aires y ha sido residencia de virreyes españoles y de gobernantes argentinos.

La Casa Rosada, frente a la plaza de Mayo, en Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo

La Casa Rosada, frente a la plaza de Mayo, en Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo

El edificio actual es el resultado de la fusión de la que fue siempre la sede presidencial con el Palacio de Correos, que se abordó en 1882. La visita a la Casa Rosada es un viaje a través de la historia, de la más lejana historia de la Argentina española y de la más reciente: desde la mítica Evita a los tristes episodios protagonizados por Videla y el resto de los miembros de las Juntas Militares. Para recorrer la Casa Rosada es más que recomendable una visita guiada.

2.- Cementerio de La Recoleta

Está en el barrio del mismo nombre, una zona exclusiva de la ciudad que se llama así por el convento de los monjes recoletos que allí se ubicaba. Precisamente en lo que en otro tiempo fue el huerto de los religiosos es donde se construyó el cementerio en 1822 como primer cementerio público de la ciudad.

Su trazado es obra del ingeniero francés Próspero Catelin y sus bóvedas y mausoleos lo dotan de un gran valor arquitectónico: casi 100 de sus bóvedas han sido declaradas Monumento Histórico Nacional. La Recoleta es, además, una muestra de la sociedad bonaerense de la época del esplendor económico en Argentina. Las familias acomodadas comenzaron a poblar este barrio y a competir por tener las mejores esculturas y los más ricos mármoles en sus mausoleos, para cuya edificación contrataban a los mejores arquitectos.

El cementerio de La Recoleta encierra auténticas obras de arte en sus bóvedas y esculturas. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El cementerio de La Recoleta encierra auténticas obras de arte en sus bóvedas y esculturas. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

Aparte de su más que reconocido valor artístico, La Recoleta es el cementerio más visitado de la ciudad porque en él reposan los restos de importantes personajes de la política -incluidos presidentes del país- escritores, deportistas… y otros muchos protagonistas de la historia argentina, como Eva Perón.

Hay posibilidad de contratar visitas guiadas al cementerio.

3.- Caminito

Es una pequeña calle peatonal, pero es -al menos para algunos- el rincón más entrañable y colorido, uno de los lugares con más sabor porteño. Son 150 metros de paseo peatonal con las casas de chapa propias del barrio de La Boca pintadas en alegres y vistoso colores. Todo un museo al aire libre. Caminito sigue el cauce de un arroyo que fluyó hasta principios del siglo XX y durante mucho tiempo fue parte del recorrido del tren que iba a Ensenada hasta que fue clausurado en 1928.

Caminito y sus inconfundibles fachadas de colores en el barrio de La Boca. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.Caminito y sus inconfundibles fachadas de colores en el barrio de La Boca. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

El ramal, que hoy es uno de los puntos más visitados de Buenos Aires, pasó entonces a convertirse en un callejón abandonado que se recuperó en los años 50 y se convirtió en un paseo peatonal y en un museo al aire libre en el que exponen y venden su obra muchos artistas diariamente y en el que casi siempre se puede escuchar –incluso bailar- un tango callejero.

4.- El Café Tortoni

Es uno de esos lugares que suele haber en todas las ciudades en los que tomar un café, o una cerveza, supone un encuentro con la historia del país. Y es que el establecimiento, fundado en 1858, es el bar más antiguo de Buenos Aires y sus paredes, así como sus mesas de mármol guardan un sinfín de testimonios de la historia de la ciudad. Testimonios del paso por este café del barrio de Montserrat de figuras como Lorca, Pirandello, Borges, Cortázar o Gardel que tenía siempre reservada una mesa lejos de la vista de sus admiradores.

En el sótano del Tortoni se ofrecen espectáculos de jazz y de tango y, además, es uno de los pocos lugares de Buenos Aires en los que aún se encuentra la leche merengada, un dulce placer muy del gusto de los bonaerenses.

El Café Tortoni es el más antiguo de Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El Café Tortoni es el más antiguo de Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

5.- El rosedal de Palermo

Está en el barrio de Palermo, en el Parque 3 de Febrero, y tiene una colección de más de 18.000 rosas. El rosedal está rodeado por un lago y, repartidos por sus 3,4 hectáreas, también un puente griego que cruza el lago, un anfiteatro, un patio andaluz y el jardín de los poetas en el que 26 bustos recuerdan a personajes célebres como Borges, Shakespeare o Dante Alighieri.

Es obra del paisajista Carlos Thays, que diseñó también el Jardín Botánico y el Parque Avellaneda y cuenta con el premio internacional Garden Excellence Award.

El rosedal de Palermo contiene 18.000 rosas. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El rosedal de Palermo contiene 18.000 rosas. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

Este lugar centenario -se abrió en 1914- vive cada mes de julio, cuando comienza la poda, una especie de peregrinación de vecinos y turistas que llegan hasta allí para pedir flores, incluso esquejes, a los jardineros.

6.- Galerías Pacífico

En pleno centro, en el barrio de San Nicolás, encontramos uno de los principales centros comerciales de la ciudad, Galerías Pacífico. Una visita al edificio que las alberga merece la pena, independientemente de que vayamos o no de compras, por sus bellas instalaciones, sobre todo por su magnífica cúpula que está decorada con murales de importantes pintores argentinos.

Este edificio fue construido por los arquitectos Emilio Agrelo y Raúl Le Levacher en 1889 con la intención de que fuera la sede de las tiendas Au bon marché. Pero nunca llegó a ser utilizado para este fin y poco tiempo después fue vendido al ferrocarril Buenos Aires Al Pacífico.

La cúpula del edificio de las Galerías Pacífico de Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.La cúpula del edificio de las Galerías Pacífico de Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

Entre 1896 y 1940 acogió las instalaciones del Museo Nacional de Bellas Artes y después, en 1944, los arquitectos Ezcurra y Aslan lo modificaron.

Estuvo posteriormente varios años en estado de abandono, pero fue recuperado en 1990, cuando se reconvirtió en el proyecto que había sido inicialmente: un centro comercial.

7.- El barrio de San Telmo

Es uno de los más tradicionales -y antiguos- de Buenos Aires. El origen de esta ciudad gira alrededor de su puerto, en torno a cuya actividad se desarrollaba en el siglo XVII la vida de los primeros habitantes. De ahí que se eligiera el nombre del patrono de los navegantes -san Pedro González Telmo- para darle nombre al barrio. Lugares emblemáticos de San Telmo son la plaza Dorrego, en la que funcionó un mercado desde 1822 a 1867 y que hoy es famosa por su mercado dominical de antigüedades, y el parque Lezama, el lugar en el que se cree que tuvo lugar el primer asentamiento de la ciudad, allá por 1536. Otros lugares interesantes en este típico barrio son la iglesia ortodoxa rusa de la Santísima Trinidad, el museo Histórico Nacional y el museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Todos los sábados a las 17h hay visitas guiadas.

Un café en la plaza Dorrego, en el Barrio de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de Turismo.Un café en la plaza Dorrego, en el Barrio de San Telmo. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de Turismo.

8.- Puerto Madero

Es uno de los barrios más nuevos de Buenos Aires. Hace apenas unas décadas que los viejos edificios de ladrillo rojo que fueron antaño depósitos de cereales u oleaginosas del puerto se fueron convirtiendo en modernos edificios de oficinas en los que convive la vieja arquitectura industrial en el exterior con el diseño de vanguardia y la edificación inteligente en el interior.

Con el renacer de la zona llegó el asentamiento de los restaurantes y locales de ocio que han convertido a Puerto Madero en una de las visitas imprescindibles para porteños y forasteros. Un exclusivo paseo junto al Río de la Plata y una de las mejores áreas gastronómicas y turísticas de la ciudad.

El rosedal de Palermo contiene 18.000 rosas. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El rosedal de Palermo contiene 18.000 rosas. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

9.- Corrientes

Es esa interminable avenida de Buenos Aires en la que se tiene la sensación de estar en Madrid y unos segundos después se tiene el convencimiento de encontrarse en París. Desde el palacio deportivo Luna Park, en San Nicolás, hasta el cementerio de La Chacarita, Corrientes se extiende a lo largo de más de ocho kilómetros. En su recorrido encontramos teatros -como el Alvear o Lola Membaives- bares y tiendas de todo tipo que consiguen que esta avenida permanezca viva las 24 horas del día. Al caminar por Corrientes encontramos además el Obelisco, todo un símbolo ya de la ciudad.

El obelisco en avenida Corrientes de Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.El obelisco en avenida Corrientes de Buenos Aires. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

10.- Las parrillas

Aunque no sea un único lugar que visitar, no pueden faltar en los diez imprescindibles de Buenos Aires. Están en todas partes y sin ellas no se puede entender la cultura de la ciudad. Desde la propia oficina de turismo de Buenos Aires nos recomiendan La Brigada, en San Telmo, de decoración típicamente porteña pero con mucha presencia futbolera.

Don Julio, que está en una casona antigua en Palermo, ocupa el número 13 en los Best Restaurantes Latinoamérica 2017. Y, siempre según la oficina de turismo, La Cabrera, con sus chorizo, morcilla, mollejas y riñoncitos con manteca de provenzal  que “hacen las delicias de todo el que pasa por allí”.

Las parrillas son en Buenos Aires más que gastronomía, son parte de una cultura. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismoLas parrillas son en Buenos Aires más que gastronomía, son parte de una cultura. Foto: Efetur/Cedida por la oficina de turismo.

Breve guía práctica de Buenos Aires

ALOJAMIENTO

Home Hotel. El primer hotel boutique de Palermo Viejo. Ambiente relajado, famoso brunch, piscina (de octubre a mayo).

Casasur Hotel Collection. Cada uno de los tres establecimientos tiene una atractiva peculiaridad. El Casasur Palermo Hotel, unas magníficas vistas de Buenos Aires desde su terraza en la azotea; el Casasur Bellini Hotel, su restaurante Bengal Deli y Casasur Recoleta Hotel, sus habitaciones neoclásicas entre las que destaca el deck privado con jacuzzi de la Grand Suite y sus vistas panorámicas.

RESTAURANTES

El Mercado, del Faena Hotel Buenos Aires. Cocina argentina y línea propia de vinos en un establecimiento que concentra el espíritu de las legendarias cantinas de Buenos Aires y lo combina con el encanto de los mercados al aire libre de Europa.

Elena, que es el único restaurante de un hotel de cinco estrellas de Argentina -el Four Seasons-, destaca por su amplia selección de carnes además de sus pescados y mariscos.

Desarmadero. La comida no es la única protagonista de este local, en el que destaca su decoración y su ambiente; su jardín vertical y la música. Pero hay otras estrellas especiales: sus cervezas artesanales.

CÓMO LLEGAR

Las aerolíneas Iberia y Air Europa vuelan desde Madrid a Buenos Aires. Desde Barcelona se puede viajar con Level.

 

(3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: ,
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS