EUROPA

Una nueva “City” surge tras los Juegos

Más de 8.000 viviendas, 8.450 metros cuadrados de áreas comerciales y amplios espacios al aire libre en una superficie equivalente a 357 campos de fútbol. Así será la Villa Olímpica de Londres 2012 a partir del próximo verano.

  • South Plaza con la escultura de Anish Kapoor de fondo. LONDON LEGACY.South Plaza con la escultura de Anish Kapoor de fondo. LONDON LEGACY.
  • North Park. LONDON LEGACY.North Park. LONDON LEGACY.
  • Futura zona de residencial en la Villa Olímpica. LONDON LEGACY.Futura zona de residencial en la Villa Olímpica. LONDON LEGACY.
  • <p>Recreación del Parque Isabel II. LONDON LEGACY.</p>

    Recreación del Parque Isabel II. LONDON LEGACY.

South Plaza con la escultura de Anish Kapoor de fondo. LONDON LEGACY.North Park. LONDON LEGACY.Futura zona de residencial en la Villa Olímpica. LONDON LEGACY.Recreación del Parque Isabel II. LONDON LEGACY.

El conocido como Parque Olímpico de Stratford tiene sus días contados. Organizaciones como la London Legacy Development Corporation (LLDC), que gestiona el legado olímpico, velan para dar un nuevo uso a las instalaciones creadas con motivo de los Juegos Olímpicos del pasado verano y reabrir lo que se conocerá como el Parque Olímpico Isabel II. Eso sí, habrá que esperar unos cuantos años, hasta 2030, hasta ver finalizado todo el plan de reformas.

La LLDC presume de haber iniciado el plan de reconstrucción de la zona tres años antes del comienzo de los Juegos. Una previsión que, según sus responsables, aporta cierta ventaja a la zona -comparado con lo ocurrido en las Villas Olímpicas de otras ciudades en pasados años-, pero que no verá sus primeros frutos hasta el próximo 27 julio, justo un año después de la ceremonia de a apertura de los Juegos de Londres, cuando el parque abrirá sus puertas al público.

Con la perspectiva de estas reformas, los contribuyentes británicos pueden estar tranquilos: los 8.921 millones de libras (unos 11.151 millones de euros) que costó organizar las Olimpiadas constituyen una inversión que generará réditos a la capital del país. Por mencionar solo algunos ejemplos, de los 2.818 apartamentos de la Villa Olímpica que se construyeron y amueblaron para el bienestar de los atletas, 625 serán destinados a viviendas de protección oficial, mientras que se está negociando la venta de instalaciones desmontables como el Basketball Arena para los Juegos Olímpicos de Río.

Sin embargo, la reforma requiere una nueva inversión, obviamente, más baja que la de la organización de los Juegos, pero nada desdeñable. En total, se calcula que la reconversión del Parque Olímpico costará unos 292 millones de libras (365 millones de euros).

Al este del Big Ben

El este de Londres, el conocido como East End, ha vivido un auténtico resurgir gracias a las inversiones realizadas con motivo de los Juegos. La modernización de la zona, hasta ahora ajena a las visitas turísticas y que hasta hace poco aún escondía rincones abandonados y llenos de suciedad, ha llegado de la mano de una profunda limpieza de los canales, la plantación de especies vegetales, los nuevos servicios de transporte y, por supuesto, los espacios deportivos que acogieron los Juegos y que ahora se adaptarán a las necesidades de eventos no tan multitudinarios.

El Parque Isabel II será el colofón a la revitalización experimentada por el barrio en los últimos años. Con una superficie de 226 hectáreas -el equivalente al céntrico Hyde Park-, se espera que el reformado conjunto Olímpico atraiga cada año, a partir de 2016, a nueve millones de turistas.

Los complejos deportivos, parques y nuevas urbanizaciones servirán para revitalizar la zona

El complejo residencial que se empezará a construir en los espacios libres dejados por los estadios desmontables, tres colegios, centros de salud, 6,5 kilómetros de canales y 102 hectáreas de espacios abiertos y ajardinados contribuirán a mejorar la calidad de vida de los vecinos de la zona.

Y todo esto sin que el área pierda sus atractivos turísticos constituidos por  la ya icónica torre ArcelorMittal Orbit diseñada por el arquitecto Anish Kapoor y las instalaciones deportivas entre las que destacan el Centro Acuático, el estadio Multiusos Arena o el Velódromo. Se calcula que el complejo acogerá más de 1.000 eventos y actividades anualmente.

Hasta que acaben las obras, los interesados en supervisar la transformación del Parque Olímpico pueden adquirir una entrada por un precio a partir de 7 libras (unos 8,10 euros) para visitar la zona y disfrutar de las vistas de la ciudad desde la torre ArcelorMittal Orbit. El ticket incluye la equipación de protección necesaria para recorrer las obras con total seguridad.

El East End antes de los Juegos

Hasta ahora, el East End visitado por los turistas -y solo por aquellos más curiosos- terminaba en la City o núcleo financiero de la capital británica y, como mucho, en los mercados de Spitalfields y Brick Lane. El hecho de que el Este turístico se haya extendido más allá, no significa que los turistas tengan que renunciar a los atractivos que hasta ahora reunía la zona.

Sin duda la Catedral de Saint Paul, la Tate Modern, la Torre de Londres y el Tower Bridge son motivos más que suficientes para alejarse del West End y adentrarse en la parte oriental de la ciudad.

Sin embargo, hasta que no pasamos la estación de Liverpool Street no nos topamos con el Londres genuino, el de los mercados del día a día que, aunque poco a poco se va llenando de turistas, especialmente los fines de semana, mantiene aún su encanto.

Mercadillos, una oferta gastronómica con platos en todo el mundo y museos como la Tate Modern completan la oferta cultural del East End

Flores, camisetas diseñadas por jóvenes emprendedores, objetos de artesanía y productos ecológicos son algunas de las singularidades que se pueden adquirir en el mercado de Spitalfields, abierto los siete días de la semana.

Para completar la jornada de compras, se puede continuar el recorrido hacia Brick Lane. Allí, los diseños de los productos ofertados se hacen todavía más exclusivos, no por su precio, sino por su originalidad. Es fácil encontrar ropa de segunda mano, bicicletas, bisutería y, en definitiva, todo lo aquello que un día estuvo de moda y que acabará estando de nuevo a la última en los próximos meses o años.

El barrio está lleno de restaurantes en los que probar comida étnica, especialmente hindú, a muy bajo precio. Pero no solo eso. Dentro de los propios recintos de mercadillo de Brick Lane se pueden probar platos prácticamente de todo el mundo. Etiopía, México, Corea… gastronomía tan exótica que muchos prueban por primera vez en un lugar tan pintoresco como el Brick Lane londinense.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: El mundo

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS