DESTINOS

Calma activa y natural en el Mediterráneo: Formentera

Atardeceres que dejan sin respiración, aguas cristalinas y naturaleza en estado puro. Así es Formentera, la pequeña de las Pitiusas que, con su oferta de turismo activo, busca alargar su temporada alta, pero sin perder la calma que la convierte en un remanso de paz en el Mediterráneo.

  • <p>Aguas cristalinas en Formentera. Foto: Turismo de Formentera. </p>

    Aguas cristalinas en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.

  • <p>Senderismo en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.</p>

    Senderismo en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.

  • <p>Molino de viento. Foto: Alfredo Montero / Turismo de Formentera.</p>

    Molino de viento. Foto: Alfredo Montero / Turismo de Formentera.

  • <p>Una puesta de sol en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.</p>

    Una puesta de sol en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.

<p>Aguas cristalinas en Formentera. Foto: Turismo de Formentera. </p>
Senderismo en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.Molino de viento. Foto: Alfredo Montero / Turismo de Formentera.Una puesta de sol en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.

En sus 83 kilómetros cuadrados de extensión hay espacio para hacer muchas actividades y disfrutar del mar y de la naturaleza; eso sí, con calma y tranquilidad, pues el reloj pasa a un segundo plano en el momento en el que se atraca en Formentera.

La responsable del Turismo de la isla, Alejandra Ferrer, asegura que sus 11.000 habitantes censados en invierno, se multiplican en verano hasta los 45.000, sin contar con los excursionistas que llegan desde las islas próximas.

En estos momentos, se trabaja por la diversificación de los mercados emisores. Los alemanes fueron los primeros en descubrir la isla, allá por los años 70, desbancados después por los italianos. Poco a poco, los españoles van descubriendo este rincón natural, y ya el pasado verano el porcentaje de viajeros nacionales (45 %) superó al de italianos (42 %). Ahora el reto está en seguir buscando al turista nacional sin olvidar otros mercados, como los países nórdicos.

Uno de los faros de la isla de Formentera. Foto: Turismo de Formentera.

Uno de los faros de la isla de Formentera. Foto: Turismo de Formentera. 

Pese a la tradicional avalancha veraniega, la isla no ha perdido el encanto y resiste con un 70 % de su territorio protegido. Entre las estrategias para alargar la temporada, la programación de actos y encuentros, fundamentalmente deportivos y culturales. Así, en bril se celebrarán campeonatos de judo, una regata y una feria intercultural. Para mayo se han organizado unas jornadas gastronómicas, festivales de cine y fotografía, una vuelta a pie y la media maratón de la isla.

Sin parar en Formentera

Bosques de pinos, dunas y playas de agua cristalina, unidas a un clima especialmente agradable, hacen de esta isla un lugar idóneo para la actividad deportiva. Una de las actividades estrellas es el submarinismo. La claridad de la aguas en torno a isla permite distinguir especies marinas, pulpos, barracudas, lenguados, meros, salmonetes y estrellas de mar. Con un poco de suerte, también se pueden ver tortugas marinas y delfines.

Windsurfing en Formentera. Foto: Turismo de Formentera.

Windsurfing en Formentera. Foto: Turismo de Formentera. 

También se puede conocer la isla de otra manera, en canoa, una oportunidad única de adentrarse en cuevas y formaciones rocosas de la isla. Hay diferentes tipos de travesías adaptadas, que permiten combinar el ocio con el deporte en función de las necesidades de cada viajero. Otras opciones son el windsurf y la vela, muy apropiados en un litoral con 60 kilómetros de costa y con vientos de entre 5 y 15 nudos en verano, hasta los 30 en invierno. 

Para los viajeros de “secano”, existen un total de doce circuitos verdes señalizados, para realizar a pie o en bicicleta. También es posible disfrutar de relajantes rutas a caballo.

Algunas curiosidades

Si estás buscando un lugar donde alejarte del estrés de la gran ciudad, Fomentera es tu destino: como dato, aquí no hay ni un semáforo. Y es que apenas hay coches, a pesar de que algunas de las compañías navieras ya oferta poder transportar el vehículo hasta la isla.

Un cormorán. Foto: Jorge Jiménez / Turismo de Formentera.

Un cormorán. Foto: Jorge Jiménez / Turismo de Formentera.

La vida natural también tiene sus peculiaridades: como es propio de un lugar con tanto territorio protegido, existe una biodiversidad interesante. Sólo en el caso de la largatija hay más de cien especies distintas. Además, es un buen lugar para los amantes del avistamiento o fotografía de aves, ya que unos 200 tipos distintos de pájaros cruzan Formentera durante su migración.

Los claros mares, ideales para el submarinismo o el buceo, no son una casualidad. Entre Ibiza y Formentera se encuentra la mayor pradera de posidonia oceánica del Mediterráeno. En total son unos 700 kilómetros cuadrados de esta planta acuática que, con su filtrado, ayuda a mantener la pureza del agua. Además, son unos de los habitantes más antiguos de la isla: en la zona septentrional de Formentera hay una posidonia de 8 kilómetros de longitud con, nada más y nada menos, 100.000 años de antigüedad.

Para los amantes de la historia, pueden encontrar unos sepulcros megalíticos de unos 4.000 años de historia.  Pero en pleno siglo XXI y en la era de Internet en el móvil y las tabletas, el  Conseil insular de Formentera ha diseñado la aplicación Formentera Passport, en la que se marcan recorridos por los puntos destacados de la isla, donde conseguir “sellos” para el pasaporte y obtener premios.

Cómo ir y dónde alojarse

La gran diferencia de esta isla con el resto de las del archipiélago balear es que no tiene aeropuerto. Por eso, la única forma de llegar hasta ella es en barco, normalmente desde Ibiza. Hay diferentes compañías navieras (Baleària, Trasmapi y Trasmediterránea) que se encargan de hacer este recorrido y acercar viajeros a la isla desde otros puntos como otros puertos de las islas, de la Comunidad Valenciana o Cataluña. Por ejemplo, existe la posibilidad de excursiones de ida y vuelta en el día desde Denia.

En cuanto al lugar de descanso, según explicó la consejera de Turismo de Formentera, Alejandra Ferrer, en la isla existen seis hoteles. El resto de oferta de alojamientos son apartamentos vacacionales y casas rurales. Uno de los más modernos, el hotel Es Marès, fue inaugurado en 2011 y trata de reunir la esencia de la isla en sus servicios e instalaciones, sin perder la cercanía de un tráfico familiar.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: ,
Publicado en: Turismo sostenible

googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-511500763325308089-3'); });

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

Servicios