Turismo de naturaleza

Burgos de norte a sur a pie o en bici

Burgos es catedral, es gastronomía -lechazo y mucho más- y es historia de Castilla y de España. Pero también es naturaleza y paisaje que se abre al viajero a través de los senderos habilitados para recorrer a pie o en bici.

Una imagen de la Vía Verde de la Sierra de la Demanda. Foto: Efetur (Cedida)

La orografía de la provincia de Burgos se caracteriza por los contrastes que presenta de norte a sur. Son paisajes muy variados que, para regocijo del viajero, están vertebrados por una serie de rutas y senderos que permiten disfrutar la naturaleza en familia unos, o de abruptas gargantas y frondosos bosques otros -los más atrevidos-.

Estas rutas están salpicadas por pequeños pueblos con encanto y por citas con la historia de la provincia -y por lo tanto de Castilla y de España-. Rutas con senderos señalizados que pueden recorrerse tanto a pie como en bicicleta.

Burgos entre cañones y barrancos

Para los aventureros que decidan adentrarse en los paisajes más profundos, la ruta de los Cañones del Ebro es toda una oportunidad para disfrutar del juego de la erosión de la naturaleza. Ofrece una caminata por el interior de los barrancos a los que el agua ha ido dando forma con los años, y que cuenta con un desnivel acumulado de 300 metros.

Aquí encontramos la famosa llanura del Páramo de Lora. Gracias a su frondosa y variada vegetación, su fauna y sus impresionantes paisajes, el Cañón del Ebro es hoy uno de los espacios más característicos de la Península Ibérica.

También para exploradores avezados está indicado el Complejo Kárstico de Ojo Guareña, que supone una inmersión real en las entrañas de la tierra. Este complejo calizo “es el más importante de España y uno de los diez mayores del mundo”, según datos de la Diputación de Burgos.

La ermita de San Bernabé y la cueva del Ayuntamiento son las dos “joyas” de este monumento natural, que cuenta con una serie de senderos exteriores señalizados para un fácil recorrido.

Vías verdes y caminos mineros

Hay un bonito recorrido de 54 kilómetros que sigue el trazado del antiguo ferrocarril minero, el que en su día sirvió para abastecer de hulla a los altos hornos del País Vasco. Es la Vía Verde Sierra de la Demanda, una ruta rodeada de hayedos y pinares que puede hacerse también tanto a pie como en bicicleta. Un recorrido por una tierra legendaria regada por el río Arlanzón y el embalse del mismo nombre.

Vista de un atardecer desde la orilla del río Arlanzón. Foto: Efetur (Cedida).Vista de un atardecer desde la orilla del río Arlanzón. Foto: Efetur (Cedida).

También en esta zona se encuentra el Sendero Minero de Juarros, un recorrido perfecto para los amantes de las dos ruedas, ya que es completamente ciclable. Discurre entre minas de carbón, frondosos bosques de pino y robledales y está señalizada con diferentes paneles informativos acerca de la antigua actividad minera.

Son menos de diez kilómetros de ruta (PRC – BU 56) que pueden recorrerse en aproximadamente tres horas durante las cuales el viajero camina por verdes valles y visita poblaciones como Ibeas de Juarros, San Adrián de Juarros o Santa Cruz de Juarros.

Saltos de agua, lagunas y cascadas

Uno de los recorridos más impresionantes que se pueden realizar en la provincia de Burgos es la ruta en torno al Salto del Nervión, “el salto de agua más grande de la Península Ibérica, que está dentro del Monumento Natural del Monte Santiago”. Es una ruta de pequeño recorrido (PR – BU 42), sólo 4 kilómetros que pueden recorrerse a pie pero que pueden hacerse completamente en bicicleta.

Cascada del Salto del Nervion. Foto: Efetur (Cedida).

Cascada del Salto del Nervion. Foto: Efetur (Cedida).

La Mesa de Oña es otra ruta de pequeño recorrido (PRC – BU 65), poco más de 14 kilómetros, pero sin embargo se trata de un trayecto no ciclable. El sendero permite conocer de primera mano los Montes Obarenes y la villa de Oña, localidad donde comienza el itinerario.

El desfiladero de Oca, el monasterio de San Salvador de Oña, la construcción ganadera Chozo de las Merinas o la localidad de Penches, salen al paso del senderista en este recorrido de unas cuatro horas de duración.

En plena Sierra de la Demanda se encuentran las Lagunas de Neila, una serie de lagunas de origen glaciar a las que se puede acceder en coche por una carretera de alta montaña desde Quintanar de la Sierra o desde Neila.

La naturaleza sale al paso en este recorrido en forma de ardillas, corzos y ciervos que habitan esta zona llena de masas de pino, y cuyas lagunas más espectaculares son la Laguna Negra y la Larga. Una visita impresionante, especialmente durante los meses más fríos del invierno, cuando el agua de las lagunas se precipita y se congela, dando lugar a una impresionante cascada de agua helada.

 

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-511500763325308089-3'); });

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

Servicios