EFEtur Turismo familiar

Baleares para niños y adultos

¿Unas vacaciones en familia? Un buen destino es Baleares, que ofrece alicientes para todos: clima, mar y playa, hoteles con instalaciones y animación infantil, parques de atracciones y acuáticos, naturaleza y deporte… Diversión para todos los públicos.

  • <p>Baleares puede ser muy verde tierra adentro. Foto: Manuela Muñoz</p>

    Baleares puede ser muy verde tierra adentro. Foto: Manuela Muñoz

  • <p>El Cami de Cavalls un modo de recorrer Menorca a pie, en bici o, por supuesto, a caballo. Foto: Fundació Destí Menorca.</p>

    El Cami de Cavalls un modo de recorrer Menorca a pie, en bici o, por supuesto, a caballo. Foto: Fundació Destí Menorca.

  • <p>Montañas y palmeras en el interior de las islas. Foto cedida por Turismo de Baleares.</p>

    Montañas y palmeras en el interior de las islas. Foto cedida por Turismo de Baleares.

  • <p>La naturaleza en el interior de las islas es otro de los atractivos, como estos almendros en flor. Foto cedida por Turismo de Baleares.</p>

    La naturaleza en el interior de las islas es otro de los atractivos, como estos almendros en flor. Foto cedida por Turismo de Baleares.

  • <p>Caminos y carreteras señalizadas facilitan el cicloturismo en Baleares. Foto: LT</p>

    Caminos y carreteras señalizadas facilitan el cicloturismo en Baleares. Foto: LT

<p>Baleares puede ser muy verde tierra adentro. Foto: Manuela Muñoz</p>
El Cami de Cavalls un modo de recorrer Menorca a pie, en bici o, por supuesto, a caballo. Foto: Fundació Destí Menorca.Montañas y palmeras en el interior de las islas. Foto cedida por Turismo de Baleares.La naturaleza en el interior de las islas es otro de los atractivos, como estos almendros en flor. Foto cedida por Turismo de Baleares.Caminos y carreteras señalizadas facilitan el cicloturismo en Baleares. Foto: LT

Si hay un destino idóneo para vacaciones de verano, ese es Baleares, elegido por miles de turistas de todo el mundo. Y si se trata de unas vacaciones familiares, en el archipiélago se encuentran todos los alicientes: clima perfecto, puramente mediterráneo; el mar y las playas; una planta hotelera amplia y diversa, con una gran oferta de servicios para los niños, y un sinfín de posibilidades de entretenimiento y deporte que van desde los parques acuáticos a los castillos y fortalezas en las que los más pequeños se sentirán soldados o piratas.

El Mediterráneo rodea a las Islas Baleares en sus 1.428 kilómetros de costa y, lógicamente, sus playas son un atractivo indiscutible, sobre todo para los más niños que, no obstante, además del baño en el mar y los castillos de arena en la orilla, piden diversión y entretenimiento a todas horas. De modo que hay que buscar excursiones y actividades tierra adentro.

Descubrir la naturaleza

La naturaleza ha sido espléndida con este archipiélago y le ha dotado con variedad de paisajes que admirar. Y, con el paso de los siglos, la actividad humana ha interaccionado con su entorno sin deteriorarlo, más bien enriqueciéndolo. La variedad orográfica nos permite encontrarnos en cada una de las islas con montaña, llanura o costa, con lo cual podemos optar por diferentes itinerarios para disfrutar del paisaje y del aire libre. El sol hace el resto.

Todo esto constituye un atractivo que no solo disfrutan los adultos. Los peques se divierten también recorriendo senderos en bicicleta o admirando animales que, quizá, nunca antes habían visto.

Para hacer senderismo, existen multitud de rutas y es recomendable informarse del grado de dificultad antes de decidirse por una u otra. Y no olvidar que, incluso para los recorridos más sencillos, hay que ir suficientemente preparados: agua, quizá algún alimento, protección solar, ropa adecuada…

Senderismo por la ruta de Pedra en Sec. Foto: Giorgio Gatti.

Senderismo por la ruta de Pedra en Sec. Foto: Giorgio Gatti. 

En Menorca, por ejemplo, existe un sendero que permite, incluso, dar la vuelta a toda la isla recorriendo campos, playas… Es el Camí de cavalls -Camino de caballos- y se llama así porque por este camino circulaban los soldados británicos a lomo de sus caballerías vigilando la costa en tiempos de la dominación inglesa. Este camino, que ya existía en el siglo XIV, fue un elemento esencial también para comunicar entre sí las diferentes torres que vigilaban el Mediterráneo.

Ha sido recuperado totalmente, está señalizado y es una ruta homologada como GR 223 de unos 200 kilómetros, dividida en 20 etapas, que se puede recorrer a pie, en bici o, como manda la tradición, a caballo.

En Mallorca también hay una ruta histórica, de esas que forman parte del pasado de la isla. Es la ruta de Pedra en sèc -Piedra en seco- (GR221) y constituye uno de los mejores modos de disfrutar la Sierra de Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad, ya sea a pie o en bici.

A través de paisajes salpicados de muestras de este tipo de construcción tradicional, la técnica de la Pedra en sec, se descubren vestigios históricos, tradiciones, gastronomía… Este método de edificación consiste en la construcción en piedra pero sin ninguna argamasa para unirlas, utilizando solo una colocación correcta basada en el máximo contacto entre las piezas y la ayuda de la gravedad.

Es un recorrido largo, de unos 283 kilómetros, accesible para todas las edades, que tiene, al final de cada etapa, un refugio en el que descansar que ofrece alojamiento y manutención.

En Formentera, la más virgen de las islas, la red de los Circuitos verdes, que solo se puede recorrer a pie o en bici, extiende 19 itinerarios en los que los peques de la familia descubren la isla del modo más natural y ecológico mientras recorren pinares, dunas, playas…

El mundo animal

Hay otros modos de conocer y tomar contacto con la riqueza natural del destino con los que disfruta toda la familia, porque a los niños siempre les entusiasman los animales. Hay muchas áreas protegidas en las diferentes islas que sirven de refugio y hábitat a muchas especies, algunas endémicas.

El avistamiento de aves en lugares como el Estany des Peix, una laguna salada en el Parque Natural de ses Salines de Ibiza y Formentera es una de las opciones. Muchas aves lo eligen como lugar de reposo en sus migraciones y otras muchas para su reproducción. Es Reserva de la Biosfera y Zona de Especial Protección para las Aves. Otro lugar fundamental para descubrir aves es el Parque Natural de s’Albufera des Grau, un núcleo de la Reserva de la Biosfera menorquina, así como la Albufera de Mallorca, un humedal de 2.500 hectáreas.

Y si todos los animalitos que vemos en libertad no cubren todas las expectativas de los peques, hay más opciones: Acuarios en los que tenemos, incluso, tiburones; zoológicos; parques de naturaleza en los que encontramos animales y actividades divertidas para todos…

El turismo rural y el agroturismo son los mejores modos de vivir la naturaleza, de convivir con la flora y la fauna, y en Baleares hay una buena oferta donde elegir. Incluso en Ibiza, la isla de la diversión y la noche, hay otra cara, la de la paz y la vida tranquila.

Casas de labranza que ahora son hoteles con encanto, casas rurales rodeadas de naranjos, olivares o almendros; blancas casitas de arquitectura tradicional ibicenca desde las que tomar un sendero y, sea en bici o a caballo, hacer una bonita excursión familiar.

Ocio y diversión en cualquier lugar

Repartidos por las islas encontramos diferentes parques acuáticos, zoológicos, temáticos… que hacen las delicias de los “reyes de la casa”. Toboganes -gigantes, kamikazes, black hole…- hidrotubos, piscinas de olas, castillos de agua… Todo un día de diversión y en remojo está asegurado. Zonas verdes, bares y restaurantes, socorristas y medidas de seguridad hacen el resto para que los papás, además de divertirse, estén tranquilos.

También encontramos excursiones a la medida de toda la familia. Como los trenes turísticos, una opción divertida para trasladarnos por la isla y conocer el interior o las excursiones a las muchas cuevas que hay en Baleares. El espectáculo de estalactitas y estalagmitas suele dejar boquiabiertos a los peques, que disfrutan aún más cuando en alguna de ellas encuentran un lago subterráneo en el que incluso pueden pasear en una barca.

Senderismo con bastones en Ibiza. Foto cedida por Fundación para la Promoción Turística de Ibiza

Senderismo con bastones en Ibiza. Foto cedida por Fundación para la Promoción Turística de Ibiza 

Pero no podemos olvidar el mar, que aquí lo envuelve todo. Y las excursiones acuáticas constituyen otra de esas actividades que siempre son un éxito si de diversión familiar se trata. Y tampoco hay que obviar todos los deportes que se pueden practicar en el mar y que, dependiendo de la edad de los peques, también ellos pueden disfrutar.

En el hotel

De regreso al hotel, instalaciones y servicios están preparados para que todos y cada uno de los miembros de la familia se encuentren a gusto. La planta hotelera de Baleares es muy amplia y diversa, de ahí que lo recomendable sea buscar un alojamiento que se adapte a las necesidades familiares.

Los establecimientos de las islas han hecho -y continúan haciendo- una labor de adaptación a los diferentes segmentos de turistas, incluido el turismo familiar. Por eso no es difícil encontrar hoteles con habitaciones familiares o comunicadas; con menús infantiles y, sobre todo, con servicios y actividades que hagan las delicias de los peques y, de ese modo, los papás puedan descansar y disfrutar.

Las piscinas infantiles de siempre se van acompañando poco a poco de toboganes y otros complementos que logran que los niños se sientan casi como en un parque acuático. A los jardines y solarium se les añaden parques infantiles y zonas de juegos y los equipos de animación cuentan cada vez más con profesionales especializados para la atención de los más pequeños.

En muchos de los hoteles existen clubs infantiles -incluso varios, para diferentes edades- donde los niños juegan, hacen talleres, reciben la visita de personajes y payasos, hacen teatro… incluso disfrutan de la mini-disco.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

SERVICIOS