TARIFAS

Aperitivos y bebidas en vuelo: cuatro veces más caros que en el super

Comer y beber en pleno vuelo, aunque sea en una aerolínea de bajo coste, cuesta cuatro veces más que cuando se adquieren en un supermercado, según un estudio de Kayak.

Imagen del interior de un avión. Foto: Pexels

Sentir la necesidad de comer o beber algo en pleno vuelo  y sucumbir, causará generalmente dolores de bolsillo. Así lo demuestran los datos del estudio realizado por el metabuscador de viajes online Kayak, que ha comparado los precios de los productos en diferentes aerolíneas de bajo coste y los hábitos de viaje de los españoles, en relación a los precios del supermercado.

Según el informe, el 55 % de los viajeros acepta gastar más dinero en alimentarse cuando están a bordo del avión. Los precios a bordo son un 380 % más elevados que en los supermercados, y como ejemplo: una botella de agua puede multiplicar su precio por diez.

El ejemplo del agua mineral

AENA puso fin, el pasado marzo, a los abusivos precios de las botellas de agua fijando un precio máximo de un euro en los aeropuertos. Pero en pleno vuelo las cosas cambian. Los pasajeros de Ryanair con sed, se toparán con el precio más alto por una botella de agua, de tamaño pequeño, por tres euros. Esto equivale a un incremento del precio de 1.132 % con respecto a lo que cuesta en un supermercado: diez veces más. Su coste equivale, además, al triple que en cualquier tienda de los aeropuertos españoles hasta marzo de 2018.

Una lata de cerveza cuesta más de un 150 % que en las tiendas del aeropuerto, aunque una copa de vino encuentran un incremento menos exagerado. EasyJet y Ryanair son las aerolíneas con el precio más alto de las copas de vino, que ronda los seis euros y supone un incremento del coste en un 60 %.

Imagen de archivo de un vaso de agua. Foto: Pexels

Imagen de archivo de un vaso de agua. Foto: Pexels

El caso del desayuno…

Desayunar en el avión un cruasán le supone al pasajero pagar un precio de hasta un 400 % superior, cuatro veces más que en el supermercado.  La aerolínea Iberia Express es la que ofrece al el desayuno combinable más asequible; por un precio de cuatro euros, podrá tomarse un café con leche o zumo, acompañado de un cruasán, un yogur, un paquete de galletas o un chocolate.

Imagen de archivo de un avión en pleno vuelo. Foto: Pexels

Imagen de archivo de un avión en pleno vuelo. Foto: Pexels

El lujo de tomar aperitivos en pleno vuelo

En algunas aerolíneas, tomar en vuelo un aperitivo dulce, como una chocolatina, supone pagar un precios hasta un 203 %. Aunque las horas de vuelo se hacen más amenas tomando un aperitivo salado, quizás los pasajeros prefieran pensárselo, pues cuestan –de media– un 300 % más. Un pequeño paquete de aceitunas puede llegar a costar dos euros y medio en easyJet, Iberia Express y Vueling, el doble que en el supermercado. El precio de los cacahuetes se incrementa en un 300 % en aerolíneas como Volotea, alcanzando un precio de tres euros.

Imagen de archivo de aceitunas de mesa negras. Foto: Ginés Mena

Imagen de archivo de aceitunas de mesa negras. Foto: Ginés Mena

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Viajero

Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

Servicios