JOSÉ PABLO GARCÍA VIAJERO

“Cuando te entra el virus viajero ya no sale, siempre quieres más y más”

José Pablo García, harto de la actual situación laboral en la que se encontraba, decidió dejarlo todo y embarcarse con su novia en un trepidante viaje alrededor de los cinco continentes. ¿El resultado? A tomar por Mundo, un proyecto gracias al cual han recorrido 28 países durante 9 meses, con un presupuesto de 20 euros al día. En esta entrevista con Efetur nos acerca sus experiencias, su renovada visión tras el viaje y sus próximos proyectos de cara al futuro.

<p>Patagonia Argentina. Foto. Cedida por José Pablo García</p>

A tomar por mundo es un proyecto iniciado en noviembre de 2013 por José Pablo García y María José Morón Gómez, una pareja de jóvenes en situación de desempleo que optaron por no quedarse quietos esperando a que alguien les diese una oportunidad sino que decidieron emplear su tiempo en conocer distintas culturas del mundo. Tras nueve meses fuera de nuestro país, vuelve renovado y con una visión absolutamente positiva de lo que hay más allá de nuestras fronteras. Nos cuenta en profundidad esta espectacular experiencia viajera.

¿Cómo se gesta la idea de “A tomar por mundo”?

María José y yo somos periodistas y, al terminar el verano 2013, nos encontramos los dos sin trabajo. Llevábamos tiempo queriendo hacer un viaje semejante y encontramos la excusa perfecta para hacerlo. Antes de irnos, estuvimos haciendo cuentas y observamos que nos costaba más barato dar la vuelta al mundo de manera low cost que estar esperando en el sofá de casa. Al final, decidimos emplear el alquiler del apartamento, la gasolina y demás gastos en viajar y descubrir nuevas oportunidades laborales en otros lugares. Pudimos cumplir nuestro sueño.

¿Cómo arranca el viaje? ¿Cuántos días estuvisteis y qué países habéis recorrido?

Partimos el 10 noviembre de 2013 desde Málaga rumbo a Londres -donde se inició nuestro viaje-. Decidimos respaldar nuestra experiencia con una web que fuese inspiradora para todos aquellos que quisiesen viajar mediante información de precios, trucos, consejos e imágenes que hiciesen participes a nuestros seguidores.

En las ruinas mayas de Chichén-Itzá (México). Foto. Cedida por José Pablo García

En las ruinas mayas de Chichén-Itzá (México). Foto. Cedida por José Pablo García

El viaje  se ha desarrollado durante 9 meses, en un total de 257 días. Compramos un billete Round the world -mucho más económico que un billete normal- y, a partir de ahí, visitamos un total de 28 países: Reino Unido; Estados Unidos; México; Guatemala; Honduras; Nicaragua; Costa Rica; Panamá; Colombia; Ecuador; Perú; Bolivia; Chile; Argentina; Brasil; Paraguay; Uruguay; Nueva Zelanda; Fiji; China; Vietnam; Laos; Camboya; Tailandia; Indonesia; Japón; Singapur y Malasia. Hemos experimentado el carpe diem al 100%, un carpe diem de manual. Hemos vivido cada día como si fuera el último.

“Me he dado cuenta de que hay que vivir el día a día porque si te adaptas a lo que tienes, consigues ser feliz”

¿Cómo reaccionó tu entorno cuando les comentaste que lo “mandabas todo a tomar por mundo” y te ibas de viaje por los cinco continentes?

La primera frase que escuchamos fue “¿estáis locos?”. Si embargo, nosotros decidimos contrarrestar la pregunta: “¿Quién está más loco: el que se queda aquí sin trabajo y aburrido o el que se va a descubrir el mundo y las oportunidades que ofrece?”. Poco a poco su primera reacción se fue disipando. Ahora que ha pasado la aventura se dan cuenta de que fue algo positivo, algo muy grande.

Montados en elefante en Laos. Foto. Cedida por José Pablo García

Montados en elefante en Laos. Foto. José Pablo García

¿Tienes alguna anécdota o incidente que quieras destacar?

La verdad es que en nueve meses hemos vivido cientos de anécdotas. En este sentido, China es el país que más me ha sorprendido. Recuerdo que cerca de la Gran Muralla, los chinos hicieron cola esperando a hacerse un foto conmigo porque tenía mucha barba y todos ellos son imberbes, les sorprendía. Yo estaba como en Marte.

En tu página web planteabas el desafío de vivir con 20 euros al día, ¿lo conseguisteis? ¿Qué papel juega el dinero en una iniciativa como esta?

Exactamente 21,50 euros al día. Nueva Zelanda rompió el equilibrio, pero hemos cuidado el presupuesto. Es cierto que allí carecíamos de “zonas de confort” y tuvimos que viajar en autobuses durante más de 20 horas, dormir en el suelo o comer de supermercado.

“Soy mejor persona gracias a todo lo que hemos vivido y a la humanidad que hemos conocido”

¿En algún momento sentiste ganas de volver a España?

Cuando te entra el virus viajero ya no sale, siempre quieres más y más. El cansancio físico es lo único que me ha hecho tener momentos agridulces pero jamás me replantee volver antes de tiempo.

¿Por qué decidiste narrar tu aventura a través de Internet?

Los dos somos periodistas y teníamos una obligación moral ya que, por naturaleza, nos gusta contar historias. Además, queríamos servir de inspiración a otras personas.

A tu vuelta a España, ¿con qué te encuentras? ¿Ves ahora la vida de otra forma?

La escala de valores cambia radicalmente. Soy mejor persona gracias a todo lo que hemos vivido y a la humanidad que hemos conocido. Los países más ricos son lo que tienen más humanidad, allí lo importante es la familia, es compartir, charlar. Y hemos aprendido de todo eso. El mundo está lleno de buenas personas, lo único que pasa es que los malos hacen mucho ruido.

Bocas del Toro, Panamá. Foto. José Pablo García.

Bocas del Toro, Panamá. Foto. José Pablo García.

La vuelta ha sido muy buena también. Al regresar tuve que hacer cosas normales como ir al médico o pasar la ITV del coche. Además, afortunadamente, me han confirmado que empiezo a trabajar, lo que es una muy buena noticia. Ahora sólo falta que María José, mi pareja, encuentre también trabajo. Me he dado cuenta de que hay que vivir el día a día porque si te adaptas a lo que tienes, consigues ser feliz. Ahora estoy aquí y tengo valorar lo que no he tenido estos meses.

¿Piensas viajar de nuevo?

No he deshecho la maleta. Pronto me voy a Austria y, con mi pareja, en cuanto recuperemos energías, nos iremos a tomar por mundo a África.

“El mundo está lleno de buenas personas lo único que pasa es que los malos hacen mucho ruido.”

¿Con qué destino te quedas?

Salar de Uyuni -Bolivia- es un sitio espectacular. En la época en la que fuimos, tiene una capa de agua en la que se reflejan las nubes y el paisaje es de otro planeta. Nuestra sensación fue como la de un niño el día de Reyes. A gran escala, los países que más me han gustado han sido Colombia y Japón.

¿Qué consejo le das a los soñadores que, como tú, quieren vivir una gran experiencia viajera?

La única diferencia entre nosotros y los que no cumplen su sueño es que hemos sido valientes. Hay que ser valiente y dueño de tus decisiones. Si hay una sola persona que haya subido al Everest, todo el mundo puede hacerlo. Que tomen las riendas de su vida, que la vida se acaba.

(No Ratings Yet)
Loading...

Servicios

imagen_master

imagen_master