José Ignacio Benavides Socio director de Legal Travel

“La normativa sobre turismo es incompleta, dispersa y muy generalista”

José Ignacio Benavides un abogado que ha dedicado toda su vida laboral a la asesoría jurídica en la empresa turística ha explicado a Efetur por qué considera que este sector necesita abogados especializados y nos ha enumerado los principales problemas y los temas más candentes del momento desde el punto de vista legal.

<p>José Ignacio Benavides, socio director de Legal Travel</p>

La noticia de la existencia una compañía formada por 14 abogados que se dedica única y exclusivamente al Derecho turístico, a prestar asesoramiento y servicios a las empresas de este sector, sorprende. Y más sorprende cuando desde Legal Travel explican que uno de sus objetivos es que esta especialización se traslade a la Universidad, que los estudiantes de Derecho “conozcan al menos unas nociones básicas” de las especificidades de la industria turística.

Sobre estos temas y otros hemos hablado con José Ignacio Benavides, que ha trabajado durante 29 años como director de Asesoría Jurídica de dos compañías turísticas de la importancia de Meliá y Globalia y es socio director de Legal Travel, compañía que creó junto a Antonio Callejón, el otro socio director, que ha pasado por Travelplán y Halcón.

¿Es Legal Travel el único despacho de abogados especializado en turismo que hay en España?

Creo que nuestra firma es la única especializada solo en turismo. Al menos la única con este concepto, porque lo que se quiere desde Legal Travel es dar servicios específicos en todos los sectores del turismo, que es un ámbito muy amplio en el que intervienen muchos agentes diferentes. Y somos especialistas, dos abogados con experiencia de casi 30 años en empresas turísticas liderando un equipo de 14 abogados.

¿Por qué considera que debe existir la especialización en Derecho turístico si no existe en ningún otro sector económico o industrial?

Efectivamente, no existe tampoco en otros sectores, pero el sector turístico tiene muchas particularidades que apoyan que haya una especialidad del Derecho. En primer lugar, es la primera fuente de ingresos de España. Por otra parte, no se produce en ningún otro sector tanta relación con las personas que reciben el servicio, con los consumidores y, además, el turístico no es un sector que se caracterice por la estandarización de sus contratos. Y hay otra diferencia: cuando un consumidor entra en una farmacia lo hace por motivos de salud; cuando va a contratar con una compañía energética lo hace por una necesidad como la de tener electricidad en su hogar, pero cuando entra en un hotel o una agencia de viajes lo hace por ocio y quiere que todo salga absolutamente perfecto, tiene un comportamiento mucho más exigente.

“Se requiere la existencia de cierta normativa más específica que redundaría no sólo en beneficio de las empresas, sino también de los clientes”

¿Son esas las características específicas de este sector que sustentan la tesis de la especialización o existen otras?

Además de esos hay otros factores. Cuando una persona compra un viaje, aunque lo hace en la agencia de viajes, no sólo compra en esa agencia. Ésta tiene que comprar a un touroperador y a su vez éste tiene proveedores como los hoteleros, las compañías aéreas… Es decir, que el negocio es mucho más complejo que otros y en la contratación con el consumidor intervienen muchos agentes. Si se consigue gracias a una asesoría jurídica especializada que exista un contrato en el que todo esto esté especificado y explicado y en el que la agencia pueda dejar claro que no siempre es responsable de los problemas que pueden surgir… sería un avance. Esto requiere la existencia de cierta normativa más específica que redundaría no sólo en beneficio de las empresas, sino también de los clientes, que sabrán lo que compran, a quién lo compran, a quién deben reclamar… Y se beneficiarán las empresas también porque se aclararán las relaciones y responsabilidades entre ellas.

¿Quiere decir que no existe normativa específica para el sector turístico?

Sí, normativa sí existe, pero es incompleta, es excesivamente generalista y está dispersa al haber sido transferida a las Comunidades Autónomas. Y existen cosas extrañas como que, después de aprobarse en 1998 la ley de Viajes Combinados, años después se incluyó en la ley de consumidores y usuarios… En realidad, a la hora de crear una empresa turística cada Comunidad Autónoma tiene su legislación pero donde no hay suficiente normativa jurídica, una legislación que contemple las peculiaridades, es para el desarrollo posterior del negocio. Y al final, los diferentes proveedores se acaban echando la culpa de los fallos o problemas unos a otros.

José Ignacio Benavides, socio director de Legal Travel.

José Ignacio Benavides, socio director de Legal Travel. 

Todos esos argumentos tienen relación con el turista, con el consumidor o cliente de las empresas pero Legal Travel no ofrece sus servicios al turista…

Efectivamente, nuestros servicios no van dirigidos al consumidor. Es coherente con nuestra formación y experiencia. Tanto mi socio, Antonio Callejón, como yo llevamos toda la vida trabajando para la empresa. Somos expertos en empresas turísticas y, dado que lo que nos gusta es ofrecer una atención y un servicio especializados, esto es lo que hacemos. No obstante, si conseguimos educar a las empresas sobre la mejor manera de hacer las cosas, nuestro asesoramiento redundará en beneficio del viajero.

¿Cuáles son los temas legales más candentes en este momento para la industria turística?

Pues hay un proyecto de directiva europea que modificará la ley de viajes combinados y también entrará en temas de multipropiedad. Por otra parte, cada vez son más importantes ciertos asuntos que afectan a los derechos de los consumidores como puede ser el alquiler de apartamentos o casas no homologadas como turísticas. Y luego están las nuevas fórmulas como la llamada economía colaborativa que en algunos casos, como el del sector del taxi, ya han presentado auténticos problemas y, por ejemplo en España se les ha prohibido su actividad.

Y ¿cuáles son los aspectos por los que las empresas turísticas tienen más demandas de clientes?

Pues básicamente el incumplimientos de horarios tanto en lo que se refiere a los retrasos en vuelos por parte de compañías aéreas como en lo que afecta a los hoteles que incumplen los horarios de entrada; el overbooking tanto en hoteles como en aerolíneas; no respetar precios y también el incumplimiento de itinerarios en los tours a realizar en destino.

(No Ratings Yet)
Loading...

Servicios

imagen_master

imagen_master