Yo opino

Viajera: Lucía Ruiz Simón

Me declaro fan absoluta de votar y opinar. Me encanta. Contesto a todas las encuestas de satisfacción que me remiten tras un servicio turístico o de cualquier tipo. Y lo hago porque creo que es una forma de que puedan mejorar estos servicios y eso redundará en la satisfacción general de los siguientes huéspedes, viajeros o consumidores.
Tengo perfil en las plataformas donde se valoran restaurantes, hoteles, rutas, monumentos y, además, dedico un tiempo considerable a dejar mis valoraciones lo más objetivas y constructivas que puedo. Me mandan continuamente correos electrónicos para informarme de que soy “una de las colaboradoras más destacadas”, una definición que recibo con una sonrisilla de orgullo. Se ve que en este mundo también funciona el “ego”.
Opino porque, aunque el refranero popular diga que “cada uno cuenta la feria según le va”, soy de las que se fía de las opiniones de otros usuarios y no se me ocurre dar un tarjetazo sin antes echar un vistazo.
No soy sospechosa, por tanto, de querer dejar de lado mis “obligaciones” como viajera hiperconectada en un mundo liderado por el bigdata. Pero todo tiene un límite.

Imagen de una viajera consultando una app. Foto: PexelsImagen de una viajera consultando una app. Foto: Pexels

Hace unos días tuve que ir al aeropuerto. Calculé el trayecto en transporte público y, al llegar, mi móvil me preguntó cómo valoraba el itinerario qu me había ofrecido. (Pulgar hacia arriba-pulgar hacia abajo, dos opciones). Pasé el control de seguridad del aeropuerto y me encontré el pulsador con las cuatro caritas -de una súpersonriente a otra súpertriste- para valorar si habían sido amables al pedirme que me quitara las botas o sacara la bolsa de aseo de la minimaleta. Entré al baño y al salir tuve que votar sobre el nivel de limpieza de los mismos. También cuatro “caritas”.
Dos días después de volver de mi escapada, sigo con mi “resaca” valorativa. Acabo de hacer una “reseña” de mi alojamiento, de varios monumentos que visité y restaurantes donde comí. Me he descubierto recordando si había tronas para bebés o no, si era un buen lugar para merendar o cómo era el aparcamiento. Finalmente he respondido “no lo sé”. Lo siento, no doy para más.
Y después de todo esto me pregunto en qué momento hemos pasado la línea de que compartir información se convierta en un estrés antes, durante y después de cada experiencia. Carita triste.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

La Redacción de EFEtur

Este blog no tiene un autor, sino varios. Somos un grupo, una suma de individualidades, con un espíritu común: nuestra pasión por contar nuestros viajes.

Meeting Point

"Meeting point" es el punto de encuentro de los redactores y redactoras de EFEtur con nuestros lectores, nuestros seguidores, todos vosotros, cuando salgamos de la redacción. Desde este espacio os iremos trasladando novedades y experiencias que vivamos durante nuestros viajes y, a través de vuestros comentarios, esperamos mantener con vosotros una comunicación fluida y directa. Confiamos en que resulte divertido e interesante.

ÚLTIMOS POST

2 agosto, 2016
Mi India
5 septiembre, 2014
Teruel claro que existe… y enmudece
Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies