Una isla desierta… y muy cerquita

Viajera: Lucía Ruiz

Visitar una isla desierta en un fin de semana es posible, sin coger ningún avión. Sí, sí, de esas islas de naturaleza salvaje, kilómetros de arena blanca, aguas limpias y en las que solo se escucha el ruido de las olas… Y es que no hay que irse a la Polinesia, al Caribe o al rincón más recóndito del planeta para disfrutar de uno de estos lugares porque la  “Ilha Deserta” -la Isla Desierta– es una de las que forman el Parque Natural de la Ria Formosa, en el vecino Portugal.

"Señalización" en la Isla Desierta. Foto: lrs.

“Señalización” en la Isla Desierta. Foto: lrs. 

En concreto, para llegar a esta isla hay que acercarse a Faro, una ciudad a 50 kilómetros de la frontera con España. Ya desde ahí, hay varias empresas de embarcaciones para llegar a esta isla, que varían en precio. Una buena opción es tomar uno de los ferry con guía para, de camino al paraíso, descubrir algunos de los secretos y de los habitantes del parque natural que es, además, una fuente de ingresos para los pescadores y mariscadores de la zona.

Aves en el Parque Natural de la Ria Formosa. Foto: lrs.

Aves en el Parque Natural de la Ria Formosa. Foto: lrs.

Sin paradas, el trayecto es de algo más de media hora de relajadas vistas hacia las marismas portuguesas. Unas casetas de pescadores y un chiringuito -bastante respetuoso con el paisaje y con el ambiente, pues se alimenta de placas solares- son las únicas construcciones en esta isla.

Con andar unos cientos de metros, el “pseudo-puerto” al que llegan los barcos y estas edificaciones quedan fuera de la vista y, por delante, solo kilómetros de costa virgen donde se puede tomar el sol sin ver a nadie a la redonda, al menos en este tiempo primaveral. Bañarse es aún una empresa para valientes, pues el agua de Atlántico es “demasiado refrescante” en esta época.

Dunas y arena en la Isla Desierta. Foto: lrs.

Dunas y arena en la Isla Desierta. Foto: lrs. 

Ya de vuelta a tierra firme Faro es una de estas poblaciones medias donde merece la pena detenerse un fin de semana, para recorrer su Ciudad Vieja, sus calles peatonales comerciales, tomar el aperitivo con los lugareños o degustar su sabrosa gastronomía, con los mariscos y el pescado como protagonistas. Muy recomendable la cataplana de bacalao acompañada con el vino de la casa, casi siempre fabuloso y a un precio genial.

Atardecer desde la Ciudad Vieja de Faro. Foto: lrs.

Atardecer desde la Ciudad Vieja de Faro. Foto: lrs. 

No se puede volver del Algarve sin disfrutar del estallido de color de su cielo al atardecer. La terraza del establecimiento O Castelo, en la Ciudad Vieja, resulta un mirador espectacular también para ensimismarse con el tránsito del cercano aeropuerto de Faro. Por cierto, una observación tranquilizadora en estos días pues ayuda a constatar que cada minuto aterrizan y despegan aviones en todo el mundo sin que pase absolutamente nada.

Lo dicho, una escapada a la tranquilidad.

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: , ,

La Redacción de EFEtur

Este blog no tiene un autor, sino varios. Somos un grupo, una suma de individualidades, con un espíritu común: nuestra pasión por contar nuestros viajes.

Meeting Point

"Meeting point" es el punto de encuentro de los redactores y redactoras de EFEtur con nuestros lectores, nuestros seguidores, todos vosotros, cuando salgamos de la redacción. Desde este espacio os iremos trasladando novedades y experiencias que vivamos durante nuestros viajes y, a través de vuestros comentarios, esperamos mantener con vosotros una comunicación fluida y directa. Confiamos en que resulte divertido e interesante.

ÚLTIMOS POST

2 agosto, 2016
Mi India
5 septiembre, 2014
Teruel claro que existe… y enmudece
Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos