Granada… o el embrujo de los ojos moros

Viajera: Laura Cristóbal. Se acerca el autobús a Granada -ese combinado con el AVE hasta Antequera que permite llegar a la ciudad en un tiempo entre largo y muy largo en los tiempos de la alta velocidad- y te da por tararear el “… tierra soñada por mí”, de Agustín Lara, y pensar que igual tienes que “llorar como mujer, lo que no supiste defender como hombre”. El caso es que según sorteas las obras del tranvía y te deslumbra un sol incongruente de invierno, comprendes que o te quitas de encima los clichés de Granada, La Alhambra y  el Albaicín o te bloquearás y te perderás la realidad. Incluido el granado envuelto en leyendas públicas y promesas privadas.

Puesto un pie en Granada es posible que te pierda el instinto básico. La tapa. Esa tapa. La que puede ser una fiesta sorpresa, un grito barista -¡pásame un tresssssssssssssss!- o una elección de la carta… Pero siempre un hallazgo para el viajero que llega de una de esas ciudades de a 5 euros una caña… sin unos míseros cacahuetes con los que maridarla. Las berenjenas con miel de caña o la carne en salsa saben a gloria, mientras por el rabillo del ojo ves pasar una de cazón y otra de calamares y rezas porque tu estómago llegue intacto a la cuarta bebida y probarlas… Que terminar el plato, eso ya es otro cantar.

De tapas por Granada. Foto: Laura Cristóbal 

Calmada el hambre (y la gula, porque los piononos y los helados de “Los Italianos” entran ya directamente en la categoría de pecado capital), no queda más remedio que pararse, elegir el cruce correcto y decidir: ¿Paseo de los Tristes? ¿Orilla del Darro? ¿Directamente olvidarse de todo ante un café en el Mirador de San Nicolás? ¿Turisteo por las calles que envuelven la Catedral? Me temo que ahí me pudo Agustín Lara, y eso que nunca vio la ciudad andaluza a la que hizo universal con su canción, y me incliné por los ojos moros. Por La Alhambra. Porque había que tener una mirada muy especial para emplazarla, diseñarla, construirla y vivirla donde lo hicieron.

Patio de los Leones. Foto. Laura Cristóbal 

No voy a intentar competir con las miles de guías, webs,  libros, blogs, relatos y joyas literarias con las que aprender todo sobre La Alhambra. Les voy a contar que da igual que fuera mi tercera visita. Me hubiera sentado a ver pasar las horas en el Patio de los Arrayanes, a escuchar el goteo del agua en el Patio de los Leones, a bucear en la imagen de El Partal, que se desdobla en su reflejo en el estanque y te deja ligeramente borracho de perspectivas.

Que me hubiera puesto a buscar a Washington Irving mientras escribía los Cuentos de la Alhambra, allá por 1829; y a espiar los amoríos de Morayma, la esposa de Boabdil, que según la leyenda espió el ciprés del Generalife. Hoy, seco y atado a la piedra por una enorme abrazadera metálica, espera en el Patio del Ciprés de la Sultana no sé sabe muy bien cuántos besos. Que me hubiera pasado las horas muertas descubriendo el tacto de las yeserías y los azulejos (sabiamente hay reproducciones para los que no sabemos contenernos, y así poder saciar nuestra curiosidad sin destruir un patrimonio irremplazable); y que me habría asomado a todas las arcadas, recorrido los salones, subido a las torres y sumergido en los aljibes.

Jardines del Generalife. Foto. Laura Cristóbal 

Pero casi prefiero confesarles que me perdí las horas que pude y me dejó una antinatural primavera de invierno entre flores y verdor, los turistas de toda nacionalidad, interés y prioridades, el par de novios que recreaba felicidad en el óvalo central y mágico del Palacio de Carlos V y esa viajera haciendo fotos con las que abrumar a los amigos por innumerables y porque no reflejan ni por un instante el mejor término que define Granada. El embrujo.

 

 

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Etiquetado con: ,

La Redacción de EFEtur

Este blog no tiene un autor, sino varios. Somos un grupo, una suma de individualidades, con un espíritu común: nuestra pasión por contar nuestros viajes.

Meeting Point

"Meeting point" es el punto de encuentro de los redactores y redactoras de EFEtur con nuestros lectores, nuestros seguidores, todos vosotros, cuando salgamos de la redacción. Desde este espacio os iremos trasladando novedades y experiencias que vivamos durante nuestros viajes y, a través de vuestros comentarios, esperamos mantener con vosotros una comunicación fluida y directa. Confiamos en que resulte divertido e interesante.

ÚLTIMOS POST

2 agosto, 2016
Mi India
5 septiembre, 2014
Teruel claro que existe… y enmudece
Turismo TV <p>Entrevista al alcalde de León, Antonio Silván. Foto: EFETUR</p>
Ver video

Entrevista a Antonio Silván, alcalde de León, Capital española de la gastronomía 2018 duración: 4:44

Ver más videos