TURISMO DE LUJO

Un día con el mejor chef o El Prado en exclusiva, propuestas para el turista de lujo

Pasar un día con cocineros españoles reconocidos con estrellas Michelin, visitas privadas al Museo del Prado o a la Sagrada Familia, o eventos en palacetes son algunas de las actividades preferidas por los turistas de alto poder adquisitivo que visitan España.

Yates de lujo en la Marina Real de Valencia. Foto: EFE/Kai Försterling

El destino nacional que ofrece la empresa valenciana Joya de España, dedicada desde hace cinco años al segmento de viajes de lujo, es turismo cultural que valora el arte y las experiencias, y solo el 1 % de sus clientes busca Ibiza y fiesta, sobre todo en verano.

Este turista es capaz de dar una propina de 15.000 euros en una discoteca, según desvela en una entrevista con EFE el director de ventas de Joya de España, Ignacio Latorre.

La alta capacidad adquisitiva de este tipo de turista le permite pedir y obtener caprichos como forrar de pétalos de rosa el suelo que pisan, como ha sido el caso de una familia árabe. Porque el turista árabe “gasta mucho, come en los mejores restaurantes y le gusta lo mejor de lo mejor”, según Latorre.

Algunas curiosidades

Los árabes son los turistas de lujo que más gastan: en yates, en villas y hasta en disponer de un cocinero de prestigio que cocina para ellos en su alojamiento, todo ello valorado como una experiencia bajo el lema “Conocer España de la mano de los mejores”.

“Vienen a España a conocer España”, destaca Latorre, quien señala que su empresa ha entrado recientemente en la llamada “Champions League” de las agencias de viajes, el exclusivo club Virtuoso, al que solo se accede mediante invitación y está integrado por 390 agencias especialistas en viajes de elite de 40 países de Norteamérica, el Caribe, Latinoamérica, Asia-Pacífico y Europa. En España, solo esta firma y dos más de Madrid forman parte de Virtuoso.

Latorre destaca que el turismo de lujo “ha ganado muchas posiciones” en España pero “no hace ruido”, aunque los turistas de estas características gastan “cuatro veces más”.

Es cierto que a veces España “no está preparada” porque hay dificultades para encontrar hoteles con helipuerto o guías especializados y con conocimientos perfectos del idioma del turista en temporada alta, y otros países como Italia “sí lo tienen”.

El chef Quique Dacosta. EFE/Archivo.

El chef Quique Dacosta. EFE/Archivo.

Solo ha habido una petición que Joya de España no ha podido conseguir: una cena de gala solicitada por un banco español en el Palacio Real, donde tienen lugar las recepciones del rey.

Precisamente son los clientes corporativos (entidades financieras, bufetes de abogados, auditoras, empresas de cosmética o farmacéuticas) quienes traen a España a sus mejores clientes para ofrecerles “lo mejor” del país, con el objetivo de fidelizarlos.

Para ellos, una clase magistral con Martín Berasategui, Arzak, Ramón Freixa u Oriol Rovira, pasar un día con ellos acompañándoles al mercado a comprar o a recoger trufas es una experiencia a la que dan un gran valor, así como disputar un partido de tenis con grandes profesionales o visitar una ganadería con toreros de fama.

Compartir horas con un gran cocinero español de estrella Michelin es una de las actividades de mayor demanda y que puede adoptar diferentes formas: trasladar al chef a la villa alquilada por el propio turista, disfrutar de una demostración, poder comer en restaurantes que tienen un año de reservas o en la propia mesa privada del cocinero, dentro de su cocina.

Los futbolistas y sus camisetas firmadas son otros de los grandes atractivos que pueden sorprender, especialmente a los hijos pequeños de estos turistas.

Utilizar jets privados o helicópteros y alojarse en villas que les otorgan intimidad y mayores comodidades son “el día a día” en estos viajes, donde al turista se le conoce “al detalle”, desde el periódico que lee hasta la marca de agua que consume.

“No preguntamos, lo hacemos” es la máxima de Joya de España, que estas navidades cerrará el Museo del Prado para una familia brasileña durante tres horas de visita y prepara “la visión de España según Picasso”, en colaboración con un familiar del artista.

Los viajes de lujo a España tienen una estancia de entre dos semanas y un mes, aunque existe “el paquete del millón” que consiste en pasar dos meses e incluye un avión privado, suites presidenciales y servicio 24 horas “para cualquier necesidad”.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Viajero

Turismo TV <p>Vista general de El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el Monte Abandos. Foto: EFE</p>
Ver video

La Comunidad de Madrid luce con orgullo su Patrimonio Mundial duración: 2:22

Ver más videos

Servicios

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies