NOCHE DE SAN JUAN

Ruta de San Juan, la noche más mágica del año

De origen pagano, la Noche de San Juan mezcla actualmente elementos de la religión católica y otros más propios de la superstición. El fuego, el agua y, en algunos lugares, las hierbas aromáticas son el hilo conductor de una fiesta en la que se pretende ahuyentar a la mala suerte y atraer los buenos augurios.

  • <p>Noche de San Juan en Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante</p>

    Noche de San Juan en Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante

  • <p>Cremá de Ninots en la Noche de San Juan de Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante</p>

    Cremá de Ninots en la Noche de San Juan de Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante

  • <p>Quema de los Juanillos en Cádiz. Foto: www.cadiz.es</p>

    Quema de los Juanillos en Cádiz. Foto: www.cadiz.es

  • <p>Espectáculo pirotécnico en la Noche de San Juan de A Coruña. Foto: Xosé Durán/Ayuntamiento de A Coruña</p>

    Espectáculo pirotécnico en la Noche de San Juan de A Coruña. Foto: Xosé Durán/Ayuntamiento de A Coruña

  • <p>Fiesta del Agua en Lanjarón con motivo de San Juan. Foto: Ayuntamiento de Lanjarón</p>

    Fiesta del Agua en Lanjarón con motivo de San Juan. Foto: Ayuntamiento de Lanjarón

<p>Noche de San Juan en Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante</p>
Cremá de Ninots en la Noche de San Juan de Alicante. Foto: Ayuntamiento de AlicanteQuema de los Juanillos en Cádiz. Foto: www.cadiz.esEspectáculo pirotécnico en la Noche de San Juan de A Coruña. Foto: Xosé Durán/Ayuntamiento de A CoruñaFiesta del Agua en Lanjarón con motivo de San Juan. Foto: Ayuntamiento de Lanjarón

La noche del 23 al 24 de junio es la más corta del año. Un hecho incontestable que la astronomía moderna atribuye al solsticio de verano –momento en el que la altitud del sol al mediodía es máxima- y que nuestros antepasados afrontaban con temor ante la creencia extendida de que los espíritus de las tinieblas pretendían raptar al astro rey para siempre. En un intento desesperado por mantenerlos alejados, especialmente los pueblos celtas de Europa pronunciaban toda suerte de sortilegios y prendían hogueras con las que aportar luz a la oscuridad y buena suerte a quien saltara sobre ellas. Costumbres estas que, de alguna u otra manera, se han perpetuado hasta nuestros tiempos.

Con la llegada del cristianismo, estos ritos paganos se incorporaron a la tradición de la nueva religión para conmemorar el nacimiento de San Juan Bautista. Esta efeméride se celebra actualmente en cientos de municipios españoles que, en una noche cargada de simbolismo, recurren al fuego –y a veces, también al agua- para atraer la buena fortuna mediante todo tipo de rituales.

Dependiendo de los lugares, las celebraciones también contemplan la incorporación de otros elementos que, como las plantas aromáticas, eliminan la negatividad y aportan  optimismo.

Espectáculo pirotécnico en la Noche de San Juan de Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante

Espectáculo pirotécnico en la Noche de San Juan de Alicante. Foto: Ayuntamiento de Alicante

Una fiesta de interés turístico nacional e internacional

Rebautizados con el nombre abreviado de “sanjuanes”, entre los festejos organizados en torno a la Noche de San Juan son muy populares los que se celebran en Levante, en especial los de Alicante. En esa ciudad, la fiesta se ha convertido en todo un acontecimiento que compite en espectacularidad con las mismísimas fallas de Valencia. No en vano, está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional y Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Entre los días 20 y 24 de junio, las calles y plazas alicantinas son testigos cada año de la “plantá” de los “ninots”, esos muñecos de cera y madera que, durante Les Fogueres de Sant Joan pueden correr distinta suerte. Mientras que la inmensa mayoría acabará ardiendo en la conocida como “cremá”, solo uno será indultado y pasará a formar parte de la colección de “ninots” del Museo de Fogueres de una ciudad que, en esos días, se transforma en un auténtico polvorín de petardos, fuegos artificiales, hogueras, desfiles y ofrendas.

Las sardinas son típicas en la Noche de San Juan coruñesa. Foto: Ayuntamiento de A Coruña

Las sardinas son típicas en la Noche de San Juan coruñesa. Foto: Ayuntamiento de A Coruña

Declarada, en su caso, Fiesta de Interés Turístico Nacional e Internacional, las Cacharelas de San Xoán de A Coruña se acompañan de cachelos, queimadas, sardinas, música, fuegos artificiales y chapuzones en el mar en una espiral de ritos con los que se pretende mantener alejadas a las “bruxas” y las “meigas”.

Por su parte, las Festes de Sant Joan de Ciutadella de Menorca, declaradas de Interés Turístico Nacional, están marcadas por la tradición de quemar un papel sobre el que previamente se han escrito los aspectos que se desean cambiar. En la isla también son frecuentes las hogueras en la playa donde, de espaldas al mar, los participantes lanzan tres monedas al tiempo que piden un deseo. Sin embargo, si hay algo que diferencia a estos sanjuanes de los demás es la presencia de los caballos que, cabalgados por los “caixers”, realizan cabriolas al ritmo de canciones tradicionales.

Tras tres toques de trompeta, los habitantes de la localidad soriana de San Pedro Manrique desfilan, con los pies descalzos, por una alfombra de brasas ardientes en un ceremonial con el que se invoca a la buena suerte en el contexto de una fiesta declarada también de Interés Turístico Nacional. La tradición manda que los tres primeros valientes –habitualmente hombres- porten sobre sus espaldas a una mujer, con lo que la hazaña se magnifica aún más si cabe.

El fuego como elemento purificador

Los sanjuanes son igualmente un verdadero acontecimiento en todo el archipiélago canario, aunque los más conocidos son, sin duda, los que tienen lugar en Las Palmas de Gran Canaria, ciudad que, fundada precisamente el día de San Juan de 1478, rememora su aniversario con chapuzones, hogueras y fuegos artificiales.

También recurren al fuego en Asturias, donde son muy populares las fogatas de Oviedo, Gijón y Mieres. Muy vinculadas a su herencia celta, en estas fiestas están presentes –aunque nadie los vea- las xanas (hadas), cuélebres (serpientes aladas), trasgos (duendes) y busgosos (faunos protectores del bosque) que, de alguna manera, participan en los desfiles, conciertos y ofrendas florales previstos para la noche más mágica del año.

Muy similares son las de Cantabria que, declaradas de Interés Turístico Regional experimentan su máximo apogeo en localidades como Soto de la Marina y Santa Cruz de Bezana, donde las gentes recolectan flores de agua y tréboles de cuatro hojas para evitar la destrucción de sus cultivos por parte de los “caballucos del diablo”, una especie de libélulas gigantes.

Juanillos de Cádiz listos para ser quemados en la Noche de San Juan. Foto: www.cadiz.es

Juanillos de Cádiz listos para ser quemados en la Noche de San Juan. Foto: www.cadiz.es

En otros lugares, como en el municipio alicantino de Jávea, se prenden hasta seis hogueras diferentes frente a las entradas tradicionales de la ciudad en la denominada Nit del Foc. Un protagonismo que las llamas también comparten en localidades como Isla Cristina (Huelva), Isil (Lérida), Canigó (Tarragona), Motril (Granada), Zaragoza, Burgos, Valladolid y Albacete, entre otras muchas.

Si el fuego es un elemento purificador, los Juanillos -como son conocidos en la provincia de Cádiz- son el elemento en el que se concentran todos los males. Por ese motivo, no sorprende que estos muñecos de trapo, fabricados por los propios vecinos, acaben siendo pasto de las llamas y convertidos en cenizas. Un destino idéntico al que les espera a los Juás malagueños o a los Mastros de las localidades pacenses de Alconchel y Cheles.

Sanjuanes pasados por agua

El fuego no es el único elemento purificador en la Noche de San Juan. También el agua cuenta con propiedades capaces de eliminar la mala suerte.  Eso lo saben muy bien en la localidad granadina de Lanjarón donde, a mediodía del día 23, arranca la Fiesta del Agua y del Jamón con su popular Carrera del Agua infantil. Durante el recorrido, de un kilómetro y medio, los niños participantes son rociados con el líquido elemento que sale propulsado de mangueras, globos, cubos y pistolas, entre otros muchos artilugios. Al caer la noche, los adultos toman el relevo y se someten exactamente a las mismas pruebas.

Fiesta del Agua en Lanjarón con motivo de San Juan. Foto: Ayuntamiento de Lanjarón

Fiesta del Agua en Lanjarón con motivo de San Juan. Foto: Ayuntamiento de Lanjarón

También pasados por agua son los sanjuanes de Puerto de la Cruz (Tenerife). En aquella ciudad insular, la tradición dicta que no son las personas, sino las cabras y los caballos los que se tienen que bañar. De esta manera, alrededor de 2.000 cabezas caprinas y 20 equinas se ven obligadas a sumergirse en el muelle pesquero siguiendo una costumbre que originalmente tenía como finalidad preparar al ganado para el apareo. Eso sí, quien quiera disfrutar del espectáculo no tendrá más remedio que madrugar, pues los animales son introducidos en el mar entre las 7 y las 8 de la mañana del 24 de junio.

El agua es igualmente el hilo conductor de los sanjuanes de San Juan de la Arena. En ese municipio asturiano, en el día más corto del año se celebra una procesión marinera que, tras recorrer las calles más céntricas, concluye con una bendición de las aguas del Cantábrico con el objetivo principal de atraer la buena suerte en la inminente costera del bonito. Las bandas de gaitas y los desfiles de los niños que cada año hacen la comunión, nunca faltan en esta fiesta declarada de Interés Turístico Regional.

Sabemos que, a lo largo y ancho de nuestro país se celebran muchas otras fiestas, pero no podemos detenernos en todas ellas… ¡Que nadie se enfade!

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Vista general de El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el Monte Abandos. Foto: EFE</p>
Ver video

La Comunidad de Madrid luce con orgullo su Patrimonio Mundial duración: 2:22

Ver más videos

SERVICIOS

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies