PANAMÁ

Un jardín multicolor en las Tierras Altas de Panamá atrae a miles de turistas

Cuarenta variedades de flores repartidas en 37 jardines perfuman y llenan de color una vez más a Boquete, una localidad de las Tierras Altas de Panamá que cada año congrega a productores y expositores locales e internacionales en una feria que atrae a miles de turistas.

Flores en la localidad panameña de Boquete. Foto: EFE/Marcelino Rosario

El escenario es sublime: pétalos rojos, amarillos, naranja, blancos que vibran entre el verde de las hojas acariciadas por el rocío de las Tierras Altas de la provincia de Chiriquí, donde está Boquete en medio de un valle al lado del imponente río Caldera, en las faldas del Volcán Barú, el punto más alto de Panamá.

Una feria de olores y colores

Se trata de la 45 edición de la Feria Internacional de las Flores y el Café, que este 2017 trae como novedad unos jardines verticales en los que 35 variedades de flores son exhibidas para el deleite de miles de visitantes y de los habitantes de Boquete, ubicada a 450 kilómetros de la capital panameña.

El presidente del Patronato de la Feria de las Flores y el Café, Reynaldo Serracín, declaró a Efe que este año la mayoría de las flores que se exhiben proceden del extranjero y han sido cuidadosamente cultivadas para que estén en su mayor esplendor para esta fecha.

En esta edición 45 de la feria hay 37 jardines en los que se muestran 25 variedades de flores importadas y 15 nacionales, con la participación de 200 expositores, en su mayoría procedentes de los países centroamericanos.

Miles de personas recorren la localidad para ver los jardines en medio de un agradable clima templado, de unos 20 grados o menos, en contrastes con el calor, a ratos sofocante, que en general caracteriza a Panamá.

Flores en la localidad panameña de Boquete. Foto: EFE/Marcelino Rosario

Flores en la localidad panameña de Boquete. Foto: EFE/Marcelino Rosario

Ventas de artesanías nacionales y importadas, exposiciones agropecuarias, de variedades de café y entretenimiento son parte de los atractivos que ofrece esta feria.

Dálida Acosta es una artesana panameña que lleva 30 años de participando en el evento, y reconoce en declaraciones a Efe que cada año es mejor que el anterior para la venta de sus productos de cuero, sobre todo la cutarra (sandalias) y las correas de cuero.

“Tengo cutarra, correas, sandalias, billeteras. Esta feria es espléndida, muy buena y vienen bastante europeo en busca de productos panameños. El clima está muy hermoso y vale la pena venir a visitar esta feria”, afirmó.

La feria, inaugurada el jueves 11 de enero por autoridades locales y nacionales de Panamá, espera congregar en los 11 días que dura cerca de 200.000 visitantes, de acuerdo a los organizadores.

Se trata del primer evento ferial que realiza Panamá en el 2017, con una inversión de cerca de un millón de dólares y que se espera genere unos 12 millones de dólares a esta región panameña fronteriza con Costa Rica.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Destinos     El mundo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies