ESTACIONES DE ESQUÍ

La estación de Alto Campoo estrena la temporada de esquí

La estación de Alto Campoo estrena una nueva temporada de esquí con el don de la oportunidad afinado, ya que la nevada caída en los últimos días ha permitido abrir sus instalaciones y pistas un mes y medio antes que el año pasado, en el que estuvo abierta menos de tres meses.

Estación de esquí y montaña de Alto Campoo, Cantabria. Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos

Los esquiadores y snowboarders ya descienden por las palas de Alto Campoo, que está de estreno, tanto de la temporada de nieve que acaba de comenzar, como de su director, Joan Anton Font.

Font llegó al puesto hace un mes con una capa muy oportuna “bajo los pies” en forma de nevada, todo ello tras la renuncia del anterior responsable que llegó a debatirse en el Parlamento regional.

La nieve, con un espesor de 15 a 80 centímetros según la zona, protagoniza la estampa de Alto Campoo, donde el goteo de coches que llegan con esquís, tablas de snowboarding, raquetas o incluso trineos llenan su aparcamiento y con ello sus pistas.

Primera escapada a la nieve

El responsable de la estación relata a Efe que dirigir esta infraestructura es “una experiencia y una aventura” a la que llega con muchas ganas e ilusión por tratarse de un enclave “precioso y muy querido por la gente”.

Font cuenta que uno de los aspectos que más le ha sorprendido de la estación es el arraigo que levanta entre los habitantes de la región, además de las vistas de zonas como el mirador del Pico Tres Mares, que permiten ver desde la Bahía de Santander hasta la Meseta de Castilla con un paisaje “excepcional”.

“Los cántabros sienten la estación como suya, como si se encontraran en casa”, señala Font, quien opina que esto se debe a que muchos de estos esquiadores han hecho sus primeros pinitos en la nieve de Alto Campoo.

Font subraya que esta nevada ha sido tan oportuna como cuantiosa, con una nieve de una “calidad muy buena” que permitirá abrir prácticamente el cien por cien de las pistas, por donde ya se respira el ambiente de deporte invernal gracias a los visitantes, que llegan ataviados con sus cascos, gafas, abrigos y tablas.

Los cañones de nieve artificial instalados el año pasado es una de las novedades de esta estación que, según explica, ayudarán a que los trabajadores no estén “todo el día mirando al cielo” y sí a los termómetros y a la humedad, que en Cantabria no es asunto menor por su cercanía al mar.

“Este año no se verá lo importante que son los cañones de nieve pero lo son, ojalá no sea evidente, pero probablemente se vean en primavera cuando la nieve natural se retira”, comenta el director de la estación.

Estación de esquí y montaña de Alto Campoo, Cantabria. Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos

Estación de esquí y montaña de Alto Campoo, Cantabria. Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos

A su juicio, la colocación de estas máquinas productoras de nieve es muy buena y su producción provocará un cambio en el concepto de la estación, ya que el calendario “se adaptará más a las necesidades turísticas que a las climatológicas”, e incluso se podrán disfrutar de más de cien días de esquí con temporadas más estables, todo ello con “un poco de ayuda del cielo”.

“Lo único que hacemos es regar pistas con unas condiciones determinadas, pulverizamos el agua en ambiente frío y la dejamos en el mismo sitio”, explica el director de Alto Campoo, quien recuerda que esa nieve artificial es “buena por sí misma”, e incluso necesaria para que la Federación Internacional de Esquí reconozca una prueba de nivel mínimo.

Font considera que negar los cañones de nieve para una actividad turística como es el esquí es similar a renegar del riego para una huerta en la que se cultiven tomates o lechugas.

Una estación “recogida”

Para su director, Alto Campoo destaca por ser una estación “recogida”. “Es amable, fácil, tiene las medidas convenientes para el esquí de iniciación y para su mantenimiento, además de ser una estación familiar en la que uno puede iniciarse o perfeccionar”, destaca.

También insiste en el margen de mejora en algunos aspectos organizativos de labores cotidianas y remarca que Alto Campoo tiene “un fantástico presente y mucho futuro”.

En esta línea, un esquiador habitual de estas pistas y vecino de Santander, Juan Carlos Rodríguez, destaca a Efe que Alto Campoo es una estación “perfecta para quitar el mono”, ya que se encuentra cerca de la capital cántabra, es pequeña y tiene buenos accesos.

Rodríguez, con sus esquís en la mano, coincide con el director en que estas pistas son muy buenas para iniciarse al no haber ninguna que resulte “muy complicada”.

Los casi 28 kilómetros esquiables de las pistas de Alto Campoo, que en total son 23 -aunque no todas están abiertas por el momento-, ya esperan a los amantes de los deportes invernales para pasar un día de velocidad, frío y diversión.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Vista general de El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el Monte Abandos. Foto: EFE</p>
Ver video

La Comunidad de Madrid luce con orgullo su Patrimonio Mundial duración: 2:22

Ver más videos

SERVICIOS

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies