ESCOCIA

Escocia, destino de leyendas

Hablar de Escocia es hablar de música celta, castillos, paisajes imposibles, gastronomía y leyendas de monstruos y valientes soldados que dejan en el viajero un regusto difícil de olvidar.

  • <p>Fiordo de Torridon, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland</p>

    Fiordo de Torridon, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland

  • <p>Museo Nacional de Escocia, Edimburgo. Foto: Cedida por VisitScotland</p>

    Museo Nacional de Escocia, Edimburgo. Foto: Cedida por VisitScotland

  • <p>Castillo de Urquhart frente al lago Ness.  Foto: Cedida por VisitScotland</p>

    Castillo de Urquhart frente al lago Ness. Foto: Cedida por VisitScotland

  • <p>Imagen del Castillo de Edimburgo, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland</p>

    Imagen del Castillo de Edimburgo, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland

  • <p>El Cafe Royal Bar en Edimburgo. Foto: Cedida por VisitScotland</p>

    El Cafe Royal Bar en Edimburgo. Foto: Cedida por VisitScotland

<p>Fiordo de Torridon, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland</p>
Museo Nacional de Escocia, Edimburgo. Foto: Cedida por VisitScotlandCastillo de Urquhart frente al lago Ness.  Foto: Cedida por VisitScotlandImagen del Castillo de Edimburgo, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotlandEl Cafe Royal Bar en Edimburgo. Foto: Cedida por VisitScotland

Todo viajero que se adentre en la magia de Escocia descubrirá unas tierras cargadas de leyenda, cuyos lagos, imponente naturaleza, cultura,  historia o  gastronomía las hacen irrepetibles.

La capital

Su capital, alma turística de este destino, espera con el Castillo de Edimburgo, encaramado en lo alto de un volcán inactivo y situado al final de la Royal Mile. Esta es, según Turismo de Gran Bretaña, “la atracción turística más popular de la ciudad”, que se convirtió en el principal castillo real de Escocia en la Edad Media y ahora alberga las Joyas escocesas de la Corona, la Piedra del Destino, el famoso cañón del siglo XV Mons Meg, la Capilla de Santa Margarita y el Museo Nacional de la Guerra de Escocia.

En esta ciudad -declarada Patrimonio Mundial por la Unesco- también se puede disfrutar de un paseo por el palacio de Holyroodhouse, la residencia oficial de la reina María I de Escocia, en el que se pueden visitar -en un recorrido con audio gratuito- catorce apartamentos de estado, las románticas ruinas de Holyrood Abbey -abadía del siglo XII- y notables jardines reales, entre otros espacios. Para sumergirse por completo en la historia local está el Museo Nacional de Escocia, con un sinfín de objetos dedicados a disciplinas como el arte, el diseño, la ciencia o la naturaleza.

La ciudad también invita a pasear por Holyrood Park y disfrutar de la panorámica que regala la cima de Arthur Seat, el punto más alto de la urbe; y a disfrutar del Zoo de Edimburgo y contemplar especies como osos panda, leones, tigres, tortugas gigantes, reptiles y originales especies autóctonas.

Imagen del Castillo de Edimburgo, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland

Imagen del Castillo de Edimburgo, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland

Una visita a esta ciudad, famosa por sus fantásticos festivales culturales de verano, puede completarse con un paseo entre viviendas medievales, callejones estrechos en la Ciudad Vieja y fachadas de elegancia georgiana de la Ciudad Nueva; una tarde de compras en Princes Street y George Street; o una experiencia con el whisky escocés, descubriendo su proceso de fabricación e identificando sus diferentes matices.

Y antes de abandonar el destino, no se pierdan las delicias locales como los haggis -preparados con vísceras de cordero, harina de avena y distintas hierbas aromáticas- o el scotch broth -guiso de carne de cordero o de vaca con cebada, col y puerros- en sus restaurantes -cuatro de ellos con estrellas Michelín-. Cafés y bares como el Cafe Royal Bar, locales de ocio nocturno, balnearios o hermosos espacios verdes completan la oferta turística.

Otras paradas de Escocia

A solo una hora en tren de la capital se encuentra otra de las paradas imprescindibles de este destino: Glasgow. Con sus más de 20 museos y galerías de arte -como la Colección Burrell, la galería de arte de Kelvingrove o el museo Riverside- o para los amantes de la arquitectura el Lighthouse, el centro nacional de Escocia de diseño y arquitectura; si su pasión es la música, están salas como el King Tut’s Wah Wah Hut, donde descubrieron y contrataron al grupo Oasis en 1993.

Esta ciudad es, además, el campo base perfecto para iniciar la ruta hacia Tierras Altas de Escocia con el Loch Lomond como primera parada -a solo una hora de Glasgow-. Este Parque Nacional, de 39 kilómetros de largo y 8 de ancho, es el mayor lago de Reino Unido en superficie y el segundo en volumen de agua -tras el Loch Ness-. Es perfecto para los amantes de la fotografía.

Monumento homenaje a William Wallace en el distrito de Stirling, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland

Monumento homenaje a William Wallace en el distrito de Stirling, Escocia. Foto: Cedida por VisitScotland

Y por supuesto nos espera en Escocia el imprescindible Lago Ness, famoso por la leyenda que asegura que bajo sus aguas se esconde un legendario monstruo. Sea cierta o no, lo innegable es su espectacular paisaje, que se puede disfrutar paseando por la senda que recorre el lago, con una visita al castillo que se eleva a sus pies, con la práctica de pesca o recorridos en barco a través de sus aguas. En Drumnadrochit, un pequeño pueblo situado junto al lago se pueden disfrutar delicias gastronómicas locales al finalizar el paseo.

Loch Fyne, Loch Awe, Loch Venachar, Loch Rusky, Loch Katrine, Loch Lubnaig o Loch Maree son otros de los hermosos lagos que salpican las tierras escocesas.

Descubrir la historia del país es posible en el Castillo de Stirling, situado en lo alto de un acantilado, en la región del mismo nombre. Desde lo alto de esta fortaleza se observan siete campos de batalla, entre los que se encuentra el de Bannockburn, donde Roberto I de Escocia venció al ejército inglés en 1314. Al noreste del castillo se encuentra el monumento a William Wallace, una alta torre que conmemora a este héroe nacional escocés.

Y que nadie abandone Escocia sin pasar por Aberdeen, la tercera ciudad más grande, ideal para descubrir museos, una playa de arena o saborear el mejor whisky en alguna de las destilerías de la ciudad. Y perfecto para dejarse sorprender con las elegantes fachadas de granito, el activo puerto, su mercado de pescado o sus más de 50 campos de golf.

Un cóctel cultural, histórico, natural y mágico del que, una vez probado, siempre se quiere repetir.

Turismo TV <p>Terrazas situadas en la Plaza Mayor de Madrid, frente a la Casa de la Panadería. Foto: EFE/ Javier Liaño</p>
Ver video

Cuarto centenario de la Plaza Mayor duración: 4:05

Ver más videos

SERVICIOS

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.