Turismo cultural

Un escáner 3D para reconstruir el patrimonio de Siria

Aunque la guerra en Siria continúa, los primeros pasos para una futura reconstrucción de los monumentos y sitios históricos del país ya están dados y en un futuro los viajeros podrán disfrutar de ellos gracias a modelos digitales tridimensionales.

Colaboradores del proyecto Anqa durante un entrenamiento en Beirut, capital del Líbano. Foto: EFE/CyArk-ICOMOS and Yale IPCH

“El 40 % de los sitios históricos de Alepo han sido destruidos“, dice a Efe con tristeza Gustavo Araoz, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), la organización no gubernamental que aconseja a la Unesco sobre temas de patrimonio cultural y que lidera un proyecto significativamente llamado Anqa (Fénix en árabe).

El propósito de este proyecto, en el que también participan la organización sin ánimo de lucro CyArk y el Instituto de Preservación de la Herencia Cultural de la Universidad de Yale (EE.UU.), es contar con modelos digitales tridimensionales de lugares históricos en peligro.

Escáner 3D para los monumentos destruidos

La idea es que si continúa la devastación del patrimonio cultural de Siria, Irak o Libia, por mencionar algunos países, al menos exista un modelo realizado con escáner 3D de los monumentos destruidos, lo que facilitará la tarea de reconstruirlos y brindará la posibilidad de hacerlo de una manera fidedigna y auténtica.

“Irak y Siria son sitios de la máxima importancia desde el punto de vista del patrimonio, porque son la cuna de la civilización occidental“, afirma Araoz sobre los dos primeros países escogidos para el proyecto Anqa, que acaba de recibir una “importante” donación de fondos de la fundación británica Arcadia.

Funcionarios del DGAM, el organismo oficial encargado de los antigüedades y museos en Siria, ya han recibido en Líbano un taller de formación de dos semanas acerca de la tecnología provista por CyArk, una fundación creada por Ben Kacyra, estadounidense de origen iraquí, cofundador y director gerente de Cyra Technologies.

Cyra, hoy propiedad de la alemana Leica, fue la compañía que desarrolló el primer láser para escanear en 3D y el sistema digital de diseño (CAD) que se usa en todo el mundo para ingeniería, arquitectura, construcción, sector automotriz y otros campos.

Araoz, estadounidense de origen cubano, afirma que con la donación de Arcadia, una fundación que ha otorgado desde 2002 más de 440 millones de dólares a proyectos en todo el mundo, Anqa donará los equipos necesarios para el escaneo tridimensional a las autoridades patrimoniales de Siria e Irak y además pagará los gastos de traslado y de formación de los funcionarios.

En Siria se han escogido para el proyecto seis sitios históricos en coordinación con el organismo estatal a cargo del patrimonio.

Desde su fundación en 1965 el Icomos no ha entrado nunca en cuestiones que tengan que ver con los sistemas políticos de cada país, de manera que, al igual que la Cruz Roja, pueda ejercer su misión de manera neutral, dice Araoz.

Colaboradores del proyecto Anqa durante un entrenamiento en Beirut, capital del Líbano. Foto: EFE/CyArk-ICOMOS and Yale IPCH

Colaboradores del proyecto Anqa durante un entrenamiento en Beirut, capital del Líbano. Foto: EFE/CyArk-ICOMOS and Yale IPCH

Todos los modelos del proyecto Anqa serán archivados por CyArk y pasarán a formar parte de una base de datos de libre acceso administrada por el Instituto de Preservación de la Herencia Cultural de la Universidad de Yale.

Otros reclamos en peligro

Siria e Irak no son la única preocupación del Icomos. En Nepal, por el devastador terremoto de 2015, y Libia, por la inestabilidad y la violencia, hay luces rojas de peligro en monumentos y sitios.

“La naturaleza cuando embate, embate duro y poco se puede hacer, porque no se puede controlar”, pero el daño causado por los humanos es “evitable”, señala Araoz sobre la destrucción del patrimonio, muchas veces ligada a la intención de erradicar una cultura.

Fue el hombre quien destruyó los Budas de Bamiyan, dos monumentales estatuas talladas en los siglos V o VI de nuestra era en un acantilado en Afganistán y destruidas con dinamita y disparos de cañón en 2001 por orden de los talibanes, pero también va a ser el hombre quien las reconstruya, dice Araoz.

Arqueólogos alemanes y japoneses, cada grupo con un método diferente, están dispuestos a la tarea desde antes de que se tome una decisión al respecto en una reunión el próximo septiembre.

El actual Gobierno afgano está interesado en que los Budas vuelvan a dominar el valle de Bamiyan, en el centro del país, para así impulsar el turismo, dice Araoz.

Los arqueólogos alemanes han tomado fotos de todos los fragmentos de las enormes estatuas que quedaron esparcidos por el lugar y con ayuda de complicados análisis petrográficos, se proponen usarlas como piezas de un gran rompecabezas para una posible reconstrucción.

Hoy en día, dice Araoz, es impensable una reconstrucción como la del centro histórico de Varsovia, que fue destruido sistemáticamente por el ejército alemán después del Alzamiento de 1944.

Tras la victoria de los aliados, los polacos lo reconstruyeron meticulosamente usando todos los materiales originales que pudieron recuperar y usando como guía unas detalladas pinturas del siglo XVIII, los dibujos de estudiantes de arquitectura y los recuerdos de los vecinos.

Pese a ser una reconstrucción, el centro de Varsovia está en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco como un reconocimiento al firme empeño del pueblo polaco por defender su cultura.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Destinos     El mundo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies