QUEDADA AMANECISTA

Albacete, que no es poco

Hay una geografía emocional capaz de vincular el placer de viajar con el amor al cine o las –buenas- series de televisión; en Albacete, los amantes de “Amanece, que no es poco” (José Luis Cuerda, 1989) tienen una cita anual, conocida como “Quedada Amanecista”, que este fin de semana ha cumplido su quinta edición entre bancales.

  • <p>Los Picarzos, Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal </p>

    Los Picarzos, Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal

  • <p>Centro de interpretación " />

    Centro de interpretación "Amanece, que no es poco", Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal

  • <p>Ermita de Belén, Liétor (Albacete). Foto. Juan Carlos Iglesias</p>

    Ermita de Belén, Liétor (Albacete). Foto. Juan Carlos Iglesias

  • <p>Ruta por los bancales, Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal </p>

    Ruta por los bancales, Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal

  • <p>Cartel de bienvenida en Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal </p>

    Cartel de bienvenida en Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal

<p>Los Picarzos, Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal </p>
Centro de interpretación "Amanece, que no es poco", Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema CristobalErmita de Belén, Liétor (Albacete). Foto. Juan Carlos IglesiasRuta por los bancales, Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema CristobalCartel de bienvenida en Ayna (Albacete). Foto. Laura Gema Cristobal

Hay amantes de los cruceros y los parques temáticos; otros que cogen trenes a ritmo de conciertos y espectáculos musicales, o que buscan icebergs en los atardeceres de poyete y playa.

Y luego están los “Amanecistas”, esos que son capaces de cruzarse España (y algunos el Atlántico) para adentrarse entre curvas y rocas majestuosas en un rincón de Albacete que tiene un Río Mundo y una Virgen de Lo Alto, y según José Luis Cuerda hombres que brotan en los bancales y un niño “deprimío”.

Por amor al cine

La Sierra del Segura ya tenía encantos de sobra para el viajero, que la recorría fascinado por el sol sobre los Picarzos o los miradores hacia el valle del río. Pero las Quedadas Amanecistas la han convertido desde hace un lustro en objeto de deseo cinéfilo que, no nos engañemos, ha insuflado vida en forma de casas rurales, restaurantes, rutas señalizadas por los escenarios del rodaje y vecinos que festejan su llegada como si ver a cien personas cantando en una de sus calles “Qué complicación si se nos para el corazón” fuera lo más natural del mundo.

Y si bien no hace falta adorar a Cuerda por encima de todas las cosas para admirar la Cueva del Niño (cuna del arte rupestre albaceteño) o la Ermita de los Remedios de Ayna, descubrir la Plaza del Ayuntamiento de Molinicos o la Ermita de Belén en Liétor tiene una segunda –y surrealista- lectura si se hace a paso de rogativa con un grupo de maravillosos locos capaces de recrear con un sentido del humor digno de La Mancha momentos míticos de la película.

Destino turístico con historia

Porque no nos engañemos. Nos gustan los artesonados y las laderas en terraza de Ayna. Disfrutamos de la historia -que en Liétor, por ejemplo, se remonta al siglo X- y del Museo Micológico de Molinicos. Podemos recorrer castillos y atalayas, y aprender que el “atascaburras” está delicioso si a la patata y el bacalao se le añaden unas nueces y la miel sobre hojuelas es una receta con nombre de refrán de abuela.

Miel sobre Hojuelas, Ayna (Albacete). Foto. Juan Carlos Iglesias

Miel sobre Hojuelas, Ayna (Albacete). Foto. Juan Carlos Iglesias

Pero si se es Amanecista, así, con mayúscula, lo que nos mueve a ponernos en camino es saber que en Ayna, Molinicos y Liétor nos espera mucho más que un destino turístico con valores naturales, culturales e históricos. Sabemos que en ese triángulo castellano-manchego desaparecen las convenciones y se hacen amigos; se llenan de risas las calles de aire castellano recio, mientras las recorren mujeres con mantilla, alcaldes con brazalete negro y un par de desdoblados; fotografiarse en el sidecar que rinde homenaje a Antonio Resines y Luis Ciges es un comportamiento natural y lógico, porque hace una bonita estampa; y la calabaza no sólo se come, sino que también se merece una oda.

Que no digo yo que los viajeros que van a Tiffany’s a rememorar a Audrey Hepburn en su mítico desayuno o los que recorren los pueblos de “El hombre tranquilo”, en Irlanda, en busca de su Inisfree, no lo disfruten. Pero nunca sabrán lo que es que un grupo de desconocidos se conviertan en tu familia al grito de “Nosotros somos contingentes, pero tu eres necesaria” y que -al más puro estilo Cheers- “todo el mundo” sepa tu nombre según pones un pie en el bancal.

En esta V Quedada, el pasado fin de semana, se celebró la primera Boda Amanecista, el Trivial estuvo muy reñido en la azotea de El Casino de Ayna; hubo quien ganó el premio a la “Mejor recreación” de una escena de la película y la cantante Elisa Belmonte fue invitada de honor e interpretó su aria en el que fue el escenario real de la secuencia del bar ante la mirada entregada de un grupo de fans irredentos que la dejaron entre abrumada y estupefacta. Y un tweet del propio Cuerda –“No os sembréis. Que os conozco”- fue capaz de hacernos reservar ya plaza hotelera para la quedada de 2016.

En Albacete, que no es poco.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: España

Turismo TV <p>Vista general de El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el Monte Abandos. Foto: EFE</p>
Ver video

La Comunidad de Madrid luce con orgullo su Patrimonio Mundial duración: 2:22

Ver más videos

SERVICIOS

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies